Inicio ASP Luis de Palacio: “En adherencia al tratamiento, la oficina de farmacia puede...

Luis de Palacio: “En adherencia al tratamiento, la oficina de farmacia puede ofrecer la mayor solución”

Compartir

Cuando se habla de adherencia al tratamiento siempre pienso que la oficina de farmacia puede ofrecer la mayor solución”, explicó Luis de Palacio, presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), durante el coloquio sobre La Farmacia como espacio del Sistema Nacional de Salud. También intervino la Dra. Carmen Valdés, Médico de Atención Primaria del SERMAS.

Y es que la farmacia tiene mucho que aportar en materia de adherencia, una problemática que arroja unos datos recientemente presentados en el primer macro estudio a nivel nacional de patologías crónicas, durante las VI Jornadas de Adherencia al Tratamiento (OAT), presentado por la propia Dra. Valdés, vocal de su Comité Científico (ver). Dicho estudio se llevo a cabo gracias a 6.150 encuestas realizadas a pie de farmacia a lo largo del territorio nacional y la herramienta utilizada fue el test de Morisky Green.

Un dato interesante que recabó el estudio fue darle respuesta a la pregunta: ¿por qué el paciente no acude a la farmacia a retirar su medicación? De ahí que se insista en la necesidad de una colaboración médico-farmacéutico para hacer frente a la problemática de la falta de adherencia al tratamiento. De hecho, a la cuestión sobre a qué fuente recurre el paciente para recibir información acerca de su enfermedad, la farmacia ocupó un digno segundo lugar, justo a continuación del profesional médico.

Farmacia y Atención Primaria pueden ayudarse mucho para mejorar la adherencia al tratamiento

La problemática económica es otra de las principales consecuencias de la falta de adherencia al tratamiento de los pacientes, un asunto grave para el Sistema Nacional de Salud. ¿Cómo pueden ayudar la farmacia y Atención Primaria a solventar esta situación? La farmacia tiene mucho que aportar, como corroboró de Palacio, tanto por su capacidad como por la oferta que hay instalada en nuestro país. Además, hay un factor ideológico que resolver, y es convencerles a los políticos y a la sociedad en general del ahorro que implica conservar una buena salud.  Y en ello juega un papel clave conseguir pacientes adherentes al tratamiento, ya que “el segundo capítulo de la adherencia es que en el momento en el que no hay una buena adherencia, hay estudios que ya dicen que es lo mismo que no tomársela en absoluto”, aclaró de Palacio. 

La buena adherencia al tratamiento se traduce en más y mejores años de vida

Una buena adherencia nos está dando más años de vida y mejores años de vida, clarísimamente”, sentenció la Dra. Valdés. Este hecho está íntimamente relacionado con el aumento de la esperanza de vida en España, donde estamos alcanzando calidades de vida muy buenas en altas edades. Surge también el miedo a que, por una pequeña descompensación, el paciente acabe perdiendo su buena salud en poco tiempo. La adherencia es lo primero por lo que debería preguntarle un médico a su paciente para evitar errores, identificar problemas y prescribir el tratamiento más adecuado.

La farmacia no puede quedar fuera del Sistema Nacional de Salud

Otro aspecto que se comentó durante el debate, a modo de conclusión, fue que la farmacia no puede ni debe quedar fuera del Sistema Nacional de Salud y, para ello, hay que llevar a cabo una redistribución de los agentes que lo integran “y ver qué cosas se pueden sacar de los centros de salud, para que agentes implicados en el control asistencial puedan participar activamente en mejorar la asistencia”, explicó la Dra. Valdés.

La necesidad de aumentar el número de médicos de Atención Primaria en el sistema volvió a salir a la luz, así como instar al paciente a poner en valor sus servicios, sin dar por hecho que es algo que deba de estar ahí porque sí, barato y accesible: “Me encantaría que la gente valorase mucho más una Atención Primaria en la que pudiéramos estar todos, con lo que aportemos hasta donde nos toque”, concluyó Luis de Palacio.

En el pasado, entre Atención Primaria y la oficina de farmacia ha habido un cierto nivel de confrontación, que se aprecia muy bien en el caso de los antibióticos, cuando algunas farmacias vendían antibióticos para infecciones urinarias, por ejemplo, sin prescripción médica. Según la Dra. Valdés, este hecho generó resistencias a los antibióticos, que aún colean en el escenario actual. Dichas confrontaciones, sin duda, se superan y se allanan en un marco colaborativo, porque “donde no llega uno, llega el otro de una manera muchísimo mejor”, puntualizó la Dra. Valdés.


..Redacción