Inicio ASP Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, coautores de las guías internacionales...

Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, coautores de las guías internacionales de la braquiterapia

Compartir

Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra han contribuido en la redacción de las Guías de Práctica Clínica de la Sociedad Americana de Braquiterapia (ABS) y de la Sociedad Europea de Braquiterapia (GEC-ESTRO) tras la invitación por parte de ambas organizaciones.

Y es que como recoge un comunicado de la clínica, su colaboración se basa en recomendaciones acerca de la selección, metodología, resultados y uso de la braquiterapia perioperatoria de alta tasa de dosis en pacientes con cáncer de cabeza y cuello.

El Dr.Rafael Martínez-Monge, codirector del Departamento de Oncología en representación del Área de Cáncer de Cabeza y Cuello, dirigida por el Dr. Juan Alcalde, especialista del Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra, son los especialistas que han participado en la redacción de las guías que, han sido elaborada por un panel de expertos de la ABS y de la GEC-ESTRO, que han discutido las opiniones y experiencias de diferentes estudios de este tratamiento.

La braquiterapia es una modalidad terapéutica de radiación interna que consiste en la colocación de fuentes radioactivas en el tumor o en sus áreas próximas. Como tratamiento único en pequeños tumores pero también para complementar la radioterapia o combinada con la cirugía, puede ser aplicada.

La braquiterapia ha sido utilizada en más de 170 pacientes con cáncer de cabeza y cuello en la Clínica de Navarra

La experiencia de la Clínica iniciada en el año 2000 recomienda la valoración de la braquiterapia perioperatoria de alta tasa de dosis en pacientes seleccionados con cáncer de cavidad oral y en la mayoría de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello recurrente tras irradiación y que vayan a ser sometidos a cirugía. Esto es debido a que esta modalidad permite la intensificación de dosis en el lecho tumoral donde puede existir enfermedad tumoral residual tras la cirugía a la vez que un alto grado de preservación de los tejidos sanos adyacentes.

Una práctica que, utilizada en más de 170 pacientes con cáncer de cabeza y cuello en la Clínica, ha demostrado su eficacia en el control tumoral, la protección de los tejidos sanos y la preservación de la función del órgano.

La práctica de la braquiterapia de alta dosis en estos tipos de cáncer no está generalizada todavía, por lo que, con ella, las Sociedad Americanas y Europea tienen como objetivo establecer unas bases de actuación.

La braquiterapia controla casi el total de la enfermedad en cáncer de próstata en fase baja o intermedia

Sin embargo en el cáncer de próstata si ha demostrado estar más generalizada su uso, y es que esta técnica que consiste en colocar catéteres vía perineal en la glándula prostática para tratar el cáncer de próstata,  ha demostrado que cuando se trata de este tumor en su fase baja o intermedia, alcanza una tasa de control del 99%. Del mismo modo es una técnica que también puede ser complementaria a la irradiación externa en tumores de próstata de alto y muy alto riesgo, logrando un mayor control local de la enfermedad. La braquiterapia se puede realizar como único tratamiento o asociada a la radioterapia externa. El tratamiento dura una hora y es ambulatorio.
..Foto: Clínica Universidad de Navarra
..Redacción