Inicio ASP Todos los implicados en la asistencia sanitaria deberían estar formados e incorporar...

Todos los implicados en la asistencia sanitaria deberían estar formados e incorporar la empatía al ciudadano en su rutina diaria

2.223 sanitarios

Bajo el título ‘Análisis de situación de los aspectos humanísticos de la Atención Sanitaria en España’, la recientemente creada Fundación HUMANS dio a conocer los resultados de este estudio que tiene como objetivo definir las líneas estratégicas que dotarán de una verdadera dimensión, tanto desde el punto de visto humanista como psicoafectiva a todo el sistema sanitario español. En un análisis exhaustivo, han identificado la situación actual de los aspectos humanísticos de la atención socionsanitaria en nuestro país. Los sectores a los que se dirigieron las entrevistas fueron un total de siete; el sexto de ellos: la administración sanitaria.

¿Qué entiende por humanización de la asistencia sanitaria?

“Humanización de la asistencia sanitaria” es un concepto que engloba múltiples definiciones, y es que así ponen de manifiesto los entrevistados que la respuesta a esta pregunta es compleja. Se puede decir que existe una división de opiniones,  pero que a  pesar de estas diferencias, se concluye en que todos los implicados deberían estar formados e incorporar la empatía hacia el ciudadano en su rutina diaria, mejorando también la estructura y organización del sistema.

¿Tiene alguna estructura o persona encargada de estos procesos?

La existencia de responsables de humanización en las administraciones sanitarias es heterogénea

Respuesta clara, y es que la existencia de responsables de humanización en las organizaciones a las que pertenecen los entrevistados es heterogénea. Algunas estructuras disponen de unidades que van desde la atención al ciudadano, al usuario, hasta de calidad y servicios de soporte social al paciente. Pero todas coinciden en la necesidad de desarrollar más específicamente esta figura o estructura.

¿Tiene o prevé tener algún plan estratégico en esta área?

La mayoría de entrevistados tienen, están elaborando o prevén tener un plan de humanización específico. Aquellos con planes específicos incluyen, no solamente el desarrollo de procesos orientados a potenciar la humanización, sino la creación o reorganización de servicios y estructuras para que puedan ser designadas “de humanización”.

¿Debe existir una iniciativa o recomendaciones a nivel nacional?

La humanización de la asistencia sanitaria implica desarrollar nuevos modelos de gestión sanitaria, y la necesidad de establecer bases generales para que cada autonomía las adapte a su realidad

Categóricamente, casi todos los entrevistados coinciden en que a pesar de que algunas autonomías ya tienen, el desarrollo de una iniciativa o recomendaciones a nivel nacional sería muy positivo. Partiendo de la base de que la humanización de la asistencia sanitaria implica desarrollar nuevos modelos de gestión sanitaria, y que demanda la necesidad de establecer las bases generales para que posteriormente, cada autonomía las adapte a su realidad, no se exagera al decir que para algunos sería incluso “una cuestión de Estado” al estar atribuidas las competencias de coordinación al Estado.

¿Cree que se debe fomentar la humanización de la asistencia sanitaria? ¿Cómo lo haría y qué aspectos resaltaría?

Hay que fomentar la humanización desde la formación e información a profesionales sanitarios y a pacientes

Rotundamente los entrevistados consideran que se debe fomentar la humanización. Coinciden de forma general en dos pilares fundamentales para hacerlo: formación e información, tanto a profesionales sanitarios como a pacientes, y a partir de ahí, otras formas de potenciar la humanización pueden ser mediante grupos de trabajo multidisciplinares que incluyan profesionales no sanitarios, desarrollo de tecnologías de la información (TIC) y mejora de las UCI, entre otros aspectos.

¿Tiene o debería tener partidas presupuestarias destinadas a tal fin?

Hay que dedicar recursos específicos – económicos suficientes- al desarrollo de la humanización y que no quede todo en una “declaración de intenciones”

Casi todos los entrevistados coinciden en la necesidad de dedicar recursos específicos – económicos suficientes- al desarrollo de la humanización, para evitar que las iniciativas en desarrollo queden meramente como una “declaración de intenciones”.

Para ello ponen como ejemplo iniciativas en marcha orientadas a la formación de los profesionales o la solicitud a la UNESCO de que la relación médico-paciente sea declarada “Patrimonio inmaterial de la humanidad”. Además, mejorar el clima laboral y la comunicación con el ciudadano-paciente. Para los pacientes, es una cuestión esencial, ya que supone recibir una atención individualizada adecuada a sus necesidades, más información y formación, que a su vez repercute de manera positiva en el manejo de su enfermedad. Desde la Administración, se considera como un tema importante al cual no se le da toda la atención que debería y, si se hace, es desde una perspectiva conservadora.

¿Cuáles son las principales dificultades que ven en estos procesos?

Los recursos humanos y su consideración a nivel económico y motivacional, esas son las principales dificultades señaladas por los entrevistados. Para poder sensibilizarles y motivarles en la incorporación de la humanización a su práctica clínica, todos los entrevistados coinciden en la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los profesionales sanitarios.

..Redacción

Compartir