Inicio ASP Dr. Aranaz: El mayor avance se ha dado en la relación del...

Dr. Aranaz: El mayor avance se ha dado en la relación del médico con el paciente

Compartir

“El mayor avance en estos últimos 50 años, y probablemente avance para el que no estamos suficientemente preparados los clínicos, es el cambio que tenemos que hacer en la comunicación con el paciente”.  Así lo puso de manifiesto el Dr. Jesús María Aranaz, jefe de Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública en el Hospital Ramón y Cajal, durante el coloquio de iSanidad. Lo mejor de la Sanidad dedicado a La Seguridad del paciente. También intervinieron el Dr. Carlos Zarco, director Médico y de Calidad del Hospital Universitario Moncloa; y Antonio Burgueño, director del Proyecto Impulso y experto en seguridad del paciente, quien actuó como moderador del debate.

“El mayor avance en estos últimos 50 años es el cambio que tenemos que hacer en la comunicación con el paciente”

Y es que, según el enfoque de los expertos intervinientes, el mayor progreso que se ha producido en Ciencias de la Salud no ha sido tanto la tecnología, como sí lo ha supuesto la relación con el paciente, factor que tanto está formando parte de los debates en el sector sanitario actualmente. Si bien reconocen que: “por supuesto toda esta tecnología antes era impensable y hoy la tenemos de uso cotidiano”, recalca el Dr. Aranaz.

La realidad es que “hemos introducido máquinas, y máquinas muy sofisticadas. Eso significa tener que modificar el lenguaje hombre-máquina, y ahí hay una fuente de error muy importante y un riesgo clave para la seguridad del paciente”, expone el Dr. Aranaz.

Hay que insertar al paciente en la ecuación hombre-máquina para aumentar su seguridad

Que el paciente constituye el eje de todo el sistema a nadie le genera dudas. El lenguaje hombre-máquina es fundamental para desenvolverse en este nuevo escenario tecnológico, pero siempre bajo una premisa: “insertemos en la ecuación al paciente”, propone el Dr. Aranaz. Porque, de esta manera: “tendremos que innovar nuevos modos de comunicación para que las decisiones puedan realmente ser operativas y contribuyan a la seguridad del paciente”, propone. Y el Dr. Zarco lo corrobora afirmando que: “la tecnología: en el momento oportuno, en el sitio oportuno y de la manera oportuna. Y una de las premisas que tiene que cambiar el paradigma es que tú no puedes poner un equipo si no das formación suficiente y eficaz a la gente que lo va a utilizar”, aclara.

De hecho, hoy el paciente está muy informado de su patología, en gran parte gracias al avance de las nuevas tecnologías y a las aportaciones del polémico Dr. Google, mencionado durante el debate. “Está cambiando mucho la relación médico-paciente y mucho la información, y hay muchos pacientes mejor informados que muchos médicos de su patología, aunque parezca una barbaridad”, explica el Dr. Zarco, y pone un claro ejemplo: “No sé dónde leí hace poco que todo lo que se publica en el mundo en un día, no tendríamos vida un ser humano para leernos lo de nuestra especialidad, con lo cual es muy complicado”, recalca.

Dr. Zarco: “Está cambiando mucho la relación médico-paciente y mucho la información, y hay muchos pacientes mejor informados que muchos médicos de su patología, aunque parezca una barbaridad”

Ante este panorama cambiante, los expertos hacen alusión a dos grandes componentes: el humano y el sistémico, ya que: “los sistemas fallan; las personas nos equivocamos”, explica el Dr. Aranaz. Y aclara que: “La decisión, efectivamente, por más que se produzcan avances interesantes y atractivos, y llega un momento en el que no sabríamos vivir sin ellos, en última instancia, la toma la persona”. Y Burgueño lo corrobora, y alude a que, en el lenguaje hombre-máquina: “puede fallar el hombre, puede fallar la máquina, pero puede fallar esa interacción”.

En definitiva, en tecnología aplicada a la seguridad del paciente, se concluye que todo tiene sus pros y sus contras, aunque, no obstante, “todos hablamos de las máquinas, pero seguramente se equivocan menos que los humanos. Muchas veces nosotros somos el primer factor de riesgo”, matiza el Dr. Zarco, en alusión al mal uso que a veces se hace de las nuevas tecnologías, por ejemplo, al introducir un pendrive en un equipo, con el riesgo de meter un virus en el sistema.


..Redacción