Inicio ASP La Conselleria de Sanitat no tiene presupuesto para atender sus promesas sobre...

La Conselleria de Sanitat no tiene presupuesto para atender sus promesas sobre el Hospital de La Ribera

Compartir

Según se va acercando la fecha de la reversión de la concesión del hospital de Alzira de Ribera Salud parece verse más clara la incertidumbre a la que se somete al personal, a los pacientes y a la población asignada.

La Conselleria no tiene partidas presupuestarias suficientes para cubrir las inversiones prometidas en el hospital

A menos de 3 meses de la fecha clave, con el año fiscal comenzado, la Conselleria de Sanitat sigue sin cómo se van a financiar las numerosas inversiones prometidas por la Directora de Alta Inspección en las charlas de Algemesí y Carcaixent. Los presupuestos de Sanidad de 2018 para La Ribera sólo suman 3,1 millones (660.000 para Primaria y 2,5 millones para el Hospital), una cifra que ni siquiera cubriría el acelerador lineal del cáncer, valorado en 3,5 millones por la propia directora y considerado como prioritario, y mucho menos el nuevo Pet-Tac prometido valorado en 1,5 millones, la adecuación de habitaciones, la expropiación del parking para posteriormente ampliarlo y convertirlo en gratuito, así como un nuevo aparato de Rayos X, la ampliación de urgencias, consultas y gimnasio en el Centro de Salud de Algemesí, entre otras actuaciones en Atención Primaria a realizar a corto plazo.

Para hacer frente a las inversiones prometidas se necesitaría al menos quintuplicar las cantidades oficiales

A pesar de que el personal propio de la Conselleria ha marcado algunas inversiones como “prioritarias”, no figuran en los Presupuestos Oficiales de la propia Conselleria para 2018, 2019 y 2020. Los ciudadanos de La Ribera se podrían preguntar si ha sido un “despiste”, un pésimo cálculo económico o simplemente la búsqueda de un titular de prensa. Para hacer frente a las inversiones prometidas se necesitaría al menos quintuplicar las cantidades oficiales.

Desde Ribera Salud se ha asegurado que en los últimos 10 años los ciudadanos de La Ribera se han beneficiado de 2 aceleradores lineales, la más avanzada tecnología contra el cáncer, aunque el pliego y como hospital comarcal sólo obligaba a tener uno. La renovación de uno de ellos, cuyo periodo de vida útil concluye en junio de este año, está prevista en el Plan Estratégico 2018-28 de Ribera Salud. Por otro lado es muy significativo que desde la Conselleria se critique que hay un porcentaje de habitaciones dobles cuando la inmensa mayoría de los hospitales públicos tienen el 100% de las habitaciones dobles y en ocasiones hasta triples.

El aumento de personal prometido por la Conselleria, 200/300 trabajadores, tampoco tiene suficiente partidas presupuestarias porque lo que está destinado a este fin en el Capítulo I de los Presupuestos de 2018 es de 6,5 millones menos que en 2017. Además, el actual Convenio Colectivo que rige las condiciones de los trabajadores de La Ribera fue firmado por unanimidad por todos las fuerzas sindicales, mientras que La Ribera tiene una tasa de indefinidos del 88,23%, el de la Conselleria de Sanitat es de un 62,5%, además de mejores retribuciones salariales de sus profesionales, entre otras ventajas recogidas en el Convenio.

Atención Primaria se va a beneficiar de un refuerzo de 650.000 euros, mientras que Ribera Salud ha invertido estos años de gestión más de 15 millones de euros en Atención Primaria.

Por último el propio Departamento de Salud Alzira considera “incoherente” que la Directora General de Alta Inspección Sanitaria critique públicamente la “saturación de urgencias” de La Ribera en el periodo actual de gripe y frío, mientras “se olvida” de la situación de todos los hospitales públicos que gestiona la Conselleria, con colapso en las urgencias, con pacientes en pasillos, habitaciones con cuatro camas y falta de sustituciones de personal, tal como aparece todos los días en los medios de comunicación.
..Redacción