Inicio ASP Martínez Olmos: “Es imprescindible considerar la sanidad como una inversión y no...

Martínez Olmos: “Es imprescindible considerar la sanidad como una inversión y no como un gasto”

Compartir

El Dr José Martínez Olmos es una voz autorizada, no solo porque es el portavoz del PSOE en el Comisión de Sanidad del Senado, sino porque ha sido Director General de Farmacia y Productos Sanitarios y Secretario General de Sanidad… En un momento tan importante de la vida política en España, con una sanidad necesitada de expertos y líderes, ha explicado a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad la situación actual.

Como experto en temas sanitarios desde todas las responsabilidades políticas que ha ejercido y ejerce, ¿qué visión o foto actual tiene de SNS en estos momentos?
Lo más relevante es la falta de liderazgo de la ministra de Sanidad que nos ha demostrado este poco más de un año que lleva en el cargo que le viene grande ser ministra de Sanidad. El SNS tiene una insuficiencia presupuestaria de unos 8.000 millones cada año, que lastra la capacidad de las Comunidades Autónomas para atender a las necesidades de sus ciudadanos y el SNS es más desigual cada vez al existir barreras para los pacientes tanto cuando se mueven por el territorio nacional, como por la ausencia de políticas de cohesión. Hay parálisis en e ministerio y el SNS se deteriora. Menos mal que las CCAA y los profesionales ponen todo su empeño para que las cosas no sean aún peor.

“El SNS tiene una insuficiencia presupuestaria de unos 8.000 millones cada año, que lastra la capacidad de las Comunidades Autónomas”

Los recortes a los que ha estado sometida la nación en general y la sanidad en particular , por causa y excusa de la crisis han sido “bestiales“, tanto que se discute desde hace tiempo la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario, y encontrar fórmulas “mágicas“ para ello, pero lo cierto es que desde hace unos años el gobierno de la nación, parece que lo ha usado de pretexto para cambiar las formas de gestión a otras supuestamente más eficientes, eficaces y efectivas, cuando lo cierto es que nuestra sanidad ha sido referencia y envidia del resto de países de nuestro entorno y del mundo.
Los recortes desde que gobierna Rajoy se sitúan en más de 50.000 millones acumulados y la falta de planificación estratégica para abordar los desafíos de la sanidad es un enorme lastre para el futuro. Eso ha producido un deterioro que hace que hoy se pueda afirmar que los profesionales están más descontentos y preocupados que nunca y, de igual forma, para la población supone una preocupación el futuro de la sanidad tal como se ve en las encuestas del CIS desde 2012 hasta ahora cosa que nunca antes se había visto.

“Se pueda afirmar que los profesionales están más descontentos y preocupados que nunca”

¿Tan difícil es mantener un sistema público de cuasi excelencia , como el que teníamos, a que le achaca el deterioro , a la gestión , al exceso de gasto por aumento de la expectativas de vida, a las nuevas tecnologías…?
Es una cuestión de voluntad política ya que la responsabilidad de liderar las estrategias para que el SNS sea sostenible, de calidad, universal y equitativo es del Ministerio de Sanidad. La señora Monsterrat no asume su responsabilidad y con ello, continúa la línea de sus predecesores desde que Rajoy es presidente del Gobierno. Es imprescindible considerar la sanidad como una inversión y no como un gasto; una inversión rentable social y económicamente. Para ganar los desafíos que imponen el envejecimiento poblacional, las nuevas tecnologías y otros factores, hay que invertir de manera coherente con una planificación estratégica que hoy está ausente de la actividad del Gobierno.

La falta de equidad ha pasado de ser un supuesto rumor a un hecho constatable, sin que por ello la gente se rebele, al menos como cabría esperar, aumenta la lista de espera quirúrgica y diagnóstica, se queda obsoleta tanto la dotación tecnológica como las infraestructuras, etc. Da la sensación que se empuja al paciente o a aguantarse y resignarse, o a realizar un esfuerzo complementario y buscar otro aseguramiento o alternativa, con duplicidad de pago, como con la justicia, la enseñanza. Está de moda el deterioro de “lo público” ¿Está de acuerdo con esta “sensación”?
Es evidente que hay un deterioro y una falta de respuesta desde el Gobierno a las necesidades reales y ello genera esa sensación contra la que tenemos que rebelarnos porque hay alternativas válidas. La propuesta del PSOE va en la dirección de recuperar un SNS que llegó a ser ejemplar hasta 2011.

Estamos dispuestos a un gran acuerdo siempre que se asuma la derogación del RDL 16/2012

Que debe pasar o cuantas mareas han de echarse a la calle, para que la clase política tome nota del deseo de al menos, sino mejora del statu quo que había con respecto a temas cruciales como la sanidad.
En esta cuestión tengo que decirle que no es igual el proyecto del PSOE que el proyecto del PP. Apostamos por una mayor financiación, por la derogación del RDL 16/2012 que tanto daño ha hecho al SNS y por una política que cuide y valore a los profesionales. Somos partidarios de un SNS público y universal. Estamos dispuestos a un gran acuerdo siempre que se asuma la derogación del RDL 16/2012 y se apueste por los planteamientos que le acabo de señalar. La pelota está en el tejado del Gobierno de Rajoy. El PSOE es el principal protagonista de la construcción de este SNS y tenemos un proyecto de refuerzo y renovación de nuestra sanidad que coincide con las reivindicaciones de todos los colectivos que reivindican en las calles un mejor SNS.

El SNS tiene que redefinir e impulsar a la Atención Primaria en base a los nuevos requerimientos del contexto tanto social, como demográfico, como Tecnológico

Cambiando de tercio, dada la cronicidad, el aumento de expectativa de vida y el modelo hospitalo-centrista basado en la enfermedad aguda, ¿Para cuándo un cambio de estrategia, basado más en la Atención Primaria resolutiva y actividades preventivas y salud comunitaria para mejorar la calidad de vida y una real fusión entre lo sanitario y lo socio sanitario para una atención integral?
El SNS tiene que redefinir e impulsar a la Atención Primaria en base a los nuevos requerimientos del contexto tanto social, como demográfico, como tecnológico. Muchos de los elementos positivos del actual SNS se deben al trabajo de los profesionales de Atención Primaria. Pero en los últimos años y de manera especial con los recortes que Rajoy ha impuesto en la gestión de la crisis económica, la Atención Primaria no juega el papel que los Profesionales reclaman y la ciudadanía necesita. Soy partidario de un nuevo escenario para la APS con más financiación, con un refuerzo de su función y con un nuevo acuerdo que incorpore a sus profesionales.

Resulta imprescindible una planificación estratégica que defina los aspectos relativos al número y al tipo de perfiles que necesitamos de nuestros profesionales

Las dos últimas preguntas referidas en esta ocasión a los profesionales sanitarios: a) ¿Para cuándo una política eficiente de recursos humanos según especialidades y a medio-largo plazo y para cobertura de zonas más “complicadas“? y, b) ¿Qué hacer con el relevo generacional y la feminización de la profesión, en el mismo sentido, de cara a un futuro no lejano y para la cobertura asistencial?
Para estas dos cuestiones creo que resulta imprescindible una planificación estratégica que defina los aspectos relativos al número y al tipo de perfiles que necesitamos de nuestros profesionales, que aborde la mejora de los salarios y los modelos de retribución que mejor permita el reconocimiento de su labor, que permita una mejora en la gestión de sus actividades para hacer posible la mejor práctica clínica. Esta es una de las asignaturas pendientes que más podemos reprochar a la política de la ministra.
..Dr. Francisco M. Toquero de la Torre