Inicio ASP El diagnóstico precoz del Mieloma Múltiple Quiescente permite, en algunos casos, la...

El diagnóstico precoz del Mieloma Múltiple Quiescente permite, en algunos casos, la mejora del pronóstico de la enfermedad

Compartir

Celebrada en Valencia, en el marco de la jornada ‘Poniéndole cara al mieloma’, impartida por profesionales y organizada por la Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple (CEMMP), y con la colaboración de Celgene y la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), la Dra. Anabel Teruel, del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, versó su ponencia sobre el Mieloma Múltiple Quiescente (MMQ), que respecto al mieloma múltiple (MM) se diferencia por la ausencia de síntomas y signos relacionados con la patología en el momento del diagnóstico.

Su diagnóstico suele ser casual en el contexto de un estudio analítico por otro motivo”, indicó la Dra. Teruel que, según datos recientes de un estudio prospectivo observacional del Registro Sueco de Mieloma, el 14% de los pacientes con mieloma se clasifican con MMQ.

Gracias a técnicas de diagnóstico más sensibles, los pacientes diagnosticados con MMQ en fases tempranas, incluso antes de que aparezcan los síntomas está aumentando

Ahondando más en el diagnóstico del Mieloma Múltiple Quiescente , el Dr. Javier de la Rubia, hematólogo del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, destacó que actualmente, gracias a las nuevas técnicas de diagnóstico, cada vez más sensibles, el número de pacientes diagnosticados en fases muy tempranas de la enfermedad, incluso antes de que los síntomas hagan acto de presencia, están aumentando. Al respecto, indicó que “este diagnóstico precoz permite, en algunos casos, la administración de tratamiento más temprano y mejorar considerablemente el pronóstico de la enfermedad”.

Abstención terapéutica y la observación, principales tratamientos de los pacientes con MMQ

En relación al tratamiento del MMQU, la Dra. Teruel apuntó que hoy por hoy, el principal sigue siendo la abstención terapéutica y la observación, y que “dado el mayor conocimiento biológico y clínico de la enfermedad, se recomienda realizar una estratificación de riesgo en el momento del diagnóstico”. Además, puso de manifiesto que “en los últimos años ha habido avances significativos en el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de los pacientes con MMQ”, todo una serie de logros “que ha propiciado que alrededor del 80% de los pacientes con MMQ progresen a MM sintomático a los dos años del diagnóstico”.

Actualmente, la Comunidad Valenciana está participando en ensayos clínicos relacionados con el MM. Además, existe el Grupo de Estudios del Mieloma Múltiple (GREMI), formado por diferentes especialistas en Hematología y Hemoterapia, distribuidos por toda la red de hospitales. En relación al MMQ, la Dra. Teruel manifestó que “hay múltiples ensayos clínicos en marcha para evaluar el potencial beneficio de un tratamiento precoz, no en todos los pacientes con MMQ, sino en el grupo de alto riesgo de progresión a mieloma múltiple sintomático”.
..Redacción