Inicio ASP Los diabéticos de tipo 1 temen la hipoglucemia a la hora de...

Los diabéticos de tipo 1 temen la hipoglucemia a la hora de hacer ejercicio

Compartir

De los diabéticos de tipo 1, alrededor del 60% tiene sobrepeso, el 40% hipertensión y el 60% dislipidemia. Pero además, la mayoría no realiza ejercicio con regularidad. Teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en diabéticos, el deporte debería tener un papel fundamental en la vida de estos pacientes.

Un estudio realizado en más de 18.000 adultos con diabetes tipo 1, concluyó que aquellos que realizaban ejercicio dos o más veces a la semana (se les etiquetó como activos), presentaban mejores concentraciones de HbA1c, mejores índices de masa corporal, menos dislipidemia (retinopatía y microalbuminuria), menos cetoacidosis y menos riesgos de hipoglucemia con coma, que aquellos sujetos catalogados como inactivos o sedentarios. Por el contrario, las mujeres de avanzada edad con diabetes tipo 1 que hacían ejercicio, tenían mayor riesgo de hipoglucemia (con coma) que aquellas mujeres inactivas.

Un trabajo publicado en The Lancet and Diabetes & Endocrinology, enumera una serie de pautas recomendables para que las personas con diabetes tipo 1, realicen ejercicio sin temor a la hipoglucemia

Un trabajo publicado en The Lancet and Diabetes & Endocrinology, enumera una serie de pautas recomendables para que las personas con diabetes tipo 1, realicen ejercicio sin temor a la hipoglucemia. Este estudio, señala la importancia de individualizar estas pautas en función del paciente. Además considera que dependiendo de la intensidad del ejercicio, o de si estamos realizando actividades aeróbicas, anaeróbicas o mixtas, el metabolismo de la glucosa en cada persona varía.

A modo general, la primera consideración, para un diabético de tipo 1, a la hora de enfrentarse a la práctica deportiva, es asegurarse de que no tiene demasiada insulina en sangre antes de comenzar. Esto puede conseguirse reduciendo la dosis de insulina administrada en la comida previa al ejercicio, o bien reduciendo el aporte de insulina bombeada durante el ejercicio, en pacientes con administración mediante bomba.

Durante el ejercicio, puede ser necesario ingerir un aporte extra de carbohidratos en función de la intensidad del ejercicio y el tipo de paciente. Al terminar el ejercicio, especialmente si se han realizado actividades de ejercicio anaeróbico intenso, los niveles de glucosa pueden incluso subir; produciéndose hiperglucemia. Esto es debido a la liberación de catecolaminas y a la secreción de la hormona glucagón que estimulan la liberación de glucosa.

La recomendación de Riddell et al. 2017, son pautas de hidratación y ejercicios de recuperación para que los niveles de glucosa vuelvan a la normalidad. También sugieren administrar una dosis más baja de insulina antes de la comida tras el ejercicio, evitando así la hipoglucemia tardía que aparece habitualmente.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que cuando se realicen ejercicios aeróbicos y anaeróbicos de forma combinada (actividad mixta), es recomendable hacer las actividades anaeróbicas, que elevan el nivel de glucosa en sangre, antes que las aeróbicas que bajan la glucemia.
..Io Almagro