Inicio ASP Éxito rotundo de la inmunoterapia local para curar el cáncer de mama,...

Éxito rotundo de la inmunoterapia local para curar el cáncer de mama, colon, melanoma y linfoma en ratones

Compartir

La inmunoterapia es una de las técnicas más prometedoras en la lucha contra el cáncer. Así lo vaticinó ya la ASCO (Sociedad Americana de Oncología Clínica) al otorgarle la mención de descubrimiento del año a la inmunoterapia CAR T.

Recientemente, un estudio publicado en Science Translational Medicine, explica como mediante la amplificación de la respuesta inmune en un tumor localizado, se puede curar el cáncer globalmente en distintos puntos del organismo.

De los 90 ratones tratados y examinados, 87 se curaron tras la primera dosis, mientras que los tres restantes lo hicieron en la segunda

Los ensayos han sido llevados a cabo en ratones con tumores inducidos, pero también espontáneos, de mama, colon, melanoma y linfoma. De los 90 ratones tratados y examinados, 87 se curaron tras la primera dosis, mientras que los tres restantes lo hicieron en la segunda.

En las primeras fases de este trabajo, los investigadores identificaron varias proteínas que aumentaban la respuesta inmune dentro del propio tumor. Finalmente, emplearon para el tratamiento, un ligando de receptor de tipo Toll (TLR9) que induce la expresión de OX40 en las células CD4 T y un anticuerpo anti-OX40. Ambos producen un efecto sinérgico que aumenta aún más la respuesta inmune.

Aunque el tratamiento se inyectó en un solo foco tumoral; la respuesta inmune se propagó a otro foco tumoral distante

Lo destacable de este trabajo es que aunque el tratamiento se inyectó en un solo foco tumoral; la respuesta inmune se propagó a otro foco tumoral distante. Además se comprobó que podía prevenir la aparición de nuevas metástasis. Cabe destacar, que esto ocurre cuando todos los focos tumorales son del mismo tipo (por ejemplo cáncer de mama), pero no cuando son patologías diferentes, como podría ser un tumor de mama y otro de colón en el mismo individuo. En el último caso, sólo se ataca el tipo de tumor del mismo tipo del tumor en el que se inoculó el tratamiento.

Otro punto importante es que las dosis administradas de esta especie de “vacuna local” son tan bajas, que los efectos de toxicidad se reducen significativamente.

El artículo también discute el hecho de que para que ocurra esta amplificación inmune, deben existir previamente suficientes células antitumorales dentro del tumor. De no ser así, la combinación de este tratamiento con otro que traiga células al interior del tumor podría ser más adecuada.
..Ío Almagro