Inicio ASP Octavi Quintana: “El 44% del tiempo de los profesionales se utiliza en...

Octavi Quintana: “El 44% del tiempo de los profesionales se utiliza en tareas administrativas”

Compartir

El presidente de la Fundación PRIMA, Octavi Quintana Trías, ha llevado a cabo una Conferencia Magistral sobre eHealth en Europa, en el marco de la III Jornada de la Asociación Salud Digital (ASD), 10 clips sobre Salud Digital. Su misión principal ha sido contar “lo que desde la Unión Europea se está haciendo para intentar profundizar en lo digital en salud“. Hablar de salud incluye, como él mismo ha indicado, el concepto de Sanidad y todo lo que son servicios en relación con ello.

La digitalización es una prioridad de esta Comisión, de la Comisión Juncker, una de las diez prioridades que estableció la Comisión Juncker: la digitalización de la sociedad y de la economía, intentando crear un mercado único digital“, ha afirmado Quintana.

¿Cuál es la percepción, tanto del público como de los profesionales, y qué acciones se pueden llevar a cabo?
Según ha explicado Quintana, cuando la Comisión se plantea un mercado único digital, propone claramente que la salud es un sector clave y, en el informe interim del año pasado, aquel que se hace a medio camino de la Comisión, dice que “la digitalización no solo beneficia al paciente, sino que puede mejorar muchísimo la eficiencia de los Sistemas de Salud y hacerlos más sostenibles“.

Otra de las constataciones que ha explicado Quintana, a modo de primeros datos de contexto, es que “el 70% de los pacientes están dispuestos a compartir sus datos clínicos siempre que la infraestructura digital sea segura“. Además, continuando con datos del Eurobarómetro, ha señalado que “solo el 18% de los ciudadanos pueden hacer uso online de sus datos médicos sin tener que acudir al hospital o al centro de salud“. Ha indicado que estas cifras son mucho más elevadas en Finlandia y Estonia, donde la digitalización ha penetrado mucho más.

Consulta pública de la Comisión sobre la digitalización en salud
En octubre de 2017, la Comisión hizo una consulta pública sobre la digitalización en salud, a través de la cual obtuvo 1.500 respuestas del 30% de instituciones, la mayor parte de ellas sanitarias; y el 70% de individuos, desde 35 países, y en base a tres pilares. Lo fundamental que se identifica como problemático y que es preciso resolver es, en primer lugar, “la privacidad de los datos; la calidad de los datos, y esto hay que insistir mucho, porque se pueden tener muchos datos, pero si los datos son de pobre calidad más vale no tenerlos; la ciberseguridad, que a eso no puedo darle más importancia, porque tiene tanta que es obvio que con los acontecimientos que han sucedido sólo en el último año, suponga un problema enorme. Y veréis que en los próximos programas de investigación de la Unión Europea, del próximo programa marco, la ciberseguridad aparecerá como muy importante, mucho más que en el actual, así como empezarán a aparecer programas de defensa. Lo que está por ver es si conseguiremos que esto no compita con la civil, sino que venga además de la civil, que no quite presupuesto a la investigación que hemos venido haciendo hasta ahora. Y, por último, la interoperabilidad de los sistemas electrónicos”, ha expuesto Quintana. Y ha añadido que, “en este caso, entre Comunidades Autónomas, es obvio que es un reto muy importante”:

“En los próximos programas de investigación de la Unión Europea, del próximo programa marco, la ciberseguridad aparecerá como muy importante, mucho más que en el actual, así como empezarán a aparecer programas de defensa. Lo que está por ver es si conseguiremos que esto no compita con la civil, sino que venga además de la civil”

¿Qué sucede con los profesionales?
Con respecto a la situación de los profesionales, Quintana ha aportado tres datos relevantes. “El 44% del tiempo de los profesionales se utiliza en tareas administrativas, lo cual quiere decir que hay un margen de mejora de eficiencia muy considerable; mientras que un 28% se dedica a la directa interacción con el paciente. Y el 80% de los errores en Sanidad, de los errores médicos que suceden en las instituciones con el tratamiento de pacientes, sucede por un problema de mala comunicación“. Y ha añadido que “esto quiere decir que la digitalización puede ayudar mucho a mejorar esta situación“.

“El 44% del tiempo de los profesionales se utiliza en tareas administrativas, lo cual quiere decir que hay un margen de mejora de eficiencia muy considerable; mientras que un 28% se dedica a la directa interacción con el paciente. Y el 80% de los errores en Sanidad, de los errores médicos que suceden en las instituciones con el tratamiento de pacientes, sucede por un problema de mala comunicación”.

Esto es una visión de cómo está la situación hoy en Europa“, ha expuesto, y ha continuado afirmando que “es un sector en el que la digitaliación ha penetrado poco y de una forma muy desigual. Hay mucho margen para mejorar“.

La Comisión hizo una comunicación en mayo de 2017 para analizar el camino recorrido hasta ese momento y lo que queda por hacer. Según ha explicado Quintana, entre las cosas que quedan por hacer, hay cuatro que se señalaron como prioritarias, en lo más alto de la agenda de la Comisión, que son: la ciberseguridad, las plataformas online, la economía de los datos (lo que cuesta gestionar los datos) y la riqueza que genera el poder utilizar esos datos. Y decidió hacer una task force de direcciones generales (a nivel interno), y una comunicación, en principio prevista para diciembre de 2017, pero que se ha retrasado cuatro meses por falta de acuerdo en algunas cuestiones. Esa comunicación se basará en tres pilares.

    • En primer lugar, todo lo que les afecta a las historias clínicas electrónicas, que haya un acceso seguro, que se pueda compartir a través de las fronteras y, en el caso de España, a través de las fronteras de las Comunidades Autónomas; y la mejora muy significativa de la receta electrónica.
    • El segundo pilar tiene que ver con la infraestructura de datos y el manejo de gran cantidad de datos paa mejorar la investigación, la prevención y la medicina personalizada, en tres áreas que se consideran clave que puede mejorar: enfermedades raras, enfermedades infecciosas y enfermedades complejas, sobre todo en las patologías de la gente mayor.
    • Por último, la relación entre médico-paciente y, más ampliamente, entre los proveedores de salud y los pacientes. Se trata de mejorar la calidad de vida y “lo que hemos dicho muchas veces, pero que pocas veces se traslada a la práctica: una medicina centrada en el paciente y no en el profesional“, y ha añadido que “la clave sería el empoderamiento del paciente y situarlo realmente en el centro de la atención, la asistencia y la sanidad“. Aquí se identifican como factores clave, por una parte, la gestión de las enfermedades crónicas y, por la otra, intentar que el reembolso a los proveedores, tanto públicos como privados, se haga a partir de resultados y no del input. “Esto no es nada sencillo, pero es una dirección a la que hay que ir, aunque está siendo muy complejo“.

“Lo que hemos dicho muchas veces, pero que pocas veces se traslada a la práctica: una medicina centrada en el paciente y no en el profesional”

¿Qué puede hacer la Comisión ante estos tres pilares?Acerca de qué es lo que la Comisión puede hacer en relación con estos tres pilares, Quintana ha afirmado que “lo que hace siempre, dar incentivos económicos, hacer un programa de investigación donde se dé prioridad a estos asuntos, hacer directivas, intervenir desde el punto de vista legal quitando sobreranía a los Estados; lo siento, pero Europa consiste en quitar soberanía a los Estados, y el que no lo quiera entender, es que no sabe lo que es Europa, que consiste precisamente en esto, en que nos pongamos de acuerdo en reglas comunes que se quitan nacionalmente para tenerlas conjuntamente. El ciudadano es tan ciudadano europeo como nacional, pero la soberanía pasa a ser compartida y no de un solo país. Y, por último, los mecanismos de cooperación entre países, que es fácil de decir y mucho más complicado de hacer, especialmente en el campo sanitario“.

“Lo siento, pero Europa consiste en quitar soberanía a los Estados, y el que no lo quiera entender, es que no sabe lo que es Europa, que consiste precisamente en esto, en que nos pongamos de acuerdo en reglas comunes que se quitan nacionalmente para tenerlas conjuntamente. El ciudadano es tan ciudadano europeo como nacional, pero la soberanía pasa a ser compartida y no de un solo país”

..Flor Cid