Inicio ASP El 80% de los bebés nacidos con menos de un kilo sobreviven...

El 80% de los bebés nacidos con menos de un kilo sobreviven en el Hospital La Fe de Valencia

Compartir

El Servicio de Neonatología del Hospital La Fe de Valencia consigue la supervivencia del 80% de los bebés nacidos con menos de un kilo gracias a la labor médica de los profesionales que lo integran, un equipo de más de 16 médicos y más de 160 enfermeras. La comparativa con respecto a décadas anteriores es absolutamente alentadora, ya que en los años 80 morían el 80% de estos pacientes y tan sólo salían adelante un 20% de ellos. En lo que respecta a prematuros extremos, éstos suponen entre 2 y 4 como máximo al año, según señalan en el Hospital.

Durante 2017, este Servicio registró cerca de 1.300 ingresos, el 70% de ellos bebés prematuros y, el resto, con pequeños problemas cardíacos, digestivos, respiratorios o metabólicos.

Durante 2017, este Servicio registró cerca de 1.300 ingresos, el 70% de ellos bebés prematuros y, el resto, con pequeños problemas cardíacos, digestivos, respiratorios o metabólicos.

Una de las claves del éxito de estos profesionales con sus pacientes reside en la atención humanizada
Una de las claves del éxito de estos profesionales con sus pacientes reside en la atención humanizada. De hecho, desde La Fe se señala que “lo que más nos preocupaba al principio es que los padres no podían entrar en la sala; las normas del centro eran muy rígidas y apenas veían a sus bebés una hora al día“. De este modo, el Servicio tomó la decisión de abrir las 24 horas y de dar acceso a que los padres acudieran cuando así lo desearan o pudieran. De hecho, en La Fe destacan la importancia del contacto de los bebés con sus padres durante su estancia en la UCI. El Hospital también comenzó a introducir el método canguro, basado en tener al niño piel con piel con su madre, y también con el padre. En definitiva, según el prematuro va ganando peso y madurez, los padres pueden participar más en el conjunto de los cuidados que requiere.

El Servicio tomó la decisión de abrir las 24 horas y de dar acceso a que los padres acudieran cuando así lo desearan o pudieran. De hecho, en La Fe destacan la importancia del contacto de los bebés con sus padres durante su estancia en la UCI

También cabe destacar la administración de glucosa oral o sacarosa a los pacientes para calmarles cuando se encuentran molestos por las manipulaciones sufridas, o por las analíticas, vías periféricas o sondas con las que han de ser tratados a veces.

Otra de las iniciativas en favor de los bebés prematuros llevadas a cabo en La Fe son los programas de musicoterapia, con ejemplos como Mozart o Canción de cuna, con el objetivo de que éste se sienta como en el útero materno.
..Flor Cid