Inicio ASP Los profesionales de oficinas de farmacia, protagonistas en prevención y diagnóstico precoz...

Los profesionales de oficinas de farmacia, protagonistas en prevención y diagnóstico precoz del VIH

Compartir

Los profesionales madrileños de farmacia comunitaria tienen mucho que decir sobre la prevención y concienciación del VIH. Se estima que en España existen entre 140.000 y 145.000 personas infectadas con VIH, de las que aproximadamente el 18 por ciento están sin diagnosticar. Y de los nuevos diagnósticos que se registran cada año, alrededor del 46 por ciento son diagnósticos tardíos. Por ello, dentro de la campaña #compartirmomentos organizada por Janssen, se ha celebrado una jornada en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) para poner sobre la mesa de qué manera ha cambiado el perfil de las nuevas infecciones en las últimas décadas y evidenciar la falta de campañas de información ajustadas al perfil y al momento actual de la enfermedad. La jornada, que cuenta con el aval de GeSIDA, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (Seisida) y el COFM, ha puesto de manifiesto la importancia de estos profesionales en la prevención y el diagnóstico precoz de esta enfermedad, más aún ahora que ya se puede adquirir en farmacias la prueba para el autodiagnóstico del VIH sin necesidad de prescripción médica.

En España existen entre 140.000 y 145.000 personas infectadas con VIH, de las que aproximadamente el 18 por ciento están sin diagnosticar

Las farmacias son centros sanitarios de primer nivel por su cercanía a los ciudadanos, por eso es fundamental actualizar sus conocimientos”, afirma el doctor José Luis Casado, médico adjunto del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. “Pacientes asintomáticos o individuos pertenecientes a grupos de riesgo pueden acudir a una farmacia a comprar preservativos o cualquier otro método anticonceptivo, momento en el que estos profesionales pueden proporcionar una información adecuada sobre salud sexual, amplificando así cualquier campaña de prevención y facilitando el acceso a pruebas de diagnóstico rápido”, concluye el especialista.

En este aspecto coincide Jorge Garrido, director de Apoyo Positivo, que destacó el rol de los farmacéuticos como piezas clave en la prevención, si bien las propias características de la enfermedad han limitado su participación. “Es importante que estos profesionales sanitarios conozcan, asimismo, la realidad de las personas y de los grupos más vulnerables en el momento actual, para que puedan, no sólo cuidar y tratar al paciente infectado, si no también contribuir a prevenirlo y a diagnosticarlo para controlar la epidemia global”. En opinión de este experto, “la llegada del auto-test a las farmacias supondrá una mejora significativa en las tasas de diagnóstico precoz en España, una necesidad que tenemos que mejorar para alcanzar el primer “90” de la Estrategia de ONUSIDA, que en la actualidad representa el principal desafío de nuestro país”.

El papel de los farmacéuticos es clave en la prevención del VIH y es importante que puedan contribuir en el control de la epidemia

Según explica el doctor Casado, la patología se ha cronificado gracias a los avances científicos y los nuevos tratamientos. De manera que, en muchos casos, se ha ido perdiendo la percepción del riesgo al contagio.  “El hecho de tener pacientes que, con una pauta sencilla de tratamiento, tengan una alta calidad de vida y una expectativa de vida similar a pacientes no VIH es lo que ha hecho que la gente le haya perdido el miedo a la enfermedad. Tener el VIH sin saberlo es un problema de salud pública que concierne a toda la sociedad”. Por su parte, para el director de Apoyo Positivo, el desafío principal al que se enfrenta el diagnóstico precoz es el estigma que rodea a la enfermedad. “El miedo que tiene la persona al impacto que el diagnóstico en VIH pueda tener en su vida y el temor a ser relacionado con un colectivo con el que no quiera identificarse, como puede ser una asociación LGTB, constituye muchas veces la principal barrera para acudir a un recurso sanitario y obtener respuestas”, afirma Garrido. Para el doctor, “cuanto más ampliemos la red de opciones para que la persona pueda sentirse segura ante un diagnóstico y cuanto más clara sea la información sobre la infección que le podamos proporcionar, la gente asumirá que hacerse la prueba del VIH es una cosa tan normal como hacerse la prueba de la glucosa o del colesterol”.

Si el paciente se siente seguro ante un diagnóstico de VIH, asumirá que hacerse la prueba es tan normal como la prueba de la glucosa o el colesterol

Es importante normalizar el discurso que rodea la enfermedad, transmitiendo información ajustada a la realidad de la epidemia en el momento actual y al cambio de perfil los nuevos diagnósticos. Así, si bien al inicio de la epidemia, los afectados eran mayoritariamente usuarios de drogas inyectables, hoy en día la transmisión más frecuente se produce por vía sexual. La campaña impulsada por Janssen y Cesida tiene intención de convertirse en un referente en la materia, con presencia en diferentes medios y canales, fundamentalmente en redes sociales bajo el hashtag #compartirmomentos. Ramón Frexes, director de Relaciones Institucionales de Janssen, comenta que “durante los más de dos años que llevamos con la campaña, hemos tratado de llegar a las personas jóvenes, integrándonos en sus espacios, trasladando información y normalizando la sexualidad, la prevención y el VIH, y poniendo herramientas en las redes sociales atractivas para ellas”. A través de la página web www.compartirmomentos.es encontramos una guía del ocio para jóvenes y a la vez una página de información general sobre el VIH.
..Redacción

Compartir