Inicio ASP Para prevenir el bruxismo es clave el tratamiento de la ansiedad y...

Para prevenir el bruxismo es clave el tratamiento de la ansiedad y el estrés, según experta

Compartir

El 90% de las personas con bruxismo nocturno presenta apnea de sueño en alguno de sus estadios, y es que así se desprende de un estudio publicado en la revista científica Journal of Clinic Sleep Medicine.

Caracterizado por apretar o chirriar los dientes manteniendo el contacto de los superiores con los inferiores, generalmente de forma inconsciente y normalmente mientras dormimos, el bruxismo es un trastorno del sistema de masticación.

Las causas del bruxismo no están del todo claras, pero el estrés, se podría decir que es el factor desencadenante más importante, aunque también se pueden mencionar otras causas, como presentar una alineación inadecuada de los dientes, mala alimentación, hábitos de sueño…etc.

Dos de cada 10 españoles padecen bruxismo, por ello, desde Sanitas Dental se incide en la importancia de las revisiones para prevenir posibles complicaciones derivadas de esta dolencia. Además, según el ‘Estudio de Salud Bucodental 2017′ elaborado por Sanitas, el bruxismo es uno de los motivos más habituales de visita al dentista, junto a las limpiezas, revisiones, implantes, ortodoncias, roturas de alguna pieza y halitosis.

Hay dos tipos de bruxismo: el nocturno y el diurno

En función del momento del día en que se produzca, se pueden distinguir dos tipos de bruxismo: el nocturno, que se produce durante el sueño, y el diurno, que se produce durante el día, también de manera inconsciente y mientras realizamos una actividad.

Para detectar el bruxismo el principal indicador es el dolor mandibular y de oído al despertar así como dolor de cabeza y cuello y el desgaste de la dentadura; pero también es importante estar atento a variables emocionales como la ansiedad, tensión e insomnio”, afirma la odontóloga de Sanitas Dental, Berta Uzquiza.

El principal inconveniente del bruxismo es su dificultad para ser diagnosticado

El principal inconveniente del bruxismo es su dificultad para ser diagnosticado, ya que sus síntomas son muy amplios, y es que puede manifestarse como un dolor mandibular, dolores de cabeza, de oído, fatiga o rigidez de los músculos masticatorios, dientes hipersensibles y desgastados, fracturas y fisuras de las piezas dentales y retracción de las encías. Toda una serie de síntomas que puede generar sobrecarga y contracturas en la zona cervical y músculos de la zona trapezoidal.

Para prevenir estas enfermedades es clave el tratamiento de la ansiedad y el estrés, para lo que la experta ha recomendado “ejercicios de relajación, masajear los puntos donde se produce el dolor aplicando hielo o paños calientes, evitar una gran ingesta de alimentos duros y dulces así como beber mucha agua”.

En el caso de tener un patrón de mordida o alineación de dientes inadecuada la ortodoncia puede mejorar y resolver esta situación, así como el uso de férulas nocturnas que, no siempre funcionan, o mejor dicho, no debe considerarse el tratamiento definitivo, ya que aunque desaparezca el dolor, este vuelve a aparecer si se dejan de usar.
..Redacción