Inicio ASP Humanización de la atención al paciente a través de la excelencia en...

Humanización de la atención al paciente a través de la excelencia en la gestión

Compartir

Tratar a los pacientes de forma excelente, humanizar la atención sanitaria, es uno de los principales retos planteados entre los profesionales sanitarios que apuestan por la Excelencia y que se han reunido en la Jornada “Impacto de la Humanización y Excelencia en la Gestión Sanitaria,” organizada por Club Excelencia en Gestión, la Asociación Española de Fundaciones e Ilunion que se ha celebrado hoy en Madrid.

Representantes de la Administración y de la sanidad pública y privada, con diferentes perspectivas: pacientes, familiares, profesionales y gerentes, se reúnen en Madrid para impulsar la Excelencia en el trato al paciente

Representantes de diferentes organizaciones del sector sanitario, del sector público y privado, y pacientes han participado para abordar el reto de cuidar de la salud de las personas de forma integral, poniendo como centro al propio paciente entendiendo su humanidad y respetando su dignidad, a la vez que haciendo sostenible el sistema a largo plazo. Se trata también de gestionar emociones, no solo el aspecto médico.

Alberto Durán, Presidente del Club Excelencia en Gestión, y Presidente de Ilunion, ha destacado que los profesionales tienen que tener las herramientas y la formación necesarias para poder llegar a la Excelencia en el trato a los pacientes y se ha felicitado de que las organizaciones presentes en la jornada se hayan reunido para abordar cómo tratar al paciente de manera excelente.

Paloma Casado, Subdirectora General de Calidad e Innovación en Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Ministerio de Sanidad, ha aportado la visión de la Administración para mejorar la gestión de calidad en el sector sanitario enfocada a humanizar y dar una atención centrada en la persona a los pacientes. Según Casado, la calidad es una prioridad para apostar por la excelencia en humanización y es necesario identificar las Buenas Prácticas para poder compartirlas.

Según Ignacio Babé, Secretario General del CEG, preocupa el aspecto relacional en el sector sanitario. En el sector sanitario se ha apostado por gestionar con el Modelo EFQM porque aporta beneficios para cualquier organización y ha hecho referencia a los premios a las mejores prácticas del Club que sirven también para compartir conocimiento entre profesionales.

La Jornada ha sido organizada por el Club Excelencia en Gestión, la Asociación Española de Fundaciones e Ilunion

En este entorno de colaboración entre lo público y privado de búsqueda de Buenas Prácticas para la mejor atención al cliente, profesionales del sector médico han compartido experiencias y buenas prácticas que se están poniendo en marcha en la actualidad para humanizar nuestra sanidad. Iniciativas concretas como la mejora de la experiencia de los pacientes que ingresan para una intervención quirúrgica en cuanto a la hora de admisión y la hora de entrada al quirófano; la puesta en marcha de una red de bibliotecas para pacientes con un programa de salud y de lectura; mejora de la comunicación con los pacientes y familiares; un portal donde los pacientes son protagonistas con los profesionales; prácticas de innovación y creatividad junto con las universidades, mejora de los espacios y eliminación de barreras en los hospitales, atención psicológica para familias y niños con cáncer, alojamientos para las familias con hijos con esta enfermedad, formación para los niños cuando están hospitalizados para que sigan sus estudios.

Durante la Jornada, y ayudados de la participación de todos los asistentes, se ha abordado la actuación en distintas áreas: asistenciales, competenciales, formación, éticas, vocacionales, infraestructuras, innovación, solidarias… y desde diferentes perspectivas: pacientes, familiares, profesionales, gerentes…, destacando, en todo momento, la gestión excelente como clave para poder identificar e implantar estas iniciativas de mejora de la humanización de la sanidad.

A lo largo de las numerosas intervenciones se ha llamado la atención sobre la necesidad de detectar las buenas prácticas para convertirlas en habituales, de afrontar el cambio cultural que afectará a personas y sociedad en general para buscar una mayor humanización.