Inicio ASP Los pediatras cuentan con una nueva vacuna contra el meningococo B

Los pediatras cuentan con una nueva vacuna contra el meningococo B

Compartir

..Juan Pablo Ramírez
Los pediatras disponen de una nueva herramienta para la prevención de la enfermedad meningocócica invasiva del serogrupo B. Se trata de la vacuna Trumenba que ha desarrollado la compañía farmacéutica Pfizer. Está indicada a partir de los 10 años de edad. Precisamente el serogrupo B es el más prevalente en Europa con un 60 por ciento de los casos. La situación en España es idéntica. “La enfermedad meningocócica de tipo B es en la actualidad la causa más común de meningitis bacteriana en nuestro país”, explicó la Dra. María José Cilleruelo, médico adjunto del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Puerta de Hierro, durante un acto organizado por Pfizer.

La prevalencia es en la actualidad de 0,61 casos por cada 100.000 habitantes. “Estamos en los niveles más bajos de la enfermedad”, explicó la Dra. Cilleruelo. En 2000 se registraron 7.000 casos, mientras que en 2015, algo menos de la mitad. “Estamos observando un descenso mantenido pero no sabemos hasta dónde vamos a llegar“. La especialista advirtió de que podría mantenerse el retroceso pero también la aparición de un brote que aumente el número de casos.

La prevalencia es en la actualidad de 0,61 casos por cada 100.000 habitantes. “Estamos en los niveles más bajos de la enfermedad”, explicó la Dra. Cilleruelo.

La enfermedad meningocócica se produce de forma aguda y a cualquier edad, pero en los niños y adolescentes el riesgo de contraer la enfermedad es mayor debido a “la tendencia a mantener contactos estrechos en alojamientos y ciertos hábitos de ocio”, como puso de manifiesto la directora médica de la Unidad de Vacunas de Pfizer, la Dra. Cristina Méndez.

Vacunación en la infancia y la adolescencia
Por este motivo, el Dr. Javier Álvarez Aldeán, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Costa del Sol en Málaga, insistió en que “los niños mayores y adolescentes son un grupo muy importante para la vacunación, ya que hasta uno de cada cuatro puede ser portador asintomático de Nisseria meningitidis”.

El Dr. Alvárez subrayó que “incluso con el cuidado adecuado” un 10 por ciento de los pacientes fallece entre las 24 y 48 horas después de la aparición de los síntomas. Otro 20 por ciento sufre graves secuelas permanentes como retraso mental, disfunción neurológica, epilepsia, discapacidad auditiva. Cicatrices en la piel o amputación de miembros. Los síntomas difieren entre los niños y los adolescentes. No obstante, el jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Costa del Sol destacó la importancia del diagnóstico precoz.

El Dr. Alvárez subrayó que “incluso con el cuidado adecuado” un 10 por ciento de los pacientes fallece entre las 24 y 48 horas después de la aparición de los síntomas. Otro 20 por ciento sufre graves secuelas permanentes

El meningococo dispone en su membrana externa de diferentes proteínas. Una de ellas presenta la capacidad de unión al factor H humano (fHbp, por sus siglas en inglés). Es esta unión la que permite a la bacteria evitar la acción del sistema inmune. “La identificación del papel de fHbp en la defensa del meningococo, por tanto, se ha revelado fundamental en el desarrollo de nuevas vacunas frente a la enfermedad meningocócica invasiva, pues la proteína se expresa en la membrana externa en más del 96 por ciento de las cepas invasivas de meningococo B”, destacó la doctora Cilleruelo.

Esta nueva vacuna contiene la proteína fHbp y evita que el factor humano se una a ella, lo que facilita la respuesta del sistema inmune.

Hasta la entrada de Trumenba en el mercado español, la única vacuna disponible contra la enfermedad meningocócica por serogrupo B ofrecía cobertura para aproximadamente el 69 o el 70 por ciento de las cepas invasivas. Esta nueva vacuna incluye “un antígeno vacunal que es una diana adecuada para más del 90 por ciento de las cepas invasivas de meningococo B”, afirmó la Dra. Méndez.