Inicio ASP Los partidos no se ponen de acuerdo sobre el presupuesto idóneo para...

Los partidos no se ponen de acuerdo sobre el presupuesto idóneo para atención primaria

Compartir

..Juan Pablo Ramírez.
Un 20% del gasto sanitario debe destinarse a atención primaria. Era una de las reivindicaciones que pudieron escucharse la semana pasada durante los actos del Día de la Atención Primaria. Los partidos políticos no lo tienen tan claro. En un debate con representantes de las cuatro grandes fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados se escucharon diferentes opiniones. Partido Popular y Ciudadanos no creen en cifras concretas, aunque sí consideran necesario un incremento presupuestario. El PSOE sí considera oportuno el porcentaje propuesto, mientras que Podemos insistió en la necesidad de reformar el sistema de financiación.

Es importante aumentar los presupuestos de atención primaria. No sé si es el 20%, el 19% o el 6%, pero hay que pasar del hospitalocentrismo, porque los mejores sistemas de salud pivotan sobre la atención primaria“, destacó el diputado del PP Bienvenido de Arriba, durante el debate moderado por el Dr. Antonio Fernández-Pro, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia. La misma tesis compartió el portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, el Dr. Francisco Igea. “No se debe dar una cifra mágica“, sostuvo. El Dr. Igea también coincidió en la necesidad de “revertir los recortes” que se han producido durante la crisis. “Necesitamos más recursos y una política más sensata y centrada en resultados“.

De Arriba: “Es importante aumentar los presupuestos de atención primaria. No sé si es el 20%, el 19% o el 6%, pero hay que pasar del hospitalocentrismo”

El PSOE extiende la necesidad de este incremento presupuestario a toda la sanidad. Si se cumplen las promesas que el Gobierno remitió a la Comisión Europea, el gasto sanitario se situará en el 5,8 por ciento del PIB este año, una cifra que nos acerca más a los niveles de 2007. “El gasto ideal es el 7% del PIB“, expresó la diputada del PSOE Miriam Alconchel. Este sería el porcentaje adecuado “para una atención sanitaria de calidad“. De esta cifra, Alconchel subrayó que un 20 por ciento debería ir destinada a la atención primaria, tal y como reclamaron las sociedades científicas.

Alconchel: “El gasto ideal es el 7% del PIB para una atención sanitaria de calidad”

La portavoz de Sanidad de Podemos, la Dra. Amparo Botejara, también insistió en la importancia de incrementar el peso del gasto sanitario al 7% del PIB y apostó por reimpulsar el fondo de cohesión “para reducir las desigualdades“. Este fondo debería estar dotado, a su juicio, con alrededor de 150 millones de euros. Precisamente, PP y Ciudadanos en su acuerdo de investidura habían convenido aumentar esta partida hasta los 100 millones de euros. El pacto no se ha cumplido y en el proyecto de los presupuestos de 2018, aún en fase de tramitación, está previsto que cuente con tan solo cuatro millones de euros.

Otra de las preocupaciones de los partidos es la mala planificación de las plantillas. La precariedad laboral ha provocado un éxodo de médicos jóvenes a otros países. Esta realidad coincide con que hasta 2022 se jubilarán un 20 de los pediatras y un 40 por ciento de los médicos de familia. Ante esta situación, el Dr. Igea abogó por “aumentar las plazas MIR e incrementar el presupuesto“.

Ciudadanos, PSOE y Podemos abogaron por un cambio en el sistema de financiación. “Si Extremadura dedica el 9,8% de su PIB a sanidad y el País Vasco el 5% y aún así el gasto extremeño es menor, el sistema es injusto“, destacó el Dr. Igea.

Igea: “Si Extremadura dedica el 9,8% de su PIB a sanidad y el País Vasco el 5% y aún así el gasto extremeño es menor, el sistema es injusto”

Estos problemas ya se han empezado a percibir en el sistema. El vicesecretario general de CESM, el Dr. Gabriel del Pozo, subrayó que la mayor parte de los cupos supera los 1.500. El 75% de los médicos de familia atendería “más de 40 consultas al día“. La Dr. Botejara manifestó que “1.500 personas por médico de familia sería lo idóneo“, aunque insistió en que las cifras podrían cambiar en las comunidades autónomas “donde hay más dispersión“.

Dra. Botejara:  “Un cupo de 1.500 personas por médico de familia sería lo idóneo”

Alconchel insistió también en la reasignación de cupos y en la recuperación de profesionales en el extranjero. “Hemos planteado un plan de retorno de los profesionales. No funciona la oficina virtual del Ministerio de Sanidad“, alegó la diputada del PSOE, quien insistió en la celebración de un monográfico del Consejo Interterterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre atención primaria.

La formación era otra de las cuestiones que más preocupan a los profesionales. La Dra. Botejara lamentó las desigualdades en las facultades de medicina con respecto a la asignatura de atención primaria. De Arriba, en cambio, manifestó la necesidad de “reforzar la figura del tutor, que es fundamental en la formación“.