Inicio ASP El 57,8% de los madrileños es adherente a sus tratamientos

El 57,8% de los madrileños es adherente a sus tratamientos

Compartir

..Juan Pablo Ramírez. 

El nivel de adherencia de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid es superior a la media nacional. En concreto un 57,81 por ciento de los pacientes cumple con las indicaciones de sus médicos, como pone de manifiesto el ‘Análisis Nacional de la Adherencia al Tratamiento en Patologías Crónicas’ que ha elaborado Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (Grupo OAT). Los resultados se han presentado en unas jornadas celebradas en la Escuela Nacional de Sanidad organizadas por Fundoat con la colaboración de las compañías farmacéuticas Astellas, Ferrer y GSK.

La adherencia tiene un fuerte impacto para el paciente y para el sistema. Es un problema de salud pública reconocido por la OMS con impacto enorme clínico a nivel económico, sanitario y social”, señaló el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el Dr. Manuel Molina, durante la presentación de los datos. El cumplimiento terapéutico ha despertado el interés de los decisores sanitarios especialmente en las enfermedades crónicas. “Es un tema que preocupa en el contexto de la sostenibilidad“, añadió el viceconsejero.

Dr. Molina “La adherencia tiene un fuerte impacto para el paciente y para el sistema. Es un problema de salud pública reconocido por la OMS”

El Dr. Molina insistió en que la adherencia va más allá de un tratamiento o de una pastilla, están incluidos también “los hábitos y estilos de vida. En este sentido, tenemos como objetivo impulsar la Escuela Madrileña de Salud“. La radiografía de la Comunidad de Madrid muestra que el cumplimiento supera el 50% en todas las enfermedades salvo la depresión. La Dra. Carmen Valdés, vocal del Comité Científico del Grupo OAT, expuso que el nivel de adherencia en diabetes asciende al 67,9%; las enfermedades cardiacas se encuentran en el 62,2%; osteoporosis, en un 59,3%; vejiga hiperactiva, en un 58,5%, enfermedad reumática, en un 57%; asma, en un 55,17%, y EPOC, un 54,76%.

Existen diferentes causas que pueden motivar el incumplimiento terapéutico. El olvido es el principal factor en el 29% de los casos. Un 16,67% admitió problemas para la toma diaria, mientras que un 12,8% reconoció que no cumple los horarios previstos. Puede suceder que el paciente note una mejoría y decida abandonar el medicamento. Ocurre así en el 16,55% de los casos. Se da la circunstancia contraria también. Un 12,94% abandonó el tratamiento al percibir un empeoramiento. El director general de Fundoat, Jesús Díaz, apuntó otro motivo: “Una de las variables de paciente incumplidor es la falta de información”. La Dra. Valdés incidió en este aspecto y en la necesidad de que los profesionales aprendan habilidades de comunicación. El Dr. José Manuel Ribera, presidente del Comité Científico del Grupo OAT, destacó la falta de tiempo como la principal barrera. “Si el profesional tiene solo tres minutos para ver a un paciente, difícilmente le dará la atención adecuada. No es un problema solo de los médicos sino de la administración sanitaria”, añadió.

El Dr. José Manuel Ribera, presidente del Comité Científico del Grupo OAT, destacó la falta de tiempo como la principal barrera: “Si el profesional tiene solo tres minutos para ver a un paciente, difícilmente le dará la atención adecuada”

A las diferentes causas que provocan el incumplimiento de los tratamientos se suma otra circunstancia: un 33,92% decide no retira los medicamentos de la farmacia. “El fenómeno de no retirar los medicamentos de la farmacia se ha convertido en un elemento común en todo el Análisis Nacional, que según los datos recabados no está relacionado con los ingresos. Sería necesario estudiarlo más a fondo para determinar si este comportamiento responde a un incumplimiento por pauta posológica”, apuntó la Dra. Valdés.

La vocal del Grupo OAT destacó también que los pacientes con hábitos de vida siguen con mayor disciplina las pautas de sus médicos. “Los no fumadores son más adherentes”, advirtió la especialista, quien insistió en que este patrón se repite en aquellos que hacen dieta o que realizan ejercicio físico.