Inicio ASP Sonia Sevilleja, de Pfizer: “Sólo 3 de cada 10 medicamentos nos permiten...

Sonia Sevilleja, de Pfizer: “Sólo 3 de cada 10 medicamentos nos permiten recuperar los costes de I+D”

Compartir

..Cristina Cebrián.
El informe “La transformación digital del sector salud” publicado por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) junto a AMETIC y FENIN, señala la necesidad de llevar a cabo acciones específicas que enfaticen la necesaria digitalización de nuestro sistema sanitario, fundamentalmente porque puede contribuir de forma notable a su necesaria solvencia y sostenibilidad. Durante la Jornada de ‘Digitalización en Innovación Biomédica en Centros Privados’, organizada por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), con la participación de Farmaindustria, se pusieron sobre la mesa aspectos como los retos y oportunidades que ofrece la innovación biomédica en el ámbito de la salud digital, la monitorización de los ensayos clínicos, la firma electrónica en contratos de investigación clínica y la receta electrónica privada.

Para mejorar la eficiencia de los ensayos clínicos, Pfizer, junto a otras compañías farmacéuticas, participó en el desarrollo de la plataforma ‘TransCelerate’, una herramienta que permite acelerar el desarrollo de medicamentos

El entorno de las nuevas tecnologías en el sector salud es altamente competitivo y cuenta con una estricta regulación que hace que, en la práctica, los ensayos clínicos sean cada vez más complejos. Así lo cree Sonia Sevilleja, regional clinical site lead de la farmacéutica Pfizer, quien asegura que dentro de esta transformación digital “el fin es el paciente” para acortar tiempos y ofrecer medicamentos innovadores en menos plazo. “Una vez que tenemos el fármaco en el mercado, sólo 3 de cada 10 medicamentos nos permiten recuperar los costes de I+D, por tanto necesitamos un cambio”, comentó Sevilleja. Para mejorar la eficiencia de los ensayos clínicos, Pfizer, junto a otras compañías farmacéuticas, participó en el desarrollo de la plataforma ‘TransCelerate’, una herramienta que permite acelerar el desarrollo de medicamentos para que lleguen más rápido a los pacientes.

Manuel Vilches, director general de la Fundación IDIS, destacó la mejora que propician los cambios normativos en cuanto a la protección de datos de los pacientes, un asunto que centró el debate en esta jornada. Vilches consideró que “la transformación digital no solamente se da en la innovación tecnológica sino también en la innovación de los modelos de gestión”. Esto conlleva un cambio normativo que “mejora la competitividad en los resultados, así como la calidad y la seguridad, que es lo que buscamos en definitiva”, aseguró el director general de IDIS.

Manuel Vilches: “La transformación digital no solamente se da en la innovación tecnológica sino también en la innovación de los modelos de gestión”

Una normativa que, tal y como explicó Amelia Martín, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, se adapta a una nueva realidad tecnológica, pero “no puede estar modificándose constantemente”. En España se espera que la nueva legislación, que está pendiente de aprobación, entre en vigor el próximo 25 de mayo. “Tal como se ve desde el ámbito de la I+D biomédica, es esencial que la nueva regulación parta de la base de que la investigación clínica y preclínica, al igual que el conjunto de la investigación científica, sea considerada como una actividad de interés público general”, explicó la representante de Farmaindustria.

Receta electrónica privada
Dentro de esta digitalización en innovación biomédica en los centros privados existen herramientas que facilitan la investigación y la asistencia clínica, como son la firma electrónica en contratos de investigación clínica y la receta electrónica. Con respecto a la primera, Marta Maislán, Study Start-Up Unit Manager de Roche, considera fundamental “coordinarnos de forma transparente con los centros para ver cómo vamos a poner en marcha esta firma”.

Se trata de una herramienta que ofrece amplias oportunidades, simplifica el proceso y reduce los tiempos de negociación en los contratos de investigación. Un aspecto clave para su buen funcionamiento es que los profesionales se impliquen en esa negociación y, a este respecto, Maislán cree que “hay que trabajar realmente donde se tiene que poner el esfuerzo y usar a los profesionales para la negociación de esos contratos y de cada una de las memorias económicas que, dependiendo de la patología, son cada vez más concretas”.

Ángel Blanco: “No se puede hacer una receta electrónica a trozos, poniéndose de acuerdo con 10 farmacias del barrio”

La implantación de una receta electrónica privada e interoperable permite conocer qué medicamentos toman los pacientes por prescripciones fuera del ámbito público, logrando así una visión más global de toda la medicación que siguen cuando tienen una doble cobertura sanitaria. Ángel Blanco, director de organización y procesos de QuirónSalud, se refirió a la receta electrónica privada como “un proyecto único”, aunque aclaró que “el sector es disperso, somos cientos los agentes que trabajamos aquí”, por lo que el reto que se les presenta es unificar los criterios de las distintas comunidades autónomas. “No se puede hacer una receta electrónica a trozos, poniéndose de acuerdo con 10 farmacias del barrio. El pensamiento nacional tiene que llegar a esto, tenemos que hacerlo coordinados, de manera que sea un proyecto real. Todo lo demás acaba fracasando”, confesó Blanco. El compromiso es que para el año 2019 esté completamente implantado este sistema y, según aclaró Manuel Vilches, director general de la Fundación IDIS, se trata de “cerrar el círculo entre las 17 comunidades autónomas, en el ámbito público, junto con la 18 que es el sistema privado”.