Inicio Actualidad Andapap y AEPap, concienciadas con el buen trato mediático del maltrato infantil

Andapap y AEPap, concienciadas con el buen trato mediático del maltrato infantil

Compartir

..Flor Cid.
El maltrato infantil es difícil de detectar y está infravalorado en España. La defensa del interés del menor por encima de cualquier otra consideración en el caso del tratamiento mediático al juicio a la pediatra del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que comunicó una sospecha de posibles malos tratos tras atender a una menor, es el objetivo del comunicado que ha emitido la Asociación Andaluza de Pediatría de Atención Primaria (Andapap), y al que se ha adherido la Asociación Española de Atención Primaria (AEPap).

La pediatra detectó una posible situación de maltrato infantil y lo comunicó a las autoridades competentes
La mencionada pediatra detectó un posible caso de maltrato infantil, en la tipología de abuso sexual infantil, y lo comunicó a las autoridades competentes siguiendo el Protoloco de Actuación frente al maltrato infantil implantado en Andalucía. Un diario andaluz publica la noticia con el relato del caso, tal y como expone la Dra. Nuria Martínez Moral, presidenta de Andapap. La AEPap se une a la desaprobación del trato periodístico en la publicación de esta noticia, pues no ha respetado el anonimato y desacredita a la profesional, al acusarla en el titular de ‘inventar’ un abuso. Por su parte, la Dra. Narcisa Palomino Urda, vicepresidenta de AEPap y responsable del Grupo Familia y Menores de Andapap, reclama la responsabilidad de los medios de comunicación en esta clase de informaciones.

La AEPap se une a la desaprobación del trato periodístico en la publicación de esta noticia, pues no ha respetado el anonimato y desacredita a la profesional, al acusarla en el titular de ‘inventar’ un abuso

Lucha frente a la violencia en la infancia y adolescencia: prioridad en las políticas de protección a las personas menores de edad
Desde la AEPap se explica que la pediatra sólo comunicó una sospecha, sin denunciar a nadie, y que ese es su deber profesional y legal. Recuerda que un pediatra no tiene la misión de condenar a nadie, pero sí de activar las medidas oportunas para informar a las autoridades competentes si detectan que un menor puede estar en riesgo.

De hecho, la lucha contra la violencia ejercida sobre la infancia y la adolescencia debe constituir una prioridad en las políticas de protección a las personas menores de edad, y siempre debe primar el interés superior del menor. Esta defensa sólo es posible con la adecuada coordinación entre Salud, Eduación, Justicia, Servicios Sociales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La lucha contra la violencia ejercida sobre la infancia y la adolescencia debe constituir una prioridad en las políticas de protección a las personas menores de edad, y siempre debe primar el interés superior del menor

Se recuerda también que la sospecha no siempre va seguida de certeza y que lo importante es concienciar debidamente a la sociedad ante esta realidad. Al respecto, las dos asociaciones sostienen que la noticia pone en tela de juicio la profesionalidad de los pediatras ante el abordaje de un tema tan delicado como el abuso sexual a menores.

Uno de cada cinco menores de 18 años ha sufrido algún tipo de violencia sexual, aislada o reiterada
La Dra. Palomino recuerda (como se publicó en iSanidad) que uno de cada cinco menores de 18 años ha sufrido algún tipo de violencia sexual, aislada o reiterada. En el 95% de los casos, el agresor es un varón del entorno cercano al niño, hasta en el 75-80% de las ocasiones. Según Save the Children, en el caso de las niñas el abuso se produce a edades más tempranas, entre los 7 y los 9 años, y la ejercen personas del entorno familiar. En el caso de los niños, la edad media está en los 11-12 años y el agresor suele ser un conocido con autoridad. El 70% de los casos, según continúa el estudio, tras entrar en el sistema legal no llegan a juicio oral.