Inicio ASP La cirugía mínimamente invasiva avanza para el abordaje del cáncer colorrectal

La cirugía mínimamente invasiva avanza para el abordaje del cáncer colorrectal

Compartir

..Flor Cid.
Cada año se diagnostican en nuestro país 41.000 nuevos casos de cáncer colorrectal. Estamos ante el tumor maligno de mayor incidencia en España en la actualidad. Las estimaciones apuntan a que esta patología afectará a uno de cada veinte hombres y a una de cada treinta mujeres antes de cumplir los 74 años. En lugares como el Complejo Asistencial Universitario de León, cada año son operados hasta 35 cánceres de esta tipología, 70 de los cuales afectan al recto.

Cada año se diagnostican en nuestro país 41.000 nuevos casos de cáncer colorrectal

Aumentar la supervivencia a cinco años de los pacientes, disminuir la tasa de recidiva y proporcionarle al enfermo la mejor calidad de vida posible son los principales retos a los que se enfrentan hoy en día los profesionales sanitarios que se dedican al abordaje de esta patología. Otra de las principales prioridades consiste en alcanzar intervenciones menos dolorosas, reducir los tiempos de estancias hospitalarias y proporcionar una reincorporación del paciente a su vida cotidiana lo más temprana posible. De ahí que cada vez estén más en el punto de mira de los expertos las intervenciones quirúrgicas menos invasivas, tales como la cirugía laparoscópica.

Aumentar la supervivencia a cinco años de los pacientes, disminuir la tasa de recidiva y proporcionarle al enfermo la mejor calidad de vida posible son los principales retos a los que se enfrentan hoy en día los profesionales sanitarios que se dedican al abordaje de esta patología

Cirugía mínimamente invasiva (CMI) para el abordaje de la patología colorrectal
La cirugía mínimamente invasiva es, según señalan los expertos, la técnica más ampliamente utilizada para el abordaje de la patología colorrectal. Es un procedimiento utilizado de manera cotidiana a través del uso de la laparoscopia y de la robótica, tanto por vía transabdominal como transanal, y tanto para enfermedades benignas (como el Crohn o la colitis ulcerosa), como para aquellas que son malignas (como el cáncer).

Varios estudios avalan que su uso proporciona mejoras a corto plazo, reduce el dolor postoperatorio y facilita una recuperación temprana del tránsito gastrointestinal. Por añadido, reduce la incidencia de hernias postoperatorias gracias al pequeño tamaño de las incisiones abdominales, que no superan los 5-10 milímetros.

Por su parte, la implantación de este tipo de cirugía es variable en función del centro y del profesional. No obstante, los hospitales que cuentan con unidades especializadas, como el Hospital Virgen del Rocío, realizan más del 50% de intervenciones con esta cirugía.

La cirugía mínimamente invasiva es, según señalan los expertos, la técnica más ampliamente utilizada para el abordaje de la patología colorrectal

Mejores resultados oncológicos y mejora de la calidad de vida del paciente gracias a las nuevas técnicas para el tratamiento del tumor colorrectal bajo
Las nuevas técnicas empleadas para el tratamiento del tumor colorrectal bajo consiguen mejores resultados oncológicos a la par que mejoran la calidad de vida de los pacientes. En el pasado, las intervenciones quirúrgicas tenían un mayor grado de dificultad y, para obtener buenos resultados, además de tratar el cáncer de recto avanzado con radioterapia y quimioterapia previas a la cirugía (hecho que disminuía la recidiva local), se procedía a la extirpación completa de la grasa que rodea al recto.

Hoy, nuevas técnicas en fase de incorporación en muchos servicios de Cirugía de hospitales españoles, como la escisión mesorrectal total transanal (TaTME), que nace asociada a la mejora de la cirugía laparoscópica tradicional y los dispositivos para la resección transanal, posibilitan la sección de tejidos y facilitan el poder unirlos, para acceder a los tumores de recto bajo y facilitar su extirpación. No obstante, y pese a los buenos resultados obtenidos, estudios a largo plazo deberán reforzar próximamente los mismos. Lo que es una realidad es que los expertos coinciden en afirmar que los materiales actales son más ergonómicos y cómodos para el cirujano, y le facilitan una mejor movilidad.

Pese a los buenos resultados obtenidos con las nuevas técnicas, estudios a largo plazo deberán reforzarlos próximamente

Grandes esperanzas de curación
Como ya se abordó en otra información publicada en iSanidad. Lo mejor de la sanidad, el cáncer colorrectal, pese a ser el más diagnosticado en nuestro país, tratado a tiempo tiene una curación del 90%. Y es que según el informe ‘Las cifras del cáncer en España 2018‘, llevado a cabo por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), hasta 34.331 casos de cáncer colorrectal avalan que se trata del cáncer con mayor incidencia, siendo en varones el segundo más diagnosticado después del de próstata, y en mujeres también ocupa la segunda posición, tras el de mama.

Al respecto de las cifras, y para obtener mejores resultados de curación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que todas aquellas personas que no tengan antecedentes familiares directos de cáncer colorrectal han de someterse a una primera colonoscopia a los 50 años. En el caso de aquellas que sí presenten antecedentes directos, deben realizársela a los 40 años, o antes si muestran algún síntoma significativo.