Inicio ASP Respirar aire contaminado en el embarazo aumenta un 61% el riesgo de...

Respirar aire contaminado en el embarazo aumenta un 61% el riesgo de tensión alta en los hijos

Compartir

..Cristina Cebrián.
La exposición a altos niveles de contaminación durante el tercer trimestre del embarazo supone un mayor riesgo de que los hijos tengan presión arterial elevada durante su infancia. Así se desprende de un estudio de la American Heart Association, publicado en la revista Hypertension, y del que se ha hecho eco la Fundación Española del Corazón (FEC) con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial que se celebra cada 17 de mayo. Tras examinar a 1.293 madres y a sus hijos, los investigadores concluyeron que éstos tienen un 61% más de probabilidad de tener la presión arterial sistólica elevada o, lo que es lo mismo, la tensión alta. Para llevar a cabo el estudio se tuvo en cuenta la existencia de factores que influyen en la presión arterial infantil, como el bajo peso al nacer y el tabaquismo en las madres. Los niños fueron sometidos a mediciones de presión arterial desde los 3 hasta los 9 años.

Tras examinar a 1.293 madres y a sus hijos, los investigadores concluyeron que éstos tienen un 61% más de probabilidad de tener la presión arterial sistólica elevada o, lo que es lo mismo, la tensión alta

La hipertensión arterial es un factor de riesgo cardiovascular reconocido, responsable de una morbimortalidad cardiovascular elevada. A pesar de que existen fármacos eficaces para su tratamiento, la realidad es que sólo se controla a un porcentaje bajo de pacientes, según las cifras consideradas normales en la actualidad. Con la publicación de este estudio se demuestra que, además de influir en el peso del recién nacido, los altos niveles de contaminación se asocian con la presión arterial elevada, independientemente del peso del bebe al nacer. Por otro lado, los autores del estudio han visto que la exposición de la mujer a partículas finas antes del embarazo no se asocia con presión arterial en su descendencia, lo que proporciona evidencia del impacto significativo de la exposición intrauterina.

La exposición de la mujer a partículas finas antes del embarazo no se asocia con presión arterial en su descendencia, lo que proporciona evidencia del impacto significativo de la exposición intrauterina

Los investigadores afirman en su trabajo que “los resultados obtenidos refuerzan la importancia de reducir las emisiones de PM2.5 (partículas en suspensión de menos de 2,5 micras) en el medio ambiente” y reconocen que la exposición a estas partículas finas “no sólo aumenta el riesgo de enfermedad y muerte en las personas directamente expuestas, sino que también puede cruzar la barrera placentaria durante el embarazo, afectando al crecimiento fetal y aumentando su riesgo de presión arterial elevada”.

Mortalidad en España
Según datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2016 murieron en nuestro país 12.153 personas por enfermedades hipertensivas, de las cuales 8.245 eran mujeres y 3.908 hombres. Las cifras muestran que se producen el doble de muertes entre mujeres por esta causa, sin embargo, un 49,9% de los hombres sufre hipertensión, por encima de las mujeres, con un 37,1%. Así se recoge en el estudio Di@bet.es, publicado en la Revista Española de Cardiología (REC).

La doctora Petra Sanz, miembro del Consejo de expertos de la FEC, explica que “las mujeres suelen tener la tensión arterial más baja que los hombres durante edades más tempranas, pero después de la menopausia suelen tener tensiones más elevadas que ellos y con peor control, por lo que aumenta la mortalidad de las enfermedades cardiovasculares relacionadas con la hipertensión en éstas”.

En España el 42,6% de adultos padece hipertensión y un 37,4% de los casos están aún sin diagnosticar 

No hay que olvidar que la hipertensión es un factor de riesgo en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares y desde la FEC recuerdan la importancia de mantener controlados los niveles de tensión arterial, ya que en España el 42,6% de adultos padece hipertensión y un 37,4% de los casos están aún sin diagnosticar. La prevalencia, por tanto, es alta y preocupa también al alto porcentaje de hipertensos sin diagnóstico, por lo que es importante llevar a cabo campañas de prevención entre la población y que se realicen tratamientos eficaces, haciendo especial hincapié en los hábitos de vida y dirigidas primordialmente a la población joven.

Con respecto a los síntomas de esta patología, la Dra. Sanz comenta que “el síntoma más frecuente de la hipertensión es ‘ninguno’. Es decir, la hipertensión arterial no provoca síntomas en la mayoría de las personas que la padecen, por lo que no hay que esperar a tener ningún síntoma para llegar al diagnóstico”. La única vía de hacer un diagnóstico es tomando la tensión arterial.

Los nefrólogos subrayan la importancia de controlar la presión arterial y establecer unos hábitos de vida saludables

Recomendación de los nefrólogos
Por su parte, la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) ha aprovechado la celebración de este Día para advertir a al población de la relación que existe entre la Hipertensión Arterial con las enfermedades renales, de hecho es uno de los diez principales factores de riesgo vascular y éstos aumentan la posibilidad de sufrir Enfermedad Renal Crónica (ERC) del 14,6% hasta el 40%. Por ello los nefrólogos subrayan la importancia de controlar la presión arterial y establecer unos hábitos de vida saludables. Tal y como explica la doctora María Dolores del Pino, presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, “se estima que una dieta equilibrada baja en sal y alta en fibra, actividad física, dejar el tabaco y un control de la diabetes y de la HTA, si están presentes, pueden disminuir el progreso de la ERC hasta en un 50% y en algunos casos hasta revertir el daño”, concluye la Dra. Del Pino.