Inicio ASP El brote de ébola estallado en la República Democrática del Congo acapara...

El brote de ébola estallado en la República Democrática del Congo acapara el interés en la asamblea de la OMS

Compartir

..Flor Cid.
Este fin de semana, la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), celebrada en Ginebra con la concurrencia de los delegados de todos los países miembros, ha llegado a su fin, planteando sobre la mesa interesantes conclusiones que afectan a la salud del planeta entero. Como no podía ser de otro modo, el brote de ébola estallado en la República Democrática del Congo ha cobrado un destacado protagonismo al atravesar un momento clave en estos momentos, donde existe la opción de su extensión a zonas urbanas. Al respecto, el comité asesor de la organización ha emitio un documento con los protocolos a seguir para combatirla, en el que es preciso continuar avanzando. Además, las necesidades de cobertura sanitaria en el territorio palestino ocupado han sido otras de las protagonistas del debate, ante la frágil situación en la que se encuentra el acceso de la población a los programas sanitarios y preventivos.

El brote de ébola estallado en la República Democrática del Congo ha cobrado un destacado protagonismo al atravesar un momento clave en estos momentos, donde existe la opción de su extensión a zonas urbanas

Resistencia a los antimicrobianos, un problema de índole mundial
La resistencia a los antimicrobianos es otro de los desafíos de índole mundial que han sido tratados, en el contexto de globalización de la problemática de acceso a las vacunas, dado su elevado coste. Además, hay otros medicamentos, también considerados esenciales, que se enfrentan a esta dificultad dentro de los sistemas sanitarios. La OMS ha sido llamada a diseñar una hoja de ruta de cinco años que aborde estas cuestiones, con el propósito principal de conseguir la cobertura universal de salud.

En materia de enfermedad cardíaca reumática, condición derivada de la fiebre reumática aguda, más frecuente en la infancia y que afecta a 30 millones de personas cada año, la OMS ha sido llamada a lanzar una respuesta global coordinada ante esta patología. Por su parte, y en relación con la gripe pandémica, los delegados han apoyado el Marco de Influenza Pandémica, tanto para fomentar el intercambio de información como para incrementar el acceso a vacunas y medicamentos antivirales por parte de los países en desarrollo.

El abordaje de las mordeduras de serpiente (enfermedad tropical desatendida de alta prioridad), ha estado muy presente y se ha acordado una resolución que persigue reducir las muertes y casos de discapacidad física y mental a nivel mundial por esta causa, que afecta a entre 1,8 y 2,7 millones de personas cada año (de las que mueren entre 81.000 y 138.000). De modo especial, se ven afectados los habitantes de comunidades agrícolas y ganaderas pobres.

En lo que respecta al cólera, se ha respaldado una resolución instando a los países afectados a implementar una hoja de ruta para reducir las muertes por esta causa en un 90% en el horizonte de 2030. Estamos ante una enfermedad que afecta a 2,9 millones de personas más cada año, y que causa la muerte de 95.000. Por su parte, para abordar la tuberculosis, una de las diez principales causas de muerte en el mundo, y pese a la estrategia existente de eliminación de la patología aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud, tendrá lugar una cumbre en septiembre con el fin de renovar el compromiso político en esta materia.

En lo que respecta al cólera, se ha respaldado una resolución instando a los países afectados a implementar una hoja de ruta para reducir las muertes por esta causa en un 90% en el horizonte de 2030

Compromiso de la comunidad internacional para la reducción de muertes prematuras causadas por enfermedades no transmisibles
La comunidad internacional posee el firme compromiso de reducir un tercio las muertes prematuras causadas por enfermedades no transmisibles (ENT) en el horizonte de 2030, poniendo el foco en los cánceres, la diabetes, las patologías respiratorias de carácter crónico y las enfermedades cardiovasculares. El núcleo duro que reduzca los 15 millones de fallecimientos anuales, de personas con edades comprendidas entre los 30 y los 70 años), se encuentra en la prevención y en la implementación de medidas para reducir el riesgo.

En todo este contexto, la buena noticia viene de la mano de la poliomielitis, enfermedad próxima a su erradicación y cuyos casos han disminuido un 99% en las tres últimas décadas

En todo este contexto, la buena noticia viene de la mano de la poliomielitis, enfermedad próxima a su erradicación y cuyos casos han disminuido un 99% en las tres últimas décadas; de hecho, en 2016 sólo hubo 37 casos notificados. No obstante, el objetivo de la OMS es continuar con su plan estratégico focalizado en su prevención, poniendo énfasis en los sistemas de inmunización y en la detección. Así mismo, otro de los horizontes más esperanzadores se visulmbra al tratar los productos de asistencia que, hacia 2050, se situarán en más de 2.000 millones; el reto, no obstante, se encuentra en su limitado acceso por el coste elevado y por la falta de disponibilidad, para lo cual los Estados miembros han sido llamados a fortalecer políticas que lo contrarresten y lo mejoren.