Inicio ASP El Institut Català de Retina crea la primera Unidad de Miopía de...

El Institut Català de Retina crea la primera Unidad de Miopía de España

..Redacción.
El Institut Català de Retina (ICR) ha puesto en marcha la primera Unidad de Miopía de España con el objetivo de  focalizar y mejorar los tratamientos contra esta patología del ojo que es provocada por la curvatura de la córnea que evita que la luz llegue al nervio óptico.

En palabras de la directora de la Unidad, Susana García, “lo importante es potenciar la pedagogía para que la sociedad deje de considerar la miopía como un simple problema refractivo que se soluciona con unas gafas” y es que “las consecuencias son peligrosas”, alerta.

En 2050 el 50% de la población mundial será miope por el “exceso” del uso de la visión de cerca

La miopía se trata de un defecto refractivo que, común entre niños y jóvenes, suele aparecer en edad académica y progresa hasta la edad adulta. En 2050 el 50% de la población mundial será miope por el “exceso” del uso de la visión de cerca, y es que así lo afirmaba la especialista en oftalmología pediátrica del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), Ana Wert, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Visión el pasado 12 de octubre.

Un ojo miope tiene más posibilidades de desarrollar glaucoma, sufrir degeneración macular o desprendimiento de retina, lo que podría comportar la pérdida de visión. “Las nuevas técnicas de diagnóstico por la imagen como con el OCTD de alta definición permiten detectar patología en la mácula por distensión del globo ocular que antes no se conocía y hemos descrito su evolución con el paso de los años”, afirma el director médico de ICR, Ignasi Jürgens.

La Unidad de Miopía asignará un médico de referencia a cada paciente para hacerle un seguimiento, personalizado, integral y derivarlo, si fuera necesario, en caso de desarrollar patología compleja, a otras especialidades

A partir de ahora, la Unidad de Miopía asignará un médico de referencia a cada paciente para hacerle un seguimiento, personalizado, integral y derivarlo, si es necesario, en caso de desarrollar patología compleja, a otras especialidades para prevenir o combatir las enfermedades oculares asociadas.

En este sentido, la Dra. García señala que “hasta ahora los centros oftalmológicos teníamos nuestros departamentos de miopía, que trabajaban aisladamente, pero la realidad del paciente y de esta patología es otra, por lo tanto, hemos decidido dar un paso adelante”.

Un niño con miopía, por ejemplo, se podría beneficiar de un tratamiento de ortoqueratología que reduzca la progresión de las dioptrías. Es más, según comentan los expertos, está demostrado que conforme incrementa el número de dioptrías, el riesgo de complicaciones como el desprendimiento de retina también aumenta.

Esto dará tranquilidad al paciente ya que el circuito no se cerrará después de un tratamiento o una operación y siempre estará acompañado”.

Por otra parte, la doctora incide en la importancia de “la pedagogía”, ya que “también es imprescindible para que la sociedad entienda que con unas gafas o unas lentes de contacto no soluciona la miopía”. Sin embargo, como añade la experta, “la tecnología de que disponemos en ICR es la más avanzada que hay y nos permite dar diferentes alternativas a los pacientes a la hora de combatir esta patología tan importante”.