Inicio Actualidad Cáncer de próstata: la supervivencia se dispara pese a las dudas sobre...

Cáncer de próstata: la supervivencia se dispara pese a las dudas sobre su detección

Compartir

Publicado en La Razón
Si es varón y tiene más de 50 años seguramente le suenen estas tres letras: PSA. Siglas (en inglés) de antígeno prostático específico es un marcador considerado hasta hace no mucho como una prueba determinante para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata. Prácticamente descartado su valor como prueba para un hipotético cribado del tumor (como sí lo es la mamografía en el caso del cáncer de pecho), desde hace tiempo se ha puesto en entredicho también su utilidad pronóstica en este sentido. La determinación del PSA se realiza mediante un simple análisis de sangre en el que se mide la cantidad de esta proteína que elabora la próstata. En los casos en los que hay un tumor sus niveles en sangre pueden aumentar, es decir, la probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta a medida que el PSA sube. Sin embargo, éste no es el único motivo por el que sus niveles suben, y otros factores, como una infección o una inflamación por culpa de una hiperplasia benigna pueden también incrementarlos.