Inicio ASP Nace el primer documento que permite la validación farmacéutica de la prescripción...

Nace el primer documento que permite la validación farmacéutica de la prescripción médica del paciente oncohematológico

Compartir

..Flor Cid.
El primer documento que permite la validación farmacéutica de la prescripción médica del paciente oncohematológico es ya una realidad de la mano del Grupo de Farmacia Oncológica de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, SEFH (GEDEFO), y con el patrocinio de Boehringer Ingelheim.

Es la primera vez que farmacéuticos que lideran este campo han puesto su experiencia a disposición del resto de centros hospitalarios para alcanzar el máximo beneficio clínico al paciente.

Principales recomendaciones para verificar que el tratamiento prescrito es el adecuado
El documento describe las recomendaciones clave a la hora de corroborar que el tratamiento prescrito al paciente es el adecuado, teniendo en consideración sus condiciones clínicas. Como expone la Dra. Irene Mangues, coordinadora de GEDEFO, “la validación farmacéutica es la verificación clínica de la prescripción en relación con el protocolo terapéutico aprobado por la organización, el plan de tratamiento del paciente y sus características o parámetros individualizados”.

La realidad apunta que el paciente oncohematológico precisa una atención especial de los profesionales de farmacia, precisamente por su proceso patológico y por el perfil de seguridad de su tratamiento, como expone el Dr. Miguel Ángel Calleja, presidente de la SEFH.

El documento describe las recomendaciones clave a la hora de corroborar que el tratamiento prescrito al paciente es el adecuado, teniendo en consideración sus condiciones clínicas

Objetivo: máximo beneficio clínico al paciente
Tras la prescripción del esquema antineoplásico se inicia el proceso de validación farmacéutica, el cual termina al emitir las órdenes de preparación y administración. El trabajo contiene todos aquellos parámetros que es preciso consultar acerca de la evolución del paciente, así como las principales recomendaciones de uso del medicamento prescrito. Otros aspectos que tienen que ver con la prescripción, el estado funcional del paciente, la adecuación de la medicación de soporte y variables relacionadas con la seguridad de la administración a las necesidades del paciente también son contemplados.

En opinión de la Dra Mª José Martínez, coordinadora de la publicación: “Es fundamental proporcionar al paciente una información adecuada sobre los principales efectos a adversos, ayudándoles a reconocerlos y proporcionándoles recomendaciones para su correcto manejo”.