Inicio ASP El Movimiento Hipocrático llega a España para iniciar una red de centros...

El Movimiento Hipocrático llega a España para iniciar una red de centros humanistas

Compartir

..Juan Pablo Ramírez.
Curar algunas veces, tratar a menudo y consolar siempre“. Esta reflexión puede leerse en el busto de Hipócrates inaugurado este pasado jueves en el Hospital Clínico San Carlos. Junto a la escultura, se ha situado un pequeño plátano de sombra donado por el municipio de la Isla de Kos. Es un esqueje del árbol que, según la tradición, servía al padre de la Medicina como refugio mientras instruía a sus discípulos. Dos símbolos que sitúan a este hospital junto a la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid como los primeros puntos de una red de centros asistenciales y universitarios humanistas.

Gran parte de estas enseñanzas se encuentran resumidas en el Juramento Hipocrático, leído durante la jornada “Hospital Universitario Humanista”, organizada por la Universidad Complutense de Madrid, el Municipio de Kos, el Aula Zarco, la Fundación Humans y el Hippocratic Movement, con el patrocinio de la compañía farmacéutica Janssen.

El Hospital de La Princesa y la Universidad Autónoma de Madrid serán los próximos en adherirse a esta red que llega a España con el objetivo de recuperar los valores humanistas en las ciencias de la salud. El Movimiento Hipocrático ha extendido esta iniciativa por todo el mundo y ya ha tenido una buena acogida en países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania o Suecia.

El primer objetivo de este Movimiento Hipocrático es ofrecer a los médicos más jóvenes ejemplos de profesionales humanistas. El principal referente es Hipócrates, pero también existen modelos entre los médicos y enfermeros de nuestro Sistema Nacional de Salud.  El acto sirvió para reconocer los valores humanísticos de cuatro profesionales sanitarios. La Dra. Maite Alzugaray, médico de atención primaria en el Centro de Salud Maqueda; la Dra. María del Carmen Arrabal, pediatra que se ocupó del desarrollo del Servicio de Neonatología del Hospital Clínico San Carlos en los años 80; María Teresa Martínez del Olmo, enfermera y licenciada en Ciencias Políticas, que fue responsable de Comunicación y coordinadora de Formación del Hospital Clínico San Carlos, y el Dr. José Manuel Ribera, el primer catedrático de geriatría en España.

El principal referente es Hipócrates, pero también existen modelos entre los médicos y enfermeros de nuestro Sistema Nacional de Salud

Otra de las metas es la implantación de grupos hipocráticos donde estos médicos y enfermeras más experimentados puedan entrar en contacto con los profesionales más jóvenes para instruirles en estos valores.

El presidente de la Fundación Humans, el Dr. Julio Zarco, resumió estos principios humanistas en una fórmula C3H3. Por un lado, conocimiento, compromiso y compasión. “Conocimiento porque bebemos de la ciencia. Es un arte pero ante todo es un compromiso“, explicó el Dr. Zarco. En cuanto a la compasión, subrayó que no se trata de “sentir pena, sino de situarse en el lugar del paciente“. Por otro lado, humanidad, humildad y honestidad. “El médico tiene que ser humilde para aprender de los errores“, insistió.

Humanidad, humildad y honestidad. “El médico tiene que ser humilde para aprender de los errores”, insistió el presidente de la Fundación Humans

El Dr. Zarco tuvo palabras de elogio para los premiados, especialmente para el Dr. Ribera. “Los valores profesionales no se aprenden en los libros o en Google, sino por el contacto con nuestros pacientes“, sentenció.

La jornada sirvió para reflexionar sobre los valores humanistas y la relación médico-paciente. “Lo primero que espera el paciente el paciente del médico es competencia profesional“, señaló el Dr. Ribera. El profesional “debe conocer el medio en el que actúa y adaptarse a él“. Es decir, debe entender la realidad social del enfermo, subrayó el catedrático que entiende que en el acto médico debe producirse una “proximidad personal y afectiva“, advirtió.