Inicio ASP La felicidad de los trabajadores sanitarios, prioridad en los Centros de Salud...

La felicidad de los trabajadores sanitarios, prioridad en los Centros de Salud de Madrid

Compartir

..Cristina Cebrián.
Cuidar al que cuida’, con esta campaña la sanidad madrileña se ha propuesto cuidar a sus trabajadores, desde el bienestar emocional, para que éstos ofrezcan la mejor calidad asistencial a los pacientes. Los Centros de Salud de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz han puesto en marcha una estrategia de estabilidad emocional que incluye medidas preventivas enfocadas a preservar un ambiente psicosocial adecuado para los profesionales, mediante la realización de cuestionarios, charlas informativas y talleres.

Los Centros de Salud de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz han puesto en marcha una estrategia de estabilidad emocional  

La gestión de recursos humanos en un entorno saludable ya es una realidad en muchas organizaciones que se han dado cuenta de que ‘mimando’ a sus trabajadores se consiguen mayores beneficios para el sistema. De hecho, las cifras hablan por sí solas, ya que se ha observado una mejoría en el 83% de los trabajadores que han participado en esta iniciativa. Además, el 85% aprecia una mejora en su satisfacción personal y su autoestima, mientras que el 80% considera que el clima laboral así como la cohesión de grupo han mejorado.

J.L Martínez: “Cuidar al que cuida es un programa referente de los entornos saludables del país enfocado a preservar un ambiente psicosocial adecuado en el que sus empleados puedan desarrollar su actividad profesional, mientras cuidan y potencian su salud”

Uno de los impulsores de este proyecto, José Luis Martínez Jiménez, técnico de prevención, salud y bienestar de la Comunidad de Madrid, presentó en el mes de mayo su iniciativa ante los miembros de la Asamblea de Madrid así como en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, donde explicó que la iniciativa ‘Cuidar al que cuida’ es “un programa referente de los entornos saludables del país enfocado a preservar un ambiente psicosocial adecuado en el que sus empleados puedan desarrollar su actividad profesional, mientras cuidan y potencian su salud”. Verónica Sánchez Niño, otra de las creadoras del proyecto comenta que el plan está enfocado “a la prevención y resolución de problemas emocionales que puedan afectar en el desempeño del trabajo” y añade que la idea surgió fruto de la “detección de problemáticas emocionales de diversa índole y de la constatación de anomalías y disfunciones desde la perspectiva psicosocial”.

Metodología de trabajo
Ante los buenos resultados obtenidos, tanto el Ministerio de Trabajo como el Ministerio de Sanidad están trabajando para incorporar el proyecto en sus políticas de empleo y salud y establecer así estrategias sobre el bienestar de los empleados.

Tanto el Ministerio de Trabajo como el Ministerio de Sanidad están trabajando para incorporar el proyecto en sus políticas de empleo y salud

En cuanto a las fases de este proceso psicosocial, previamente a la aplicación de cuestionarios, se realizó una campaña sobre la intervención psicosocial, centrándose en cómo pueden afectar a la salud de los trabajadores los riesgos psicosociales. Tras esto, el trabajo de campo consiste en la distribución de cuestionarios y un seguimiento de cumplimentación de los mismos, siempre de forma anónima y preservando la confidencialidad de los datos de los trabajadores que voluntariamente deciden participar en la encuesta. Una vez analizados los resultados de estos cuestionarios, se realizan entrevistas personales con psicólogos y con el apoyo del personal interno del Servicio de Prevención, de entre 30 minutos y una hora de duración. El objetivo de estas entrevistas es valorar la opinión de los empleados con respecto a su entorno de trabajo, los mandos directivos, condiciones laborales y el ambiente en general.

El objetivo de estas entrevistas es valorar la opinión de los empleados con respecto a su entorno de trabajo, los mandos directivos, condiciones laborales y el ambiente en general

El Comité de Seguridad y Salud tiene un papel clave a la hora de proporcionar credibilidad constructiva a todo el proceso. Además, realiza un seguimiento constante de las intervenciones psicosociales y desarrolla, por tanto, las propuestas, consultas, seguimiento y toma de decisiones. Por su parte, el Servicio de Prevención, que pertenece a todas las estructuras del programa, ejerce de hilo conductor y es quien lidera el proceso. Su intervención es fundamental para analizar e interpretar cualitativamente los resultados de los cuestionarios y entrevistas personales, identificando el origen de las exposiciones concretas a los riesgos. En definitiva, proporciona las garantías técnicas del proceso y su labor está reconocida tanto por la Dirección y Delegados de Prevención así como por los propios trabajadores.