Inicio ASP Mejoran la coordinación entre Primaria y el Hospital de Talavera en el...

Mejoran la coordinación entre Primaria y el Hospital de Talavera en el abordaje del paciente osteomuscular con un nuevo protocolo

Compartir

..Cristina Cebrián.
Agilizar la atención a los pacientes con patología osteomuscular es el objetivo del nuevo protocolo asistencial que ha instalado el Área Integrada de Talavera entre Atención Primaria y los servicios del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, en Toledo. La puesta en marcha de este proyecto, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), responde a la necesidad de afrontar una serie de situaciones que afectaban por un lado a los pacientes y, por otro, al propio funcionamiento del sistema, ya que dificultaban la labor de los profesionales tanto de AP como del propio hospital. Además, esta situación ocasionaba un circuito de derivaciones entre las tres especialidades hospitalarias, Rehabilitación, Reumatología y Traumatología; con el consiguiente trastorno para el paciente, y de nuevo un período de espera para este.

Se ha logrado reducir tanto el número de derivaciones desde Atención Primaria a Atención Hospitalaria en un 7,3% menos, así como entre las propias especialidades hospitalarias, con un 2,75% menos

Para establecer este protocolo se llevó a cabo un análisis previo con la participación de los profesionales de estas áreas. Hasta ahora, no existían criterios protocolizados y homogéneos de derivación  de la patología osteomuscular que marcaran una referencia clara de la especialidad a la que se debía derivar al paciente. De hecho, esta derivación se producía hacia varios de los servicios implicados en el abordaje de esta patología y no siempre la especialidad de destino era la más idónea para el abordaje de la enfermedad.

Esta situación conducía a un incremento de los tiempos de espera así como de los pacientes en lista de espera, con el consiguiente deterioro de la calidad asistencial. Por lo tanto, se ofrecía una peor respuesta a la demanda asistencial, aunque existían los recursos humanos y técnicos necesarios para afrontarla.

Disminuye el número de derivaciones de AP
Tras el pilotaje de algo más de un año desde su implantación y con los datos recogidos en el periodo 2016-2017, se ha logrado reducir tanto el número de derivaciones desde Atención Primaria a Atención Hospitalaria en un 7,3% menos, así como entre las propias especialidades hospitalarias, con un 2,75% menos.

Aumentó un 45% el número de pacientes derivados desde Atención Primaria a Rehabilitación, mientras que la derivación a Reumatología descendió un 8,79% y Traumatología un 23%

Por otro lado, los resultados del análisis reflejan una mejora de las derivaciones de pacientes a la especialidad más idónea. Por ejemplo, aumentó un 45% el número de pacientes derivados desde Atención Primaria a Rehabilitación, mientras que la derivación a Reumatología descendió un 8,79% y Traumatología un 23%. En el caso de la derivación entre especialidades ha mejorado también de forma importante, ya que ha caído un 7,35% hacia Rehabilitación y un 5,53% hacia Reumatología, creciendo un 4,71% hacia Traumatología.

Mejora de los circuitos de derivación
Los datos reflejan una mejora de los circuitos de derivación, reduciendo la rotación de los pacientes entre las tres especialidades de la Atención Hospitalaria, pero también generando menos distorsiones a los pacientes. Además, se constata una mejor respuesta a la demanda asistencial tanto en Atención Primaria como hospitalaria y un descenso de las listas de espera y del tiempo medio de espera en conjunto.

Los datos reflejan una mejora de los circuitos de derivación, reduciendo la rotación de los pacientes entre las tres especialidades de la Atención Hospitalaria

A finales de 2016 había un total de 1.185 pacientes de patología osteomuscular (315 de Rehabilitación, 528 de Reumatología y 342 de Traumatología), con una demora media de 33,3 días, frente a los 799 a cierre de 2017 (366 de Rehabilitación, 258 de Reumatología y 175 de Traumatología), con una demora media de 29,9 días. Durante los cinco primeros meses de 2018 se comprobó que este nuevo sistema mejora la asistencia, tal y como refleja la sesión de trabajo conjunta con los coordinadores de las distintas Zonas Básicas de Salud, en el Consejo de Gestión, y los responsables de los servicios de Rehabilitación, Reumatología y Traumatología.

Artículos relacionados