Inicio ASP ‘Pacientes SEMERGEN’: La dieta equilibrada puede ser suficiente sin necesidad de suplementos...

‘Pacientes SEMERGEN’: La dieta equilibrada puede ser suficiente sin necesidad de suplementos vitamínicos

Compartir

La información al paciente de una forma clara, veraz y contrastada es un elemento clave para reducir su incertidumbre, aliviar su preocupación, guiar su actuación y disipar sus dudas ante el incremento de opiniones vertidas en el universo online, gran parte de ellas sin validez médica. Este ha sido el impulso que ha propiciado que la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) haya puesto en marcha con éxito su espacio ‘Pacientes SEMERGEN‘, donde su equipo médico da respuesta de forma ágil y precisa a todas aquellas dudas que el enfermo plantea, primando la objetividad, el consenso profesional y la documentación.

En esta ocasión, el Dr. Javier Precioso Costa (NC:4622492), del Equipo Médico PacientesSemergen.es, responde varias dudas en materia de cansancio o astenia, tanto en adultos como en jóvenes.

Trabajo muchas horas diarias y, por tanto, estoy con muy pocas energías al llegar la tarde y con fatiga. ¿Qué necesito tomar o comer para evitar lo antes mencionado? (Mujer, 30 años).

Respuesta:
El síndrome que nos cuentas de cansancio (o astenia) relacionado con el trabajo puede mejorarse con algunos consejos:

  • Intenta descansar al menos 7-8 horas al día
  • Realiza pequeños descansos de 5 minutos (si es posible) por cada hora u hora y media que trabajes; un pequeño “stop” te puede recargar las pilas.
  • Lleva una dieta equilibrada. Al menos 3 comidas principales con 2 pequeños momentos más al día para tomar algo más (preferiblemente una pieza de fruta a media mañana o media tarde). Come alimentos ricos en proteínas y hierro como por ejemplo las carnes rojas y legumbres, te ayudarán a reponer en caso que tengas un déficit del mismo. En muchas ocasiones una mala alimentación puede llevarnos a situaciones de fatiga que se van cronificando.
  • Haz un poco de deporte, por lo menos 30 minutos al día para estirar los músculos y “desconectar”. Lo agradecerán tus músculos y tus defensas del organismo.
  • Intenta no adoptar malas posturas que puedan sobrecargar tu cuerpo. En muchas ocasiones, el cansancio se puede deber a algunas contracturas musculares.
  • Puedes intentar tomar algún complejo vitamínico, aunque no siempre tiene por qué ser efectivo y con la dieta equilibrada en principio cubres todas las necesidades del organismo.

Si a pesar de estas medidas no vas encontrando mejoría es conveniente que consultes con tu médico. En ocasiones puede estar causado por algún tipo de anemia que se puede valorar analíticamente si tu médico lo cree conveniente.

¿Qué tipo de vitamina le puedo dar a mi hija de 10 años para ayudarla en su concentración de cara a los exámenes? Antes tomaba unas vitaminas que le mandó su pediatra de pececitos de colores que no recuerdo su nombre (Mujer, 38 años).

Respuesta:
Si tu hija mantiene una dieta variada con una alimentación adecuada, una correcta higiene del sueño, mantiene su peso y su talla dentro de la normalidad, no son estrictamente necesarias las vitaminas. Si quieres probar algún preparado, por favor, escoge el específico para su edad.

Tengo dos hijos adolescentes, una niña de 17 y un niño de 14 años, inmersos en exámenes y deportistas. Empiezan a notarse cansados. ¿Qué me recomiendan para ayudarles a rendir normalmente? (Mujer, 46 años).

Respuesta:
El cansancio (o astenia) aparece muy frecuentemente en jóvenes adolescentes, como es el caso de sus hijos. El estrés por los exámenes, los cambios hormonales propios de la adolescencia, la actividad física excesiva, las actividades extraescolares… Son todo factores que pueden provocar cansancio y, por tanto, una disminución del rendimiento.

Para asegurar un buen rendimiento en sus hijos nos deberíamos basar en 3 pilares fundamentales: la dieta, el descanso, el deporte/ocio.

En primer lugar, asegurar una dieta equilibrada que garantice el aporte tanto de hidratos de carbono, como proteínas, grasas y vitaminas. Son muy recomendables la fruta y verdura (al menos 5 piezas o porciones al día) que aportan vitaminas para evitar ese cansancio. Con una dieta equilibrada puede ser suficiente sin necesidad de tener que dar suplementos vitamínicos.

En segundo lugar, garantizar un buen descanso nocturno (al menos 7-8 horas al día) y realizar descansos durante los horarios de estudio (10 minutos de descanso por cada hora de estudio), ya que la capacidad de concentración disminuye progresivamente; “no siempre más estudio es mejor rendimiento”.

Por último, asegurar periodos de deporte/tiempo libre que permiten la liberación de endorfinas (beneficiosas para el organismo por la sensación de confort y relax) que producen al organismo. Los periodos de actividad física son muy beneficiosos y siempre que no sean ejercicios intensos producirán efectos beneficiosos y mejoría de las aptitudes físicas y mentales, reduciendo el cansancio.