Inicio Actualidad España es un país a la vanguardia de la política de drogas:...

España es un país a la vanguardia de la política de drogas: por qué no se habla de ello

Compartir

Publicado en El Español
Siempre que se habla sobre países innovadores en política sobre drogas suele salir a relucir el nombre de Uruguay, que legalizó el consumo de cannabis y cuyo Estado asumió el cultivo y venta de este producto. También Portugal, cuyo enfoque social a la hora de combatir las consecuencias negativas de la droga lo ha convertido en un modelo a imitar. Quizá también Suiza o la República Checa, con sus medidas progresistas. Raramente sale a colación el nombre de nuestro país, que no se queda a la zaga respecto a los casos citados y que en algunos ámbitos está abriendo nuevas direcciones. ¿Por qué no se habla de ello, ni en España ni fuera de nuestras fronteras? Es la gran pregunta que se hacen en un trabajo recién publicado los investigadores Constanza Sánchez, coordinadora de Leyes, Políticas y Derechos Humanos de la Fundación ICEERS, y Michael Collins, director de la Oficina de Asuntos Nacionales de Drug Policy Alliance. “España es un buen ejemplo de un país con políticas innovadoras sobre drogas que, con la excepción de los clubes de cannabis, apenas son conocidas fuera de sus fronteras”, explican los autores. Las respuestas señalan, asimismo, a la excepcional relación que España mantiene con las drogas.