Inicio ASP Consiguen transformar por primera vez células adultas en células madre en ratones...

Consiguen transformar por primera vez células adultas en células madre en ratones no modificados genéticamente

Compartir

..Cristina Cebrián.
El reto de la medicina regenerativa para conseguir células madre similares a las embrionarias ha dado un paso adelante. Un equipo de investigadores del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha transformado por primera vez células adultas especializadas en células madre en ratones no modificados genéticamente. Estamos, por tanto, ante un gran avance que, si se consigue trasladar a células humanas, abriría la puerta a nuevas investigaciones terapéuticas contra el cáncer.

Se ha desarrollado una nueva tecnología basada en el uso de vectores virales adenoasociados que supone una importante mejora sobre los sistemas utilizados hasta ahora para reprogramar células in vivo 

Para lograrlo, se ha desarrollado una nueva tecnología basada en el uso de vectores virales adenoasociados (AAV), que supone una importante mejora sobre los sistemas utilizados hasta ahora para reprogramar células in vivo. La importancia de las células madre reside en sus dos principales características. La primera de ellas es que son inmortales y proliferan de forma ilimitada; la segunda, son capaces de diferenciarse y crear cualquier tipo de tejido. De ahí que tengan un gran valor para la medicina regenerativa y la investigación sobre el cáncer.

Desarrollo de ingeniería genética
Los científicos han desarrollado, mediante ingeniería genética, una herramienta de reprogramación in vivo que ha resultado ser altamente eficiente. De hecho, es la primera vez que esta reprogramación se realiza en animales no modificados genéticamente, gracias al uso de virus adenoasociados (AAV), que resultan inocuos y seguros para su aplicación en mamíferos.

Es la primera vez que esta reprogramación se realiza en animales no modificados genéticamente

El proceso no carece de complejidad. El primer paso es empaquetar dentro de virus AAV cuatro genes necesarios para inducir la pluripotencia de una célula diferenciada: Oct-3/4 (O), Klf4 (K), Sox2 (S) y c-Myc (M) o genes OKSM. Una vez encapsulados los genes OKSM dentro de los vectores virales, estos se administran a ratones. Cuando los genes OKSM se expresan en una célula adulta, borran su programa de especialización convirtiéndola en una célula pluripotente.

El estudio, cuya primera autora es la Dra. Elena Senís, se ha publicado estos días en la revista Nature Communications y ha sido liderado por el Hospital Universitario de Heidelberg (Alemania), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el grupo de Plasticidad Celular y Cáncer del VHIO dirigido por la Dra. María Abad. 

Regeneración celular tras un infarto
Las posibilidades científicas y médicas de este hallazgo son múltiples. La Dra. Senís explica que se podrían “regenerar células cardíacas tras un infarto. Con esta nueva herramienta estamos más cerca de hacerlo realidad” y plantea un ejercicio de imaginación: “Imagina que pudiéramos enviar estos virus solo al corazón y no a otros órganos”.  

Dra. Senís: “Imagina que pudiéramos enviar estos virus solo al corazón y no a otros órganos”

Una de las ventajas es que el uso de esta herramienta no requiere trabajar con animales transgénicos. Además, modificando la envoltura de los virus AAV se consigue dirigirlos específicamente a cualquier célula u órgano de interés. Por otro lado, esta tecnología un mayor control de la expresión de los genes OKSM y por tanto, una mayor regulación del proceso de desdiferenciación de las células adultas. Por último, la vía de administración mediante una inyección periférica facilita su aplicación clínica en comparación con otras técnicas que producen efectos adversos.

Adiós al gen c-Myc (M)
Éste no es el único hallazgo de los investigadores del VHIO. También han conseguido reprogramar células adultas in vivo prescindiendo de uno de los cuatro genes OKSM: el gen c-Myc (M), un oncogén alterado prácticamente en la totalidad de los tumores.

“Algunos estudios señalan a las células madre tumorales como las responsables de la agresividad de los tumores, así como de la resistencia que adquieren a ciertas terapias y de su capacidad de recurrencia”, explica la Dra. Senís. “Ahora, con este nuevo sistema podremos estudiar en profundidad cuál es la influencia del proceso de desdiferenciación celular en modelos in vivo de cáncer”.

El desarrollo de terapias dirigidas a las células madre tumorales podría mejorar la supervivencia de algunos cánceres

Esta reprogramación de las células adultas también resulta ser una potente herramienta para investigar los mecanismos moleculares y celulares que llevan a una célula adulta sana a desdiferenciarse y proliferar de forma masiva.

El desarrollo de terapias dirigidas a las células madre tumorales podría mejorar la supervivencia de algunos cánceres. “Herramientas tan versátiles como la reprogramación in vivo con virus adenoasociados allanan el camino a futuros posibles tratamientos oncológicos con las células madre tumorales en el punto de mira”, concluye la Dra. Senís.

Artículos relacionados