Inicio ASP El médico de familia puede disponer de cuestionarios y herramientas para conocer...

El médico de familia puede disponer de cuestionarios y herramientas para conocer la sospecha de maltrato al paciente anciano

Compartir

..Flor Cid.
El Dr. Javier Alonso es el investigador principal del estudio “Presencia: Prevalencia de sospecha de maltrato a personas mayores no institucionalizadas atendidas en Atención Primaria“,  de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). El estudio ya ha sido aprobado por el Comité Ético de Investigación Clínica, el Hospital de San Carlos de Madrid, y actualmente se encuentra en la fase de inicio. “Debido a que en todas las Comunidades Autónomas cada una tiene que dar la autorización, cada gerencia sanitaria, ya hay muchas gerencias que han dado su autorización, y otras están todavía en trámites de hacerlo. Incluso algunas piden una aclaración del estudio”, matiza el Dr. Alonso. “Hasta ahora vamos contestando y hay muy buena sintonía para que se pueda hacer el estudio en toda España o en la mayor parte de las Comunidades“, aclara. En el horizonte de tres a seis meses, el experto estima tener resultados preliminares para poder hablar de la situación y dar una idea del problema existente

iSanidad. Lo mejor de la sanidad, ha querido conocer más a fondo los objetivos de dicha investigación, así como la visión de este profesional sobre la situación del paciente anciano en nuestro país.

¿Con qué propósito nace el Estudio Presencia?
El objetivo del estudio es, sobre todo, tener una idea o aproximación al problema del maltrato en el anciano, porque hasta ahora se conoce y se ha estudiado más el tema del maltrato de género o el maltrato a menores, pero en el tema de maltrato de los ancianos hay estudios pero con distintas metodologías y con valores muy diferentes. Era un poco por aproximarnos a conocer esta realidad. Se ha estudiado mucho menos y los resultados son muy dispares, porque es un tema complejo para estudiar.

“Hasta ahora se conoce y se ha estudiado más el tema del maltrato de género o el maltrato a menores, pero en el tema de maltrato de los ancianos hay estudios con distintas metodologías y con valores muy diferentes”

¿Cuáles son las principales formas de maltrato que sufre un paciente anciano en el ámbito doméstico?
Cuando pensamos en maltrato, muchas veces se nos puede ir un poco la idea al maltrato físico, pero hay otros tipos de maltrato como puede ser la soledad, o la falta de cuidados… También hay maltrato psicológico, a veces. Son distintos tipos de maltrato que puede haber. En algunas ocasiones, sobre todo por abandono. Y, aunque parece que pensamos siempre en el maltrato físico, éste quizá es menos frecuente que otros tipos de maltrato.

“Cuando pensamos en maltrato, muchas veces se nos puede ir un poco la idea al maltrato físico, pero hay otros tipos de maltrato como puede ser la soledad, o la falta de cuidados”

¿Cuáles son los principales factores de riesgo de situación de maltrato en personas mayores no institucionalizadas?
Sobre todo es cuanto mayor es la dependencia del paciente de sus cuidadores, y también en los pacientes que tienen deterioro cognitivo, pacientes que requieren una serie de cuidados muy estrechos y una atención muy continuada, y son los que tienen un mayor riesgo de sufrir un maltrato.

El mayor riesgo se encuentra en las situaciones de más dependencia y en aquellas con deterioro cognitivo

¿Cómo se evalúa la calidad de vida relacionada con la salud en personas mayores, desde el ámbito de la investigación en Atención Primaria?
Siempre se hace con distintos cuestionarios. Nosotros en este estudio vamos a utilizar el Euroqol 5D, es un cuestionario que tiene cinco dimensiones y valora la calidad de vida relacionada con la salud a través de unas preguntas muy sencillas. Y, sobre todo, de un termómetro que, de cero a cien, el paciente señala cuál sería en el día de la entrevista su salud, siendo cien la mejor salud posible y cero la peor. Son cuestionarios subjetivos pero sirven para aproximarnos para medir estos parámetros de calidad de vida relacionados con la salud. Incluyen la movilidad, el dolor, la dependencia, todas estas funciones más importantes de la vida diaria.

Los cuestionarios incluyen la movilidad, el dolor, la dependencia, todas estas funciones más importantes de la vida”

¿En qué punto se encuentra en la actualidad en España el nivel de sobrecarga del cuidador del paciente anciano no institucionalizado?
También son muchos los estudios que se han hecho, pero hay un nivel de sobrecarga importante porque hay personas que tienen que dedicar gran parte de su vida a cuidar, en este caso, nos estamos refiriendo a los mayores. Y esto supone que, a veces, pierden un poco el resto de su vida familiar, de los contactos sociales que tienen con amistades, etcétera. Y, realmente, el problema del maltrato al anciano no se puede estudiar sin tener en cuenta al cuidador, porque el cuidador a veces es una persona donde podemos hablar de cuidadores profesionales y no profesionales. La mayoría de ellos son cuidadores familiares o personas próximas y no tienen un interés económico, sino simplemente ayudar a la persona mayor. Hay muchos cuidadores que sufren problemas psicológicos e incluso físicos, por la sobrecarga de trabajo que tienen.

“El problema del maltrato al anciano no se puede estudiar sin tener en cuenta al cuidador, tanto profesional como no profesional. La mayoría de ellos son cuidadores familiares o personas próximas y no tienen un interés económico”

¿Cómo puede el médico de familia contribuir a la detección de casos de maltrato al paciente anciano no institucionalizado por parte de sus cuidadores? ¿Sería deseable establecer un protocolo de actuación y qué medidas, en su opinión, tendría que contemplar?
Nosotros sobre todo con el estudio pretendemos sensibilizar a los médicos de familia que realmente tienen muy poco tiempo, porque es mucha la carga de trabajo que se llevan a consulta, tener en cuenta que hay algunos cuestionarios y herramientas que nos permiten conocer la sospecha de maltrato, como son los cuestionarios que vamos a utilizar en este estudio. Y también, a su vez, tenemos la posibilidad de estudiar cuestionarios de sobrecarga del cuidador y conocer, de esta forma, un poco mejor el problema. Hasta ahora ha quedado en un segundo término y se conoce menos. De hecho, son pocos los estudios que se han realizado y con muchas diferentes metodologías cada uno. Una vez que se detecta el problema, siempre tenemos la posibilidad de trabajar en el centro de salud con la ayuda de los trabajadores sociales para, en caso de detectar un maltrato, ya no solo es ir directamente al juzgado sino, primero, si se utiliza un cuestionario y se detecta maltrato, todo esto hay que confirmarlo dentro del entorno clínico y social del paciente, antes de nada. Y para ello es muy importante contar con el trabajador social, que nos ayuda a todas las medidas que hay que tomar.

En cada Comunidad Autónoma hay distintos protocolos de actuación, pero siempre el médico de familia puede contar con el trabajador social de su centro de salud para estar al tanto de las medidas a seguir. Sin duda, la colaboración del trabajador social es muy importante, igual que ocurre cuando hay casos que se detecta de violencia de género, siempre contamos con ellos y ya se siguen los protocolos oportunos, o en algunos casos hay que llegar hasta el juzgado. Pero siempre siguiendo los protocolos de actuación de cada Comunidad, de cada servicio de salud.

Pretendemos sensibilizar a los médicos de familia que realmente tienen muy poco tiempo, porque es mucha la carga de trabajo que se llevan a consulta, tener en cuenta que hay algunos cuestionarios y herramientas que nos permiten conocer la sospecha de maltrato”