Inicio ASP El cribado poblacional, último requisito para la eliminación de la hepatitis C

El cribado poblacional, último requisito para la eliminación de la hepatitis C

Compartir

..Juan Pablo Ramírez.
Alrededor de 50.000 personas en España no saben que tienen el virus de la hepatitis C. Son las estimaciones de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas (AEHVE), que ha intensificado la campaña en los últimos meses para la implantación del cribado tanto en las poblaciones de riesgo como en la general. La infección oculta resulta más grave aún por la existencia de medicamentos que han curado ya a más de 110.000 personas en España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, y por la facilidad relativa para implementar los métodos de diagnóstico necesarios para detectar la enfermedad.

El Plan Estratégico para el abordaje de la Hepatitis C ha situado a España a la cabeza de Europa en cuanto al número de tratamientos. La parte del diagnóstico del plan avanza de manera más lenta y la identificación de estos pacientes resulta clave para la eliminación de la enfermedad. Determinadas comunidades como Cataluña y La Rioja han dado pasos orientados a la detección de los casos ocultos, pero aún son las menos. “España tiene la oportunidad de convertirse en el primer gran país en hacer historia con la hepatitis C, alcanzando un logro extraordinario en salud pública: la eliminación de una infección viral crónica para la que no existe vacuna”, explicó el Dr. Javier García-Samaniego, jefe de Sección de Hepatología del Hospital Universitario La Paz y coordinador de AEHVE, con motivo del Día Mundial de la Hepatitis. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha marcado en rojo el año 2030 como fecha para acabar con la hepatitis C. Nuestro país estaría en condiciones de eliminar el virus en 2022, pero los expertos insisten en que la implantación del cribado poblacional es condición sine qua non para la consecución de este fin.

Determinadas comunidades como Cataluña y La Rioja han dado pasos orientados a la detección de los casos ocultos, pero aún son las menos

Un estudio presentado el pasado febrero durante la celebración del 43 Congreso anual de la Asociación Española de Estudio del Hígado (AEEH) advertía de que si las comunidades autónomas no comienza a cribar la población en busca de esa bolsa de infección oculta podríamos llegar en 2022 a una situación de “agotamiento diagnóstico” con cerca de 161.000 pacientes infectados sin diagnosticar.

Otros dos estudios presentados durante el congreso ponían de manifiesto el coste efectividad de la aplicación del cribado poblacional. El primero de ellos concluía que esta estrategia “es coste-efectiva en cualquier grupo de edad, y especialmente entre los 45 y 49 años”. Los autores había utilizado una (cohorte Ethon, en la que se incluyeron 12.515 personas. Un segundo estudio aumentaba el rango de edad: “El cribado en población general de entre 20 y 79 años es más coste-efectivo que el de la misma población con factores de riesgo”. Consistiría en una sola prueba a lo largo de la vida, siempre y cuando la persona no se exponga a ningún factor de riesgo. La relación coste-utilidad incremental de una estrategia frente a otra fue de 8.914 euros, por debajo del umbral de eficiencia aceptado en España.

Nuestro país estaría en condiciones de eliminar el virus en 2022 implantando el cribado poblacional

La Dra. María Buti, co-autora de este último estudio y presidenta de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), señaló durante el Congreso de la AEEH que la tasa de diagnóstico de la hepatitis C en España resulta aún baja. “La identificación de estas personas y su tratamiento es una buena inversión en salud, tal y como se demuestra en diversos estudios que serán presentados en este Congreso”, señaló la Dra. Buti.

Dra. Maria Buti: “La identificación de estas personas y su tratamiento es una buena inversión en salud, tal y como se demuestra en diversos estudios que serán presentados en este Congreso”

Diferente seguimiento requiere la población de riesgo como los presos, usuarios de drogas u hombres que mantienen sexo con hombres. Las posibilidades de reinfección son más altas en estos casos. Un estudio presentado la semana pasada en la 22ª Conferencia Internacional del SIDA (AIDS 2018) por investigadores de GeSIDA (Grupo de Estudio del SIDA de la SEIMC) y de la RIS (Red de Investigación del SIDA) en colaboración con la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios de la Comunidad de Madrid reveló que la reinfección por el virus de la hepatitis C en personas con VIH resultó 28 veces más frecuente en hombres que mantenían sexo con otros hombres (HSH) que en personas con antecedentes de consumo de drogas inyectadas.

La reinfección por VHC en personas con VIH resultó 28 veces más frecuente en varones homosexuales que en usuarios de drogas inyectadas

La estrategia para la detección de la infección oculta incluye  la implantación del diagnóstico en un solo paso. Recientemente, la AEEH, AEHVE, la Sociedad Española de Patología Digestiva y la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica alcanzaron un consenso sobre el diagnóstico de la infección activa (anticuerpos y viremia) en una única muestra. Su incorporación permitiría evitar pérdidas de seguimiento que pueden alcanzar hasta el 40% de los pacientes diagnosticados. En la actualidad, un 81% de los centros del Sistema Nacional de Salud estarían preparados para su aplicación, pero so lo un 31% lo hace.

La estrategia para la detección de la infección oculta incluye  la implantación del diagnóstico en un solo paso

Con motivo del Día Mundial de la Hepatitis que se celebró este 28 de julio, esta alianza que reúne a las principales sociedades científicas y asociaciones de pacientes implicados en la eliminación del virus C ha redoblado su esfuerzos en favor del cribado. Ha puesto en marcha la campaña #CribadosinC a través de la plataforma Change.org, junto a la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH), el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GtT-VIH), la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT), Apoyo Positivo y la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH).

Artículos relacionados