Inicio ASP Paso adelante en la atención a los menores con Trastorno del Espectro...

Paso adelante en la atención a los menores con Trastorno del Espectro Autista en Castilla-La Mancha

Compartir

..Cristina Cebrián.
La intervención temprana frente a los problemas de salud mental en la infancia y adolescencia es una de las acciones contempladas en el Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha 2018/25 que presentó la Consejería de Sanidad en el mes de mayo. Un plan que implica el impulso a programas como la detección y abordaje multidisciplinar de los trastornos del espectro autista (TEA).

En Castilla-La Mancha se calcula que hay unas 1.500 personas diagnosticadas con este trastorno, según datos de la consejería de Bienestar Social

La doctora Victoria Muñoz, psiquiatra responsable de la Unidad de Diagnóstico Precoz del Autismo del Hospital General Universitario de Ciudad Real, explica que “los menores con TEA tienen un funcionamiento cognitivo diferente y es necesario que nosotros nos adaptemos a sus necesidades: tienen un sistema operativo distinto, no un fallo del mismo”. Los TEA se encuadran dentro de los denominados trastornos del neurodesarrollo, categoría a la que pertenecen el déficit de atención e hiperactividad o el síndrome de Tourette.

Aumento de casos
En Castilla-La Mancha se calcula que hay unas 1.500 personas diagnosticadas con este trastorno, según datos de la consejería de Bienestar Social. Se trata de un número muy significativo si se compara con las cifras de hace diez años, cuando tan solo había algo más de 600 casos. Además, solo en el Hospital de Ciudad Real se diagnosticaron 78 casos desde diciembre de 2016.

Dra. Muñoz: “Los profesionales de Pediatría y de Enfermería de Atención Primaria conocen mejor que nadie el desarrollo evolutivo del niño y detectan detalles que pueden ser importantes para el diagnóstico temprano”

Este incremento de los casos diagnosticados de TEA es una de las razones que llevó al Gobierno de la región a impulsar la Estrategia Regional contra el Autismo y a la firma de un acuerdo marco de colaboración entre las Consejerías de Bienestar Social, Educación, Cultura y Deportes y Sanidad. De dicho documento se derivan ahora las medidas contempladas en el Plan de Salud Mental para su promoción y prevención entre niños y adolescentes en las que el personal sanitario más cercano al paciente juega el papel esencial de activar las alarmas.

Y es que son los profesionales de Pediatría y de Enfermería de Atención Primaria los más capacitados para corroborar o descartar las sospechas de unos padres. “Conocen mejor que nadie el desarrollo evolutivo del niño y detectan detalles que pueden ser importantes para el diagnóstico temprano”, explica la psiquiatra Muñoz.

Además de su experiencia, pediatras y enfermeros cuentan también con la herramienta adecuada para comprobar si hay algo que no va según lo previsto, el M-Chat-R, acrónimo en inglés de Cuestionario Revisado de Detección del Autismo en Niños Pequeños, que permite valorar el desarrollo evolutivo del niño. Según la Dra. Muñoz, “el punto de corte, la edad en que se perciben síntomas que llaman la atención, está en los 18 meses”.

Los niños con TEA reciben atención domiciliaria para tratarlos dentro de su entorno habitual de una manera más beneficiosa

Equipos de Atención Temprana 
En Ciudad Real existen 18 equipos de Atención Temprana distribuidos por toda la provincia que cuentan con logopedas, psicólogos, psicopedagogos y terapeutas ocupacionales. Además, los niños con TEA reciben atención domiciliaria para tratarlos dentro de su entorno habitual de una manera más beneficiosa. Los cuidados de Atención Temprana se mantienen hasta que el pequeño comienza la Educación Infantil, aunque unos meses antes de que vaya a la escuela también intervienen los profesionales de Atención a la Diversidad de Educación.

El protocolo interno de la Consejería establece que un tiempo antes de que ingrese en Infantil, un orientador inicie el seguimiento del caso y eleve un informe a la comisión de escolarización, que será la que determine el centro escolar más adecuado para las necesidades del pequeño con TEA. Los menores con cuadros más leves se escolarizan en un centro ordinario, cada uno de los cuales cuenta en plantilla con un orientador y un especialista en pedagogía terapéutica y uno de audición y lenguaje.

En 2016 atendieron a 9.893 nuevos pacientes y recibieron en consultas de revisión a 65.178, con todo tipo de patologías encuadradas dentro de la salud mental

Hospital de Día Infanto-Juvenil
El seguimiento de la evolución de los niños y adolescentes con TEA recae sobre las Unidades de Salud Mental Infanto-Juvenil existentes en siete de las gerencias integradas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, que en 2016 atendieron a 9.893 nuevos pacientes y recibieron en consultas de revisión a 65.178, con todo tipo de patologías encuadradas dentro de la salud mental.

El Plan de Salud Mental contempla también la puesta en marcha de diferentes programas específicos y la creación de nuevos servicios como un Hospital de Día Infanto-Juvenil en Toledo y Ciudad Real. “Va a venir perfectamente a los pequeños con TEA porque en ocasiones no podemos dedicarles todo el tiempo que querríamos y con el Hospital de Día podrán interactuar con más niños y reforzar las terapias de atención temprana. Será una solución ideal”, concluye la psiquiatra.

Artículos relacionados