Inicio ASP COMB, Simecat y Metges de Catalunya exigen cambios para asegurar el futuro...

COMB, Simecat y Metges de Catalunya exigen cambios para asegurar el futuro del sistema de salud catalán

Compartir

..Elena Santa María
El pasado miércoles 19 de septiembre, la Conselleria de Sanidad de la Generalitat de Cataluña convocó una cumbre en Hospitalet de Llobregat para poner sobre la mesa los problemas que desde hace tiempo arrastran las profesiones sanitarios, especialmente en términos de precariedad laboral y presión asistencial. La cumbre reunió a representantes de distintas entidades: colegios, universidades, sociedades científicas, sindicatos y pacientes.

Esta cumbre, como reconocía el Dr. Josep María Puig, Secretario General de Metges de Catalunya, no fue más que una expresión de la voluntad de ponerse a trabajar sobre este asunto. “Se habló muy en general, sin llegar a nada concreto”, expresaba Puig, quién añadía que ha sido un primer paso, ya que “cualquier opción de diálogo en la que podamos mostrar nuestro parecer es muy positiva, pero el diálogo necesita de una voluntad expresa de llegar a conclusiones que se plasmen en el día a día”. También el Dr. Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, ha valorado positivamente la convocatoria de la Cumbre, en la que propuso la creación de un observatorio permanente para la profesión médica. “Es la primera iniciativa en 12 años que se ha hecho en el departamento en tema de recursos humanos y lo celebramos porque era una necesidad imperiosa” ha expresado.

Es la primera iniciativa en 12 años que se ha hecho en el departamento en tema de recursos humanos

Pero tras esta primera toma de contacto habrá que seguir trabajando, como ha señalado Josep María Puig. El siguiente paso tendría que ser la creación de mesas de trabajo para abordar los aspectos concretos; los más urgentes, en su parecer, “poner los presupuestos al día y que lleguen los recursos necesarios para que la sanidad funcione”.

Dr. Jaume Padrós

Dentro de esta falta de recursos, el factor que más pesa entre los profesionales es la precariedad laboral. Los salarios no se han recuperado tras los sucesivos recortes producidos durante la crisis, tanto desde el Gobierno central como desde la Generalitat. Actualmente, tal y como ha confirmado Padrós, el 18% de los médicos jóvenes está cobrando menos de 1.500 euros al mes, entre 600 y 800 euros menos que en otras comunidades autónomas, trabajando de media, dos horas más. A ello hay que sumar que la mayoría de los contratos son temporales. El Sindicato Médico Catalán publicaba un tweet el 10 de septiembre en el que decía que “Mientras los cargos públicos de la Generalitat son los mejores pagados de toda España, los facultativos catalanes están a la cola de las retribuciones”. Su presidente, el Dr. García Forcada, indica que a los sueldos bajos hay que añadir la reducción de las plantillas, que también sufrieron los recortes de la crisis. El Dr. Puig, por su parte, confirma que los médicos catalanes “han perdido un 30% de poder adquisitivo respecto a antes de la crisis”. Desde el Colegio señalan que diariamente gestionan ofertas de empleo de las que “un tercio son desechadas porque son indignantes”.

El 18% de los médicos jóvenes está cobrando menos de 1.500 euros al mes

Dr. Josep Maria Puig

Otro factor de peso es la presión asistencial. El Secretario General de Metges de Catalunya aporta algunos datos alarmantes, como que los médicos de atención primaria están atendiendo entre 40 y 50 pacientes al día, lo que supone dedicar entre 7 y 8 minutos a cada uno.

La consecuencia inmediata de estos dos problemas es la fuga de talento que se está produciendo. El 23,15% de los médicos españoles que se van al extranjero salen de Cataluña. Pero es que además, Cataluña es el territorio con un mayor porcentaje de médicos que emigran a otras regiones españolas para ejercer su profesión mejorando sus condiciones laborales, desde 2010 se han perdido 850 médicos de familia, y lo mismo sucede con otras especialidades. El presidente de Simecat señala que la mayoría van a Castellón, también a Aragón y a Baleares. Pero además añade otra razón que explica esta fuga: “el ambiente social es malo, de conflicto, es desagradable, hay personas que no quieren vivir más tiempo aquí”. Cubrir las plazas que quedan vacantes tampoco es fácil, ya que el catalán es requisito excluyente en las oposiciones, por lo que solo pueden optar a los puestos profesionales de Baleares o la Comunidad Valenciana.

Cataluña es el territorio con un mayor porcentaje de médicos que emigran a otras regiones españolas

Dr García Forcada

La financiación y los recursos que la Generalitat destina a Sanidad, están en el origen del problema. Cataluña es la segunda comunidad que menos presupuesto ha recuperado tras la crisis, después de Navarra. Y por supuesto están muy lejos de lo que los países europeos de nuestro entorno destinan a sanidad. Josep María Puig explica que mientras que Cataluña destina el 4% de su PIB a Sanidad, países como Alemania o Francia están en torno al 9%, España en su conjunto en 6,3% hasta el año pasado. ¿Y la razón? “Es evidente que la prioridad política ha pesado a la hora de decidir el presupuesto”, según Puig. Pero el problema viene de lejos, y es que según Jaume Padrós, el sistema de salud catalán arrastra un déficit de financiación desde su puesta en marcha que no ha sido nunca compensado.

Pero el sistema sanitario se enfrenta a otros grandes retos, no solo la financiación. Padrós explica que “el actual modelo asistencial que tenemos en Cataluña , en España y en toda Europa, no sirve para dar respuesta a los retos que plantea la realidad” En este sentido, destaca la necesidad de plantear qué modelo asistencial necesita nuestro país en los próximos 30 años, qué formación es necesaria y sobre todo, qué modelos de organización. Respecto a esto último propone que “si no se da capacidad de autogestión a los profesionales, no tendremos capacidad de transformación para adaptar el modelo a las necesidades de la población”.

Artículos relacionados

Compartir