Inicio ASP John Butler (Bayer): El análisis de datos permite conocer el efecto real...

John Butler (Bayer): El análisis de datos permite conocer el efecto real de los tratamientos en los pacientes

Compartir

..Elena Santa María.
En el marco de la celebración de la 3º Asamblea General del proyecto Harmony, John Butler, vicepresidente de Innovación Externa y Alianzas de Bayer ha contado a iSanidad.Lo mejor de la Sanidad, la participación de Bayer en el proyecto así como la utilización de la tecnología que hace posible el análisis de datos y su utilidad.

¿Qué papel tiene Bayer en el proyecto Harmony?
Estamos implicados en este proyecto desde el principio, desde la definición de la convocatoria europea por parte del Innovative Medicines Initiative (IMI) hace ya tres años. Estuvimos implicados en la definición de los objetivos de esta convocatoria. Durante el tiempo que ha estado trabajando Harmony, un año y nueve meses, hemos estado implicados en dos grupos de trabajo: una colega mía es líder del grupo de trabajo 2, en el que se definen las preguntas científicas que han de ser tratadas por medio del trabajo con la base de datos que estamos creando; yo por mi parte, he contribuido al grupo de trabajo 8, que ha tratado de definir el marco legal y ético en el que estamos trabajando.

¿Cómo ‘el mundo real’ puede ser generador de valor para el sistema sanitario?
La pregunta sería cómo no. La evidencia del mundo real, es decir, la información que se obtiene al analizar miles de datos de pacientes a lo largo del tiempo, desde su diagnosis, su primer tratamiento, recaída, segundo tratamiento…implica por lo menos dos valores que se pueden sacar relativamente fácil. Uno es analizar retrospectivamente y tratar de encontrar información que no conocemos a priori: ¿cuál es el efecto real, en pacientes reales? No en ese grupo pequeñito que es en el que hacemos los ensayos clínicos, sino en un gran número de pacientes tal y como se les trata en el día a día en la vida real. Ahí se verán qué tratamientos tienen mejores resultados para un tipo específico de pacientes. Esta evidencia permitirá segmentar a los pacientes de forma más precisa, y que el médico pueda elegir así la terapia óptima para ese paciente. Sin poder analizar los datos, todo esto se queda en promesas vacías, sin una base de datos que le permita al médico influenciar su decisión terapéutica, es imposible dar ese valor a la sociedad. Otro aspecto es que los aseguradores podrán ver en un futuro cuál es el efecto real de introducir un medicamento en términos de costes.

La evidencia del mundo real permitirá segmentar a los pacientes de forma más precisa, y que el médico pueda elegir así la terapia óptima para ese paciente

¿Qué papel desempeñan las plataformas como la de GMV en el proyecto Harmony?
La plataforma en general y GMV en particular, es el grupo de trabajo que hace esto posible. No tanto la captación de los donantes de datos, sino más bien la armonización de esos datos, el análisis de esos datos y sacar conclusiones de ellos. Para eso se necesita un marco legal, pero también se necesita una base técnica. Esa base técnica la provee GMV. Tenemos con GMV un partner que trabaja en la vanguardia de las tecnologías de la información aplicada a la salud. Es un ejemplo de que este consorcio no sólo trae farmas, con su información y su conocimiento, no sólo facultativos en toda Europa, que tratan la enfermedad y conocen a los pacientes y la ciencia detrás de las terapias; sino también a expertos en procesamiento de datos, como GMV, que nos ayudan a sacar de una forma rigurosa y válida, conclusiones de esos datos.

Los expertos en procesamiento de datos, como GMV, nos ayudan a sacar de una forma rigurosa y válida, conclusiones de esos datos

¿Qué medidas de protección de privacidad se están tomando?
La plataforma Harmony tiene tres niveles de seguridad. El primero es la anonimización concienzuda y rigorosa de los datos sin eliminar datos que son necesarios para el análisis para ganar conocimiento. Hay dos pasos en los que se pseudo-anonimiza el dato del paciente, y al final del cual se echa la llave al mar: es imposible volver del dato anonimizado al paciente original. Ese primer nivel garantiza la privacidad del paciente y la legalidad de lo que estamos haciendo.

Pero además, hay dos niveles; uno técnico que es el hacer imposible el acceso a esos datos. Nadie, ninguno de los miembros de Harmony, tiene acceso a los datos. Están todos en un servidor central y se necesita más de una llave para poder analizarlos, bajarlos técnicamente no se puede. En ese nivel GMV ha contribuido de manera especial.

El otro nivel es el de los contratos. Tenemos contratos con todos los contribuyentes a la plataforma, que hace imposible, no sólo desde el punto de vista técnico, sino también muy caro desde el punto de vista legal, infringir las reglas. Si te lo imaginas como tres círculos, comenzamos con la anonimización de los datos de acuerdo a las leyes vigentes, seguimos con el bloqueo de datos para cualquier, inaccesibilidad a esos datos para cualquier persona que no esté autorizada, y un marco jurídico que nos permite perseguir cualquier infracción.

Comenzamos con la anonimización de los datos de acuerdo a las leyes vigentes, seguimos con el bloqueo de datos para cualquier, inaccesibilidad a esos datos para cualquier persona que no esté autorizada, y un marco jurídico que nos permite perseguir cualquier infracción

¿Bayer apuesta por este proyecto por su compromiso con la investigación?
En la compañía se daba por sentado que íbamos a participar, porque en Bayer hay mucha gente convencida del valor que va a generar este tipo de actividades. Estamos comprometidos en otros dos proyectos de Big Data europeos: uno que hace lo mismo pero con el cáncer de próstata, y otro en el área de las enfermedades cardiovasculares. En todos esperamos lo mismo, aprender de los datos cosas que no podríamos interpretar de otra forma más que por medio de un consorcio que trae datos y la sabiduría y experiencia necesarias para interpretarlos.

Artículos relacionados: