Inicio ASP Ricardo de Andrés (ICU Medical): Un marco regulatorio sobre manipulación de fármacos...

Ricardo de Andrés (ICU Medical): Un marco regulatorio sobre manipulación de fármacos peligrosos reduciría la incidencia de patologías asociadas

Compartir

..Cristina Cebrián.
Conectar a pacientes y profesionales de la salud mediante dispositivos médicos seguros es el fin de la compañía ICU Medical. Ricardo de Andrés, Country Manager de la empresa explica para iSanidad cuáles son los riesgos que conlleva la manipulación de fármacos peligrosos y cómo se pueden mejorar los resultados del paciente. ICU Medical desarrolla productos para minimizar la presencia de bacterias que pueden provocar infecciones en sangre y evitar así la exposición a enfermedades infecciosas y a fármacos peligrosos.

¿A qué riesgos se enfrenta el profesional sanitario al estar en contacto con fármacos peligrosos?
Cuando hablas con estos profesionales cada vez les preocupa más este asunto. El contacto con fármacos peligrosos se ciñe a un colectivo que históricamente ha estado más en contacto con este tipo de sustancias peligrosas y es el colectivo de enfermería. Definitivamente los profesionales de enfermería son los responsables de tratar al paciente con estos medicamentos, por lo que su exposición es mayor. En cuanto a las patologías que pueden estar asociadas, tienen mayor incidencia en mujeres y especialmente entre embarazadas, ya que son más sensibles a la exposición de este tipo de fármacos. También afecta al personal joven que puede estar en edad reproductiva. Estos son los colectivos más sensibles ante las patologías asociadas con la manipulación de medicamentos peligrosos.

“España sigue liderando, a nivel europeo, la sensibilización en relación con este problema. Si bien es cierto que estamos todavía muy lejos de la normativa americana”

¿Por qué en España aún no existe un marco legal definido con respecto a la manipulación y administración de fármacos peligrosos?
Probablemente porque las legislaciones van un poco a remolque de la concienciación de los profesionales. Yo siempre pongo el ejemplo de la protección ante los rayos X, ya que hace décadas no existía ningún tipo de protección y ahora son exhaustivas. Lo que está ocurriendo con los sistemas de protección ante la manipulación de medicamentos peligrosos es un fenómeno que cada vez recibe una mayor sensibilización. Sin embargo, España sigue liderando, a nivel europeo, la sensibilización en relación con este problema. Si bien es cierto que estamos todavía muy lejos de la normativa americana, pero nos comparamos muy bien entre los países de nuestro entorno en el ámbito europeo.

¿Deberían tener en cuenta estos riesgos pacientes y cuidadores?
Tanto el paciente como el profesional de la salud encargado de administrar la terapia correspondiente a estos pacientes son las potenciales víctimas de estos riesgos. Obviamente ellos son los más interesados y los que deberían estar alerta para tomar las medidas adecuadas al respecto.

“Desde el punto de vista del paciente, un marco regulatorio reduciría las estancias hospitalarias y los tratamientos resultarían más eficaces”

¿Qué beneficios tendría la implantación de un marco regulatorio para profesionales y pacientes?
Se reduciría la incidencia de las patologías asociadas con la manipulación de estos fármacos. Desde el punto de vista del paciente se reducirían las estancias hospitalarias y los tratamientos resultarían más eficaces.

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) impulsó en abril de este año la entrada en vigor de una nueva norma para la seguridad en la manipulación de medicamentos peligrosos. Se trata de una iniciativa pionera en la Unión Europea, ¿supone esto un avance para la seguridad del médico?
La Consejería de Sanidad de Madrid fue pionera no solo en el ámbito nacional sino también en el europeo, de hecho esta normativa se presentó en el Parlamento Europeo en Bruselas. Básicamente lo que dice es que hay que clasificar y definir qué entendemos por medicamentos peligrosos. Concretamente, se habla de clasificación de antineoplásicos y productos que pudieran tener una toxicidad que afecta específicamente a este tipo de pacientes. También en esta norma se define que tiene que haber unos comités multidisciplinares dentro de cada hospital donde estén representadas todas las partes implicadas en la solución y diagnóstico de este problema. A saber, farmacia hospitalaria, enfermería (especialmente la oncológica al ser la que más se expone durante el tratamiento con los pacientes), departamentos de prevención de riesgos laborales y departamentos de calidad. Estos comités son los encargados de establecer protocolos individuales para cada uno de los hospitales.

“Si se unificara tanto la legislación como el registro y seguimiento de este tipo de incidentes relacionados con fármacos peligrosos sería un gran avance para hacer un diagnóstico más eficaz”

¿Existe una falta de formación y sensibilización por parte de los profesionales? Sí, hay una falta de formación y probablemente de sensibilización pero se está trabajando en este sentido. Todas las asociaciones profesionales con las que tenemos relación ponen esto como una de las prioridades, formación en los protocolos y sensibilización al respecto. Yo creo que se está haciendo un gran trabajo en este sentido por parte de las asociaciones profesionales.

¿Qué aportaría un registro nacional de incidentes?
Una de las soluciones que se está pidiendo es un registro a nivel nacional que supere las normativas comunitarias y a nivel regional. Yo creo que si se unificara tanto la legislación como el registro y seguimiento de este tipo de incidentes relacionados con fármacos peligrosos sería un gran avance para hacer un diagnóstico más eficaz y para introducir protocolos más eficaces.

Artículos relacionados