Inicio ASP El cáncer perjudica también al bolsillo del paciente

El cáncer perjudica también al bolsillo del paciente

Compartir

..Elena Santa María.
Durante el próximo Congreso de la Sociedad Europea de Medicina Oncológica, ESMO 2018 se presentarán los resultados de un estudio hecho en Alemania acerca del gasto socioeconómico que supone el cáncer. Estos resultados demuestran que la mayor dificultad económica a la que se enfrentan los pacientes de cáncer es la pérdida de ingresos y que ésta tiene efectos psicológicos para los pacientes.

Este estudio, dirigido por la profesora Eva Winkler y la Dra. Katja Mehlis, del Centro Nacional de Enfermedades Tumorales de Heidelberg, identifica tres dimensiones a partir de las cuales evalúa cómo es y qué consecuencias tiene la carga económica que conlleva el cáncer. Estas tres dimensiones son: los aspectos materiales, los efectos psicológicos y los cambios en el comportamiento. En total han participado 247 pacientes; 122 diagnosticados con tumores neuroendocrinos y 125 con cáncer colorrectal. De ellos, el 80,6% reconocieron haberse enfrentado a gastos significativos a causa de su enfermedad.

El 80,6% de los pacientes reconoce haberse enfrentado a gastos significativos a causa de su enfermedad

Estos gastos no son solo para pagar los medicamentos –en Alemania la mayoría de gastos están cubiertos por el seguro sanitario aunque los pacientes contribuyen mediante copago con los gastos de los medicamentos- también se han registrado otros gastos derivados de la enfermedad como son los viajes hasta el centro médico o incluso en el cuidado de los niños o las tareas del hogar. En este sentido, el 75% de los pacientes señalaron que estos costes se acercan a los 200 euros mensuales.

Pero tal y como señala el estudio, el principal problema no son los gastos que genera la enfermedad sino la disminución de la renta que provoca. “Las pérdidas en este caso exceden los 800 euros al mes en casi la mitad de los casos” explica la Dra. Mehlis. Es el caso de los pacientes con incapacidad para trabajar o que se han visto forzados a recudir sus horas de trabajo. Esta disminución de la renta, según muestra el estudio, está asociada a una visión negativa de la calidad de vida y a un mayor sufrimiento. “Cuanta más grande es la pérdida con respecto al nivel de ingresos previo al diagnóstico de la enfermedad, más negativamente califican los pacientes su situación personal” explica la profesora Winkler.

El principal problema no son los gastos que genera la enfermedad sino la disminución de la renta que provoca

El Dr. Dirk Arnold del Asklepios Tumorzentrum de Hamburgo, Alemania, comenta que “con este nuevo estudio, podemos ver no solo que las implicaciones económicas de un diagnóstico de cáncer son mucho más altas, sino también que las pérdidas monetarias asociadas con esta enfermedad tienen consecuencias psicosociales significativas”.

“Igual que los pacientes de cáncer reciben asesoramiento sobre los problemas en su estilo de vida, como nutrición, también el aspecto económico debería estar integrado de alguna manera en los programas de asesoramiento que les ofrecemos” señala Arnold.

Artículos relacionados: