Inicio ASP Cuando la investigación es el remedio

Cuando la investigación es el remedio

Compartir

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
El Día Mundial contra el Cáncer de Mama nos ha dejado muchos mensajes importantes. Me gustaría detenerme en uno: la importancia de la investigación, que ha permitido, por un lado, el lanzamiento de nuevos tratamientos, y, por otro, un mejor conocimiento de la biología del tumor y de los diferentes subtipos de la enfermedad.

Gracias a la ciencia cada día más mujeres vencen esta patología que causa tantísimo dolor en muchas familias. Solo en España se diagnostican 26.000 tumores de mama al año. Es el cáncer más común en la mujer en la actualidad. Durante la celebración del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés), hemos conocido nuevos avances. Si analizamos los datos en frío, cada tratamiento supone una mejora en la calidad y en la esperanza de vida de las pacientes. A veces se trata de meses. Parecen pequeños pasos pero si echamos la vista atrás y miramos con perspectiva vemos que la distancia recorrida es enorme y aún queda camino por delante. Las tasas de supervivencia y curación son cada vez más alta y se ha conseguido cronificar el cáncer de mama metastásico en muchos casos.

La crisis se superan pero saldremos más fuertes o más debilitados en función de la inversión dedicada a la investigación durante el periodo de dificultades

Insisto en la investigación porque en los últimos meses las previsiones económicas no son las mejores y para empeorarlo todo es muy posible que en 2019 el Gobierno tenga que trabajar con unos presupuestos prorrogados. Eso si no convoca elecciones generales. Cuando vienen mal dadas, nuestros políticos tienen la manía de recortar donde más falta hace: en ciencia, en sanidad y en educación. La crisis se superan pero saldremos más fuertes o más debilitados en función de la inversión dedicada a la investigación durante el periodo de dificultades.

Ocurre también en las grandes empresas. A medida que la cuenta de pérdidas y ganancias se desinfla se reducen los presupuestos para I+D+i. Las más pequeñas, ahogadas por las dificultades financieras, deciden echar el cierre. Y así se pierden en el abismo un sinfín de proyectos de investigación esperanzadores. Es difícil predecir qué va ocurrir. No es descartable una nueva recesión. El ejemplo de la última crisis económica está ahí. No debemos caer en los mismos errores. Los recortes en investigación, en sanidad y en educación pueden servir para cuadrar las cuentas a corto plazo pero si vemos los datos a largo plazo vemos más precariedad en el empleo, trabajo de menos calidad, más pobreza… Ya ha asomado los primeros síntomas de ralentización. Esperemos que nadie lo pague con la ciencia.

Artículos relacionados: