Inicio ASP Las mujeres con cáncer de mama y menos apoyo social tienen más...

Las mujeres con cáncer de mama y menos apoyo social tienen más riesgo de sufrir un trastorno psicológico

..Redacción.
El diagnóstico del cáncer de mama puede tener un importante impacto emocional sobre las mujeres que lo padecen. Un estudio presentado por el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama en el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que tuvo lugar entre el 19 al 23 de octubre en Munich, revela que el 54,4% de las pacientes tiene algún trastorno psicológico.

“El análisis tiene como objetivo estimar la prevalencia de los problemas psicológicos y su posible afectación en la calidad de vida, a nivel físico, en mujeres recientemente diagnosticadas de cáncer de mama, así como la presencia de factores sociales o de la propia enfermedad que puedan influir en ello”, apunta una de las autoras del estudio, la Dra. Silvia Antolín, especialista de la Unidad de Mama del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña y miembro del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama.

Dra. Antolín: “El análisis tiene como objetivo estimar la prevalencia de los problemas psicológicos y su posible afectación en la calidad de vida, a nivel físico, en mujeres recientemente diagnosticadas de cáncer de mama”

Se trata de un nuevo análisis del estudio EpiGEICAM, que recopila información epidemiológica de 973 casos de cáncer de mama de 23 hospitales españoles. “Queríamos ver si el diagnóstico de cáncer afecta emocionalmente a las pacientes, produciéndoles ansiedad, insomnio, depresión, síntomas físicos o alteraciones en su vida social”, explica la oncóloga.

En esta línea, los datos extraídos del estudio EpiGEICAM permiten concluir que las pacientes que cuentan con menos apoyo social y un nivel educativo más bajo presentan mayores posibilidades de sufrir alteraciones psicológicas. “Las pacientes con mayor riesgo de padecer problemas psicológicos son las que se encuentran en estadios más avanzados de la enfermedad, las que tienen poco soporte social y bajo nivel educativo. Otras variables asociadas a mayor incidencia de problemas o estrés psicológicos son trabajar en turno de noche, tener hijos y recibir quimioterapia o haberla recibido”, subraya la especialista. “Además, se observa que la existencia de problemas psicológicos se relaciona con una peor calidad de vida a nivel físico”, señala la Dra. Antolín.

La importancia de una ayuda psicológica profesional

A la luz de estos datos, esta experta considera que es fundamental prestar apoyo psicológico profesional a las pacientes desde el diagnóstico de la enfermedad, de forma individualizada y en función de las necesidades de cada una de ellas. En este sentido, “los resultados del análisis pueden suponer una contribución a la hora de diseñar intervenciones adaptadas a las características de cada paciente, que tengan en cuenta la información y educación de estas mujeres, el refuerzo del soporte social y la promoción de mejoras de su situación laboral (o de baja) de las mismas durante el tratamiento”, declara.

Según el parecer de la doctora Antolín, los hospitales deberían contar con unidades de psico-oncología o servicios de salud mental y ayuda psicológica, adscritos a los servicios de Oncología, y trabajar de manera coordinada. “Sin embargo, no todos los hospitales disponen de ello, y los que sí probablemente precisen más recursos, fundamentalmente humanos, para poder hacer un seguimiento de estas pacientes”, señala. Este tipo de unidades deberían cubrir todo el proceso de la enfermedad, no solo durante el diagnóstico sino también durante el tratamiento, con la realización de un seguimiento, añade.

Noticias complementarias: