Inicio ASP El papel de la enfermería, fundamental en el tratamiento y acompañamiento de...

El papel de la enfermería, fundamental en el tratamiento y acompañamiento de los pacientes con VIH

Compartir

..Elena Santa María.
Bilbao ha acogido la reunión organizada por Gilead Sciences, “VIH ES: Ir más allá de la indectabilidad. El papel de la enfermería en el manejo de la infección por VIH”.El VIH sigue siendo una infección muy presente en España, en 2016 se diagnosticaron 3.366 nuevos casos. Uno de los problemas que presenta es el diagnóstico tardío, que supone el 46% de las nuevas infecciones y con una incidencia un poco superior en hombre (61,1%) que en mujeres (55,7%).

Los pacientes de VIH tienen un riesgo más elevado de sufrir comorbilidades, factor que hay que tener en cuenta a la hora de adoptar decisiones sobre los tratamientos. En esta reunión se ha puesto de manifiesto la necesidad de reconocer las enfermedades indicadoras y el posterior test para el VIH. Las enfermedades más comunes definitorias de sida son la candidiasis esofágica, el síndrome debilitante y la enumonía por pneumocystis. Algunos estudios señalan que en algunas especialidades como urgencias, atención primaria, neurología y ginecología, a pesar de haber enfermedades definitorias de sida, no se recomendó el test del VIH.

Los pacientes de VIH tienen un riesgo más elevado de sufrir comorbilidades, factor que hay que tener en cuenta a la hora de adoptar decisiones sobre los tratamientos

Para el paciente de VIH es fundamental que su equipo asistencial sea accesible, sobre todo al inicio del tratamiento o en los cambios de medicación. Aquí cobra gran relevancia el papel de la enfermería. En palabras de Asunción García Gonzalo, enfermera del Hospital Galdakao-Usansolo de Vizcaya “la primera consulta que tiene el paciente VIH en nuestro hospital es con la enfermera. Le hablamos de la enfermedad, las vías de transmisión, cómo funcionan los protocolos en el hospital, el médico que se le ha asignado y se le pide analítica completa. Después, pasados 15 días se le cita con el médico para que le ponga el tratamiento pertinente.”

La enfermera es la que habla con el paciente de la enfermedad, las vías de transmisión, cómo funcionan los protocolos en el hospital

Asimismo, el profesional enfermero es quien acompaña al paciente a farmacia para presentarle al farmacéutico responsable que le administrará periódicamente la medicación. También se le facilita un teléfono de contacto para que pueda llamar en caso de cualquier duda que le surja con respecto a su enfermedad.

Los expertos han destacado que es importante reflexionar sobre cómo se puede ir más allá del control virológico y abarcar las diferentes situaciones a las que se enfrenta el paciente. Esto obliga a considerar la infección por VIH desde una nueva perspectiva, teniendo en cuenta que actualmente se ha convertido en una enfermedad con aspectos a destacar: su evolución es crónica, hay un aumento de la supervivencia y tiene un carácter de enfermedad inflamatoria sistémica que conlleva a la afectación multiorgánica con diferentes comorbilidades, a la aparición de neoplasias no definitorias de sida y al envejecimiento prematuro de los pacientes.

Los expertos han destacado que es importante reflexionar sobre cómo se puede ir más allá del control virológico y abarcar las diferentes situaciones a las que se enfrenta el paciente

Evitar las comorbilidades en el VIH puede ser posible utilizando fármacos innovadores, eficaces, con menor toxicidad y en un solo comprimido que contiene el régimen antiretroviral completo. En la actualidad, la triple terapia, régimen preferente en todas las guías nacionales e internacionales, es el tratamiento de referencia para el VIH ya que ha mostrado una mayor eficacia y durabilidad en la supresión virológica.

Evitar las comorbilidades en el VIH puede ser posible utilizando fármacos innovadores

Es muy importante, y en ello el papel de la enfermería es fundamental, que el paciente aprenda a vivir con el VIH explicándole que puede llevar una vida normal. Lo imprescindible para conseguir una buena calidad de vida es que haya una buena adherencia al TAR.

Noticias complementarias: