Inicio ASP En España se detectan cada año cerca de 4.000 tumores de origen...

En España se detectan cada año cerca de 4.000 tumores de origen desconocido

Compartir

..Redacción.
Entre el 3 y el 7% de los nuevos casos de cáncer que se detectan al año en nuestro país son de origen desconocido. O lo que es lo mismo: alrededor de 4.000 tumores. Así lo puso de manifiesto el doctor Ferran Losa, del Hospital Sant Joan Despí-Moises Broggi/ICO Hospitalet de Barcelona y presidente del Grupo Español de Cáncer de Origen Desconocido (GECOD), durante la celebración del primer simposio del grupo a nivel nacional, organizado en colaboración con la Sociedad Española de Oncologia Médica (SEOM) y con el apoyo principal de Foundation Medicine de Roche.

Dr. Losa (GECOD): “El diagnóstico supone ya de por sí, una fase avanzada de la enfermedad, para lo cual es importante actuar con rapidez para ofrecer a nuestros pacientes las mejores opciones de tratamiento”

Durante el encuentro se revisó de manera exhaustiva y actualizada la detección y manejo de estos tumores. De hecho, el presidente de GECOD insistió en la necesidad de compartir y difundir la posibilidad de poner en marcha ensayos clínicos y estudios traslacionales dirigidos a mejorar la precisión en el diagnóstico y tratamiento de estas patologías, así como dar a conocer la labor de este grupo cooperativo.

Fase avanzada de la enfermedad
Los cánceres de origen desconocido son aquellos que se manifiestan en forma de metástasis y de los que no se identifica el origen del tumor primario. “Esto se debe a que sus características hacen que no progrese donde se originó, pero sí lo hace en forma de enfermedad diseminada”, explicó el Dr. Losa. Además, puede deberse a que estos tumores “no cuenten con las condiciones necesarias para su crecimiento en el lugar de origen o por peculiaridades genéticas inherentes al propio tumor”, añade el experto. En cualquier caso, continúa, “el diagnóstico supone ya de por sí, una fase avanzada de la enfermedad, para lo cual es importante actuar con rapidez para ofrecer a nuestros pacientes las mejores opciones de tratamiento”.

Para tratar este tipo de tumores resulta fundamental la medicina de precisión, ya que permite disponer de información sobre las alteraciones genéticas y aplicar tratamientos dirigidos

Para tratar este tipo de tumores resulta fundamental la medicina de precisión, ya que permite disponer de información sobre las alteraciones genéticas y poder aplicar tratamientos cada vez más dirigidos. En este sentido, el presidente de GECOD señaló que “las plataformas moleculares son técnicas de diagnóstico que o bien nos orientan hacia el tumor primario subyacente con un alto nivel de probabilidad, o bien nos permiten detectar alteraciones genéticas o mutaciones concretas de las células del tumor para luego aplicar tratamientos dirigidos contra dichas mutaciones”. De esta forma se puede aplicar el tratamiento más adecuado a cada paciente, gracias a un mejor conocimiento de la biología del tumor.

La clave está en el tiempo
A diferencia de otros tumores en los que el diagnóstico en fases tempranas constituye uno de los principales retos, en el caso de los cánceres de origen desconocido este planteamiento no tiene cabida ya que, por definición, son tumores que se presentan en fases metastásicas sin que se conozca su origen primario. Por eso es importante que, una vez que se determine la falta de evidencia del tumor primario y tras realizar un estudio radiológico y anatomopatológico bien protocolizado, “se recurra a un experto en esta patología para valorar la indicación de realizar un diagnóstico molecular, que permita ganar tiempo y facilitar información que nos oriente a cómo tratarlo y, a la vez, evitar pruebas innecesarias”, aclaró el Dr. Losa.

Los tumores de origen desconocido se presentan en fases metastásicas sin que se conozca su origen primario

Por otro lado, el presidente del GECOD insistió en la importancia aplicar algoritmos diagnósticos que permitirán identificar dentro de los tumores de origen desconocido, aquellas situaciones que por su forma de presentación se dispone de tratamientos bien establecidos. “Para estos últimos, sí contamos con opciones de tratamiento. En el resto, es fundamental estudiar bien los genes para detectar mutaciones concretas y aplicar tratamientos de precisión. A través de la investigación clínica esperamos que se confirme que el paciente tendrá mejores resultados aplicando un tratamiento dirigido teniendo en cuenta la información genética del tumor, que si se aplica un tratamiento empírico como se ha venido haciendo hasta ahora”, concluyó el experto.

Noticias complementarias

Compartir