Inicio ASP Javier Téllez (GMV): Con Antari HomeCare el médico planifica terapias que el...

Javier Téllez (GMV): Con Antari HomeCare el médico planifica terapias que el paciente puede hacer en su casa

Compartir

..Elena Santa María.
Javier Téllez, especialista en soluciones Smart Health de GMV presentó durante el workshop ‘FACET system, an integrated solution for frailty’ celebrado en Madrid el pasado 29 de noviembre, la nueva versión de la plataforma antari HomeCare, diseñada para el proyecto europeo de Investigación e Innovación FACET. En iSanidad. Lo mejor de la sanidad, ha contado las características de esta nueva versión.

¿En qué consiste la plataforma Antari HomeCare y qué papel tiene dentro del proyecto FACET?
Es una plataforma que se utiliza para pacientes crónicos en el hogar. Lo que se ha hecho en el proyecto FACET ha sido adaptar esta plataforma para un caso de uso especial, que es el de la fragilidad. Es una patología que afecta a personas mayores en el proceso de envejecimiento. La plataforma se ha adaptado exclusivamente a las necesidades específicas del Hospital de Getafe. Estamos haciendo un ensayo clínico que se va a extender hasta mayo de 2019. Intervienen alrededor de 90 pacientes, tanto del Hospital de Getafe como del de Albacete. La idea ha sido adaptar la plataforma para este ensayo clínico teniendo en cuenta las necesidades específicas no tanto de los pacientes, sino de la medicina especializada en geriatría, en cuanto al tratamiento de la fragilidad. Esperamos obtener resultados positivos y demostrar que el uso de este tipo de herramientas puede servir no solo para incrementar la eficacia y eficiencia del geriatra sino también para incrementar el bienestar y la calidad de vida de los ancianos en su hogar.

Queremos demostrar que el uso de este tipo de herramientas puede servir para incrementar el bienestar y la calidad de vida de los ancianos

¿Cómo funciona?
El médico usa la plataforma para crear un plan terapéutico especial y personalizado para cada paciente. Cada paciente es un mundo con una necesidad y con comorbilidades específicas, y el gran problema de la asistencia de hoy en día es que existen plataformas genéricas y no hay forma de personalizar el tratamiento. HomeCare permite a los médicos conocer el estado del paciente a través de multitud de parámetros de monitorización tanto fisiológicos como de estilo de vida: el ejercicio que hacen o la nutrición, que son fundamentales. El segundo paso es enlazar esa información y el tercero es la actuación. En base a cómo está el paciente y analizar cómo queremos que esté, el médico es capaz de planificar las terapias y las acciones correctivas que el paciente puede hacer en su casa: desde cambiar el plan de monitorización, la terapia médica. Promover distintos contenidos educativos,etc.

HomeCare permite a los médicos conocer el estado del paciente a través de multitud de parámetros de monitorización tanto fisiológicos como de estilo de vida

¿Se podría utilizar para otras patologías?
Sí. La plataforma Antari HomeCare es una plataforma para el cuidado de pacientes crónicos. Lo que hemos hecho en FACET ha sido configurarla y adaptarla para este caso de uso. La plataforma de por sí contiene todos los elementos de infraestructura tecnológica para dar cabida a cualquier otra patología, de hecho la mayoría de las enfermedades crónicas tienen muchos aspectos en común, sobre todo el tratamiento que se le quiere dar al paciente. El objetivo de esta plataforma es fomentar la motivación del paciente para que siga las recomendaciones nutricionales, para que se ejercite adecuadamente, y sobre todo para tener un control estricto de la medicación, porque sabemos y así nos lo dice la historia de la telemedicina, que en casi todas las enfermedades crónicas, el gran porcentaje de enfermos que se deterioran, que necesitan hospitalización, son causa de que no se toman la medicación. Uno de los objetivos fundamentales de esta plataforma es ese, motivar al paciente a través de la interacción continua con el médico a seguir el plan terapéutico que establece éste.

El objetivo de esta plataforma es fomentar la motivación del paciente para que siga las recomendaciones nutricionales

¿Hay algún resultado del ensayo clínico que está en marcha en el Hospital de Getafe?
Todavía es pronto porque para intervenir en este tipo de patologías hace falta evaluar qué tipo de resultados estamos obteniendo y sobre todo hace falta un mínimo de seis meses de intervención para observar cambios o en el comportamiento o en los resultados del plan terapéutico.

La telemedicina, ¿es sostenible para el sistema?
Existen cantidad de ensayos clínicos que a lo largo del tiempo han demostrado no solo la eficacia sino también la sostenibilidad del sistema. Prueba de ello es que en España actualmente existen numerosas pequeñas y medianas empresas que viven de la telemedicina. Si en un país como España tan reacio al uso de la tecnología por parte de los pacientes, existen compañías pequeñas que viven de la telemedicina es porque el sistema les proporciona beneficios. En España la incorporación masiva de la telemedicina va a llevar tiempo, pero otra prueba de que es sostenible es que hay países de Europa, sobre todo los países escandinavos, en los que ya por ley se establece la necesidad y obligación de que los médicos ejecuten tareas de telemedicina, porque sí que saben que no solo mejora los outcomes para el paciente, los resultados terapéuticos sino que además a la larga es coste-efectivo. Por ejemplo, en el caso de la rehabilitación de pacientes que sufren un ictus, tienen que desplazarse por sus propios medios al hospital. ¿Qué es más barato, que un paciente tenga que ir dos veces a la semana usando sus propios medios de transporte y hacerle perder al médico horas de su tiempo o construirle una plataforma al médico para que pueda supervisar los ejercicios que el paciente hace diariamente en su casa? No hay color.

En España actualmente existen numerosas pequeñas y medianas empresas que viven de la telemedicina

¿Hacia dónde va el futuro de la telemedicina?
Es complicado. La telemedicina es una promesa que lleva encima de la mesa durante los últimos 20 o 30 años. Desde que existe el teléfono, existen experiencias de telemedicina, las enfermeras llamaban al paciente para saber cómo se encuentran, si están siguiendo la terapia, etc. No sé cuál va a ser el futuro de la telemedicina, ojalá fuera que no existiese, eso querría decir que existen terapias para todas las enfermedades, eso no va a suceder. Lo que sí parece claro es que el futuro, ya no de la telemedicina sino de la salud digital pasa por ofrecer a los médicos y a los pacientes mecanismos para mejorar la gestión de la enfermedad. En el caso de los médicos, es algo que empieza a despuntar ahora, es la necesidad de ofrecerles mecanismos y sistemas de ayuda a la decisión basados en técnicas de inteligencia artificial para que tengan la capacidad de predecir cuál va a ser a 6 meses o a un año el estado del paciente, y actuar en consecuencia.

Noticias complementarias:

Compartir