Inicio ASP Un total de 11 sociedades científicas firman un consenso en urología

Un total de 11 sociedades científicas firman un consenso en urología

..Redacción
La creciente demanda de atención integral de los pacientes con síntomas del tracto urinario (STUI) ha llevado a 11 sociedades científicas con la colaboración de la compañía farmacéutica Astellas a elaborar un consenso sobre el abordaje integral, homogéneo y multidisciplinar (urología, ginecología, atención primaria, geriatría, enfermería, rehabilitación y farmacia). La iniciativa ha quedado plasmada la obra Criterios de derivación y manejo integral del paciente con STUI, que parte con el objetivo de mejorar la atención y la calidad de vida de estos pacientes.

Las sociedades que se han sumado a este proyecto son la Asociación Española de Urología (AEU), la Asociación Española de Enfermería Urológica (ENFURO), la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontología (SEGG), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) y la Sociedad Iberoamericana de Neurourología y Uroginecología (SINUG).

Santiñá: “La participación de estas sociedades científicas indica la relevancia que tiene este problema de salud dada su prevalencia entre la población, y la importancia que estas sociedades dan a que haya una buena coordinación entre los diferentes especialistas”

“La participación de este conjunto de sociedades científicas indica la relevancia que tiene este problema de salud dada su prevalencia entre la población, y la importancia que estas sociedades dan a que haya una buena coordinación entre los diferentes especialistas que participan en la atención a los pacientes que lo sufren”, explica el Dr. Manel Santiñà, presidente de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), en representación de todas las sociedades.

El documento trata de iniciar un camino para el abordaje conjunto e integral del paciente, ya que se ha planteado como una hoja de ruta que busca disminuir la variabilidad clínica, hacer más ágil y eficiente el paso del paciente por el sistema sanitario, garantizando la continuidad asistencial y mejorando su calidad de vida. “En los STUI es esencial el trabajo en equipo, pues intervienen en su diagnóstico, tratamiento, derivación y seguimiento diferentes especialistas de la medicina, de la enfermería y de la farmacia. El abordaje coordinado, sistematizado y multidisciplinar facilita el buen hacer de los profesionales sanitarios y que el paciente reciba la asistencia que necesita en cada momento, en función de la situación en que se encuentre”, añade el Dr. Santiñà.

Los STUI en el varón y la mujer
Los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) afectan a una elevada proporción de hombres y mujeres de la población general, aumentando el número de personas afectadas con la edad. En el caso de los hombres destaca la hiperplasia benigna de próstata, que afecta entre el 40% y el 90% a partir de los 50 años y que suele ser un motivo muy común de consulta, principalmente en Atención Primaria. No obstante, existen otras patologías del tracto urinario, cardiacas y metabólicas que pueden manifestarse con síntomas parecidos, por lo que la complejidad de los STUI en el hombre obliga a un diagnóstico detallado para planear la mejor estrategia terapéutica.

La hiperplasia benigna de próstata afecta entre el 40% y el 90% a partir de los 50 años y que suele ser un motivo muy común de consulta

Respecto a los STUI en la mujer, destaca la alta prevalencia tanto de la incontinencia urinaria (IU) como de la vejiga hiperactiva (VH), patologías que con frecuencia pasan desapercibidas en las consultas médicas. La prevalencia global en España de IU en la mujer es del 30%-40 % en mujeres de mediana edad y hasta 50 % en mujeres ancianas, mientras que en VH es del 23,6% en mujeres mayores de 40 años.

Barreras pendientes
Aunque se ha demostrado la preocupación que presentan por los STUI, en el caso de los varones, solo un 19% solicita asistencia sanitaria y un 10,2% recibe tratamiento médico. Incluso, de los que reciben tratamiento, la tasa de adherencia a los tratamientos farmacológicos es aproximadamente del 30%, una falta de adherencia que se asocia a un mayor riesgo de ingreso y cirugía prostática. En el caso de las mujeres, el 49,8% de las pacientes diagnosticadas con VH no cumple el tratamiento prescrito por su médico.

La falta de adherencia es una de las barreras que impiden una buena calidad de vida en los pacientes con estas patologías. Contribuyen diferentes factores, como una comunicación deficiente entre los profesionales sanitarios y los pacientes. Además de mejorar la adherencia, otras barreras son, en el caso de los STUI en varones, la correcta identificación de las causas multifactoriales y diferenciación de las categorías de síntomas existentes, así como el uso correcto de fármacos, tanto en monoterapia como en terapia combinada, especialmente en hiperplasia benigna de próstata. Otro problema es la deficitaria integración de los distintos niveles asistenciales y la adecuada comunicación entre los profesionales implicados. Una correcta relación, a juicio de los especialistas, permitiría mejorar el rendimiento diagnóstico, la adherencia al tratamiento, controlar la evolución de la enfermedad y, en definitiva, mejorar los resultados en la atención de los pacientes.