Inicio Política sanitaria SoMaMFyC se manifiesta contra los planes de la Comunidad de Madrid

SoMaMFyC se manifiesta contra los planes de la Comunidad de Madrid

Compartir

En consonancia con los comunicados previos en relación con el Plan de Garantías para la Sostenibilidad del Sistema Sanitario de la Comunidad de Madrid, la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (SoMaMFyC) se manifiesta rotundamente en contra de dicho plan y lamenta la actitud de la Consejería de seguir avanzando en su desarrollo en contra de la opinión mayoritaria de los profesionales de la sanidad, sociedades científicas, colegios profesionales y organismos de colaboración de la Consejería.

En las últimas semanas, tras el levantamiento de la suspensión cautelar del proceso de privatización, se ha procedido a la asignación de 6 hospitales a empresas con ánimo de lucro que en términos más o menos frívolos (acerca del turismo sanitario, por ejemplo) han expresado su intención de obtener ganancias de la atención sanitaria a la población que se les ha asignado. Si la intención no es la de bajar los sueldos a los profesionales (ya de por sí bajos, situándose entre los más precarios de la Unión Europea) o disminuir prestaciones en su cartera de servicios, entendemos que en muy baja consideración tienen a los actuales gerentes y a los profesionales del sistema público cuando piensan que es posible mantener la calidad del sistema, la dignidad de sus profesionales, el sistema de formación, la innovación e investigación y además lucrarse, solamente mejorando la eficiencia. La bibliografía consultada y los hechos no refuerzan esta idea y ni siquiera la Consejería ha dado datos al respecto ni ha sabido expresar el porcentaje de ahorro estimado.

La SoMaMFyC es consciente de que en el actual contexto de crisis, el sistema de salud debe ser lo más sostenible posible y ello implica mayores exigencias. Pero los profesionales sanitarios no hemos protestado ni por la disminución del sueldo ni por el menoscabo de sus condiciones laborales (reducción de pagas, disminución de días de libranza, disminución de días de formación….), sino que hemos propuesto estrategias razonables para aumentar la eficiencia del sistema como es la autonomía de gestión.

Anteponer la privatización de los centros, con el marasmo de situaciones conflictivas que de ello se derivan y su dudosa legalidad (colocación de los profesionales fijos en otros centros sanitarios), en vez de buscar otras formas de gestión nos parece inadecuado y como Sociedad nos mostramos radicalmente en contra