Inicio ASP Los pacientes con dolor reclaman la retirada del visado a los parches...

Los pacientes con dolor reclaman la retirada del visado a los parches con lidocaina

..Cristina Cebrián.
Los pacientes solicitan ser escuchados por la Administración. Desde el pasado mes de noviembre el Ministerio de Sanidad está aplicando un visado especial para que aquellos pacientes que sufren dolor postherpético puedan acceder a los parches de lidocaína al 5% con indicación clínica. Esto supone que se evita el acceso a este medicamento a aquellos pacientes que pudieran presentar otro tipo de dolor neuropático y que no tenga un origen específicamente posherpético. Desde la Asociación Española de Pacientes con Dolor piden que se retire este visado ya que estos parches proporcionan una sensación de alivio a aquellos que padecen dolor.

Hasta ahora, más del 90% de estos parches de lidocaina eran prescritos por los diferentes facultativos para tratar algún tipo de dolor

Hasta ahora, más del 90% de estos parches de lidocaina eran prescritos por los diferentes facultativos para tratar algún tipo de dolor, como, por ejemplo, ocurre con los pacientes que presentan dolor postquirúrgico-neuropático y, siempre que este tratamiento demostrase su eficacia y eficiencia  para el paciente. “Se trata de un medicamento que, si el paciente no presenta ninguna intolerancia al principio activo anestésico, no presenta efectos secundarios sistémicos como sí ocurre en el caso de otros fármacos que se prescriben para abordar el dolor. Estamos muy contentos de que se haya reducido su precio, pero el Gobierno está dificultando su acceso con otras medidas”, explica el doctor Salvador. 

Para Ignacio del Rio, director de la Asociación Española de Pacientes con Dolor Neuropático, señala que “existe una dejadez total por parte de la Administración hacia los pacientes que sufren dolor y la prueba es que un paciente puede tardar más de un año en nuestro Sistema de Salud en alcanzar la Unidad de Dolor y recibir tratamiento”.

Ignacio del Río: “Existe una dejadez total por parte de la Administración hacia los pacientes que sufren dolor”

Evitar la cronicidad
El doctor Cesar Margarit presentó recientemente, en unas jornadas en Madrid, un estudio europeo que revela que los pacientes que sufren dolor crónico severo, según la escala EVA con una puntuación de más de 6, tienen peor calidad de vida que los pacientes oncológicos que no están en fase paliativa, comentó este clínico.

Para los pacientes que sufren dolor no deberían existir diferencias ya que, según aclara María José Gómez, portavoz de pacientes de esta Asociación, “se trata de dolor y no es específico. Me parece mal que ni siquiera tengamos la opción de poder comprar el parche”, añade la paciente.

Mª José Gómez (paciente): “El problema es que quien Gobierna no tiene ninguna autoridad sobre las competencias de salud delegadas en cada una de las comunidades autónomas”

Las competencias transferencias a cada comunidad autónoma en materia de salud suponen un problema en este aspecto ya que, tal y como advierte la paciente María José Gómez, “el problema es que quien Gobierna no tiene ninguna autoridad sobre las competencias de salud delegadas en cada una de las comunidades autónomas. Debe resultar aburrido soltar siempre el mismo discurso sin que el Gobierno presente soluciones. Deberían centralizar el gasto sanitario, pero esto no le interesa a nuestro Gobierno”, señala.

Prescripción libre de medicamentos
La libertad de prescripción de fármacos es otro de los aspectos que preocupa a esta asociación ya que “en España muchos clínicos que trabajan en el Sistema Nacional de Salud están totalmente presionados y no pueden prescribir con normalidad el medicamento más adecuado para sus pacientes porque se juegan el puesto. Y, así nos lo confiesan a los pacientes fuera de consulta”, indican desde la Asociación Española de Pacientes con Dolor Neuropático.

El 70% de los pacientes que sufren dolor también experimentan ansiedad o depresión

María Huerta, coordinadora entre pacientes y clínicos de esta Asociación, explica que “muchos clínicos que trabajan en la sanidad pública se sienten presionados por sus gerentes para recudir el coste sanitario, según nos informan los propios facultativos”. Por ello, desde esta asociación están formando a los pacientes para “que no se queden estancados eternamente en las Unidades de Dolor”, afirman.

Por último, el doctor Juan Antonio Micó, presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED), explica que es necesario crear con urgencia más Unidades de Dolor en el SNS. Y es que, según este experto, “el 62% de los pacientes que sufren dolor no han sido nunca derivados y, de los que sí, el 69% tardó más de un año en acceder a la Unidad del Dolor y el 31% más de cinco años”. Además, la media de edad del paciente afectado es de 46 años y el 70% de los pacientes que sufren dolor también experimentan ansiedad o depresión.   

Noticias complementarias