Inicio ASP Hospital Quirónsalud Zaragoza incorpora nueva técnica menos agresiva para tratar el cáncer...

Hospital Quirónsalud Zaragoza incorpora nueva técnica menos agresiva para tratar el cáncer de recto

..Redacción.
El equipo de cirugía general y aparato digestivo de Hospital Quirónsalud Zaragoza, ha practicado, por primera vez en un centro privado aragonés, una intervención de cáncer de recto por la técnica TAMIS.

Como informa el grupo Quirónsalud, esta práctica quirúrgica que, se realiza vía intrarrectal, utiliza el instrumental de laparoscopia, y está indicada para tratar neoplasias benignas o pólipos que no sobrepasen la capa mucosa del recto (estadio T1), y no se pueden extirpar por colonoscopia.

El equipo de cirugía general y aparato digestivo de Hospital Quirónsalud Zaragoza, compuesto por los doctores Rocío Ferrer y José Fernando, se muestran orgullos de “los resultados” obtenidos en la intervención, ya que “son muy favorables”.

La técnica TAMIS supone una gran mejora para la extirpación de lesiones dentro del recto que, en otras situaciones, precisa cirugías mucho más agresivas para el paciente

En palabras de la Dra. Ferrer, “esta técnica supone una gran mejora para la extirpación de lesiones dentro del recto que, en otras circunstancias, requieren cirugías mucho más agresivas que pueden implicar el corte de parte del intestino y su posterior unión o permanecer de por vida con una bolsa de colostomía”.

En concreto, la técnica TAMIS se realiza mediante la introducción a través del ano de un dispositivo especial flexible, llamado de puerto único. Tras introducirse el instrumental, se insufla gas para crear una cavidad en el recto y de esta forma acceder a la lesión.

Según el informe ‘Las cifras del cáncer en España 2019’ que elabora la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer de colon y recto será el más diagnosticado con 44.937 casos, siendo en ambos casos, el segundo tanto en hombres (primero el de próstata) como en mujeres (primero el de mama).

Como indica el Dr. José Fernando, la recuperación del paciente con esta técnica se mejora, y es que “gracias al acceso directo se reduce el tiempo de intervención y la recuperación es más rápida y menos dolorosa”. El dato es concluyente, “solo conlleva 24 horas de ingreso y no requiere quimioterapia o radioterapia”.

Noticias complementarias: