Inicio ASP Los hepatólogos marcan los 10 pasos para la eliminación de la hepatitis...

Los hepatólogos marcan los 10 pasos para la eliminación de la hepatitis C

..Juan Pablo Ramírez.
Una estrategia de cribado universal sería el paso definitivo hacia la eliminación de la hepatitis C en España. Un año y medio después de que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) diera el visto bueno al tratamiento universal, los hepatólogos continúan esperando a que el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se decidan a implementar un plan para identificar a los pacientes no diagnosticados.

Ante la inacción de las administraciones, las sociedades científicas y asociaciones de pacientes que integran la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) han presentado un plan con 10 pasos para poner coto al virus de la hepatitis C durante el Congreso anual de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH). “Se los vamos a hacer llegar a todas las administraciones. Estamos pendientes de una reunión con los nuevos responsables del plan estratégico de la hepatitis C”, explicó el coordinador de AEHVE, el Dr. Javier García-Samaniego. El entorno no es el más propicio debido a la reciente convocatoria de elecciones generales. “Puede que se ralentice por la disolución de las Cortes. Facilitaría mucho que el Ministerio lo liderara desde Salud Pública”, añadió.

En el primer punto plantean el desarrollo de estrategias para la microeliminación en los grupos primarios: las personas que se inyectan drogas por vía parenteral, hombres que practican sexo con hombres y mantienen conductas de riesgo e inmigrantes procedentes de zonas de alta prevalencia

En el primer punto plantean el desarrollo de estrategias para la microeliminación en los grupos primarios: las personas que se inyectan drogas por vía parenteral, hombres que practican sexo con hombres y mantienen conductas de riesgo e inmigrantes procedentes de zonas de alta prevalencia. AEHVE insta también a las administraciones a crear vías asistenciales en los colectivos más vulnerables y alejados del sistema sanitario. Implicaría una mayor coordinación entre los ámbitos comunitario, social y sanitario con el fin de poder derivar a un especialista a personas infectadas desde centros de atención de adicciones, instituciones de atención a personas con infecciones de transmisión sexual, centros de salud mental, servicios sociales municipales, ONG… Los especialistas proponen también centros fijos o móviles dotados de pruebas rápidas o explorar la posibilidad del auto-test domiciliario.

En cuarto lugar, se encuentra la búsqueda de pacientes con serologías positivas que no hayan sido tratados y garantizar la continuidad asistencial. Este punto requería cruzar bases de datos lo que implicaría dotar de la formación y las herramientas a los laboratorios y a los microbiólogos. El quinto paso implica una garantía de homogeneidad y coordinación territorial del SNS. Un año más los hepatólogos insisten en la necesidad de implantar el diagnóstico en un solo paso. Un informe presentado el año pasado advertía que solo uno de cada cuatro hospitales estaba capacitado para llevarlo a cabo. El Dr. García-Samaniego destacó que “cada vez más hospitales se unen porque permite recuperar muchos pacientes que se pierden con serologías positivas”. Tanto la Dra. María Buti, presidenta de la AEEH, como el Dr. Juan Turnes, del Complejo Hospitalario de Pontevedra, destacaron que en Cataluña y Galicia “está implantado en todos los centros”.

Un año más los hepatólogos insisten en la necesidad de implantar el diagnóstico en un solo paso

El séptimo punto hace referencia a la puesta en marcha de una estrategia de microeliminación en prisiones. Los últimos datos ponen de manifiesto que la prevalencia en los centros penitenciarios asciende al 3%, lo que tendría impacto tanto a nivel interno como en el resto de la sociedad. La Dra. Buti advirtió que hay comunidades que tienen más avanzada esta estrategia en función de las transferencias de prisiones. En octavo lugar, se encontraría la definición de los criterios para el desarrollo de una estrategia de cribado en población general. Los últimos estudios ponen de manifiesto que “es coste-efectivo en mayores de 18 años”, subrayó la Dra. Buti. El Dr. García-Samaniego se manifestó en la misma línea e incidió en las personas de entre 45 y 75 años.

En cuanto a los dos últimos puntos las sociedades que forman parte de AEHVE instan a las administraciones a desarrollar políticas de prevención y a promocionar la educación para evitar posibles reinfecciones.