Inicio ASP El sesgo de género también afecta a las pacientes

El sesgo de género también afecta a las pacientes

..Elena Santa María.
Durante los días 7 y 8 de marzo, se celebró en Mérida el XI Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico. Durante el mismo, los expertos destacaron la importancia de tener en cuenta el sexo del paciente en la toma de decisiones clínicas, diagnósticas y terapéuticas en las enfermedades crónicas, porque muchos medicamentos se metabolizan de forma diferente en las mujeres que en los hombres, debido a las variaciones en el tamaño corporal o los niveles de hormonas sexuales, y pueden presentar distintos efectos adversos en un caso y otro.

La presidenta del Comité Organizador del Congreso, la Dra. Ana Arroyo, ha señalado que “cuando hablamos de mujer y cronicidad se abre la puerta a un gran debate global y otros paralelos en los que nos debemos preguntar sobre cómo se aborda la mujer como paciente de enfermedades crónicas o la mujer cuidadora principal de pacientes crónicos”.

Muchos medicamentos se metabolizan de forma diferente en las mujeres que en los hombres, debido a las variaciones en el tamaño corporal o los niveles de hormonas sexuales

Pero no solo en la cronicidad hay diferencia entre hombres y mujeres. Explicaba la Dra. Trinidad Serrano, jefa de sección de Hepatología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza y una de las promotoras del Grupo Español de Mujeres Hepatólogas, que el sesgo es general porque la medicina está estudiada en el modelo masculino, “se da por hecho que es igual y que lo que encuentras en el hombre va a ser idéntico en la mujer, y no siempre es así”.

Este hecho es especialmente evidente en el caso de la enfermedad cardiovascular, ya que en las mujeres es más frecuente que se manifieste en forma de ictus mientras que en los hombres suele ser en forma de infarto de miocardio. Precisamente por eso, el infarto en las mujeres está infradiagnosticado. Esto es así porque se consideran los síntomas típicos los que se dan en el patrón masculino.

El estudio HERMEX, realizado en Extremadura, demuestra que el 52% de los varones con riesgo cardiovascular alto o muy alto tomaban fármacos para bajar el colesterol frente a un 34% de mujeres. Además, la presencia de mujeres en los ensayos clínicos es mucho menor, por lo que resulta más difícil extrapolar sus datos a la práctica clínica diaria.

El 52% de los varones con riesgo cardiovascular alto o muy alto tomaban fármacos para bajar el colesterol frente a un 34% de mujeres

También hay diferencias notables en la diabetes, ya que ciertos procesos hormonales que suceden durante la pubertad, el embarazo o la menopausia pueden afectar al control del nivel de la glucosa. O en los factores de riesgo del cáncer como la herencia genética ya que los síndromes de cáncer de mama y ovario familiar son frecuentes y afectan principalmente a las mujeres de la familia afectada.

En este sentido, la Dra. Juana Carretero, presidenta del Comité Científico del Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico y vicepresidenta segunda de la SEMI, comenta que “para garantizar que las necesidades de salud integral de la mujer se satisfagan a lo largo de la vida, los sistemas de salud y las sociedades deben abordar de manera eficaz programas de salud reproductiva, de nutrición, de enfermedades infecciosas y crónicas. La medicina específica para cada sexo debe ser parte integral de todos los programas de educación y prevención de la salud, por lo que se debe acelerar la investigación y la educación clínica en esta área vital”.

Noticias complementarias: