Inicio ASP Expertos debaten sobre el Big Data y su influencia en la Medicina...

Expertos debaten sobre el Big Data y su influencia en la Medicina y Ética

..Redacción.
Por vez primera en la historia, el hombre tiene la posibilidad técnica de poder procesar y tratar informáticamente todos los datos que genera, un “descubrimiento” con un incalculable valor para el campo de la Medicina, tal y como han puesto de manifiesto los expertos que se dieron cita en el marco del XX Ateneo de Bioética organizado recientemente por la Fundación Ciencias de la Salud bajo el título ‘Big Data: Ciencia, medicina y ética’.

En el informe elaborado por las consultoras Roland Berger y France Digitale (Joining the dots-A map of Europe’s Al Ecosystem), España se posiciona entre los cuatro ecosistemas de Inteligencia Artificial más desarrollados de Europa.

El uso del Big Data permite aprovechar los datos masivos que en la práctica clínica se crean para hacer inferencias estadísticas y extraer conocimiento que permita readecuar o innovar en todos los aspectos de la sanidad

En palabras del profesor Diego García, presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, “uno de los grandes problemas de la humanidad es que ha perdido la mayor parte de la información que ha ido generando a lo largo de la historia”, sin embargo,  la llegada del Big Data pone fin a este problema”, añade. Toda una serie de tecnologías que han permitido el desarrollo de la genómica y la proteómica, con una gran repercusión tanto en la prevención, como en el diagnóstico y tratamiento médico, explicó el profesor durante su intervención.

El empleo de la tecnología de Big Data permite aprovechar los datos masivos que en el día a día se generan en la práctica clínica para hacer inferencias estadísticas y extraer conocimiento que permita readecuar o innovar en todos los procesos de la sanidad. Ahondando más en este aspecto, Urko M. Marigorta, investigador del CIC bioGUNE, considera que gran parte de las diferencias que explican que unos individuos sufran enfermedades y otros no, se deben a factores genéticos: “Cada vez sabemos usar mejor los datos genéticos de cada individuo para hacer un estudio exhaustivo sobre el riesgo de enfermedad en cada persona y lo hacemos a un menor coste”, afirma. De tal forma que será posible hacer estudios poblacionales que permitirán clasificar a cada individuo en grupos del tipo “bajo riesgo” o “alto riesgo”, lo que facilitará la creación de protocolos médicos que se adapten a su práctica acorde a este conocimiento. “Por 50 euros podemos hacer un estudio preliminar del genoma de cada persona, medir su riesgo genético y seleccionar el 1, 5 o 10% de individuos que tienen más riesgo de sufrir determinadas enfermedades”, indica el experto.

Se avanza hacia una medicina de precisión que procesará toda la información del paciente, lo que permitirá crear tratamientos personalizados

Francisco Herrera, director del Instituto Andaluz Interuniversitario en Data Science and Computational Intelligence (DaSCI) Universidad de Granada, destaca que se avanza “hacia una medicina de precisión que procesará toda la información del paciente (genética, dietética e incluso del entorno en el que vive, permitiendo crear tratamientos altamente personalizados”.

El problema ético de la confidencialidad de los datos

Avances tecnológicos a disposición del hombre que traen grandes ventajas, pero que como reconocen los expertos reunidos en el XX Ateneo de Bioética, el problema ético más importante que se plantea es el que hace referencia a la “confidencialidad” de los datos, de tal manera que la intimidad y privacidad de las personas se respete y se controle la circulación de las noticias falsas.

Al respecto, el profesor Gracia indica que los adelantos técnicos, desde el punto de vista ético son ambivalentes, y es que las nuevas tecnologías tienen un gran potencial, pero tanto positivo como negativo. Por ello reconoce que “es ahora cuando nos estamos dando cuenta del valor de los datos, de la información, y de los peligros que eso conlleva”.

Para Marigorta, incorporar esta información en la práctica clínica, sus efectos no están del todo claros, y es que asevera que “claramente debería permitir una detección de enfermedades más temprana, y una vez diagnosticados, permitir prever la futura trayectoria (prognosis) de cada paciente, pero andamos cojos por este lado, ya que justo ahora se están creando los estudios para evaluar este aspecto”.

Por su parte, para Herrera, sería deseable poder crear equipos interdisciplinares de expertos en Inteligencia Artificial y en medicina y tener la posibilidad de acceder a los datos médicos con todas las garantías de protección de los pacientes.

Noticias complementarias: